Tags: Negocio | Latam |

¿Marketing o realidad? Otra mirada sobre los patrones de ahorro de los millennials y sus conocimientos financieros


¿Recuerdan la película “Reality Bites” (“Bocados de realidad” en España)? En ella, unos jovencísimos Ben Stiller y Winona Ryder encarnan las vidas de dos veinteañeros a principios de los 90: sus inquietudes, sus aspiraciones y su choque contra la realidad. Aquella generación ha pasado a la historia como Generación X, y su relevo la han tomado los millennials o Generación del Milenio, es decir, los nacidos entre 1980 y el 2000. BNY Mellon ha realizado un estudio junto con un equipo de estudiantes de la Judge Business School de la Universidad de Cambridge en el que se aborda el conocimiento que tiene esta capa de la población sobre las opciones financieras a su disposición, sus necesidades educativas y de productos y sus actitudes frente a las finanzas. El informe, titulado “Generación Perdida: Comprometer a la Generación del Milenio para ahorrar para la jubilación” deja una serie de duras conclusiones y advertencias para la industria de gestión. 

“Las altas deudas estudiantiles, la escasa seguridad en el trabajo y el bajo crecimiento de la economía mundial están provocando que los millennials se enfrenten a una serie de desafíos financieros diferentes a los de los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1965) y la Generación X”, explica a modo de introducción Paul Kelly, graduado de la Cambridge Judge Business School e investigador conjunto del estudio. Kelly declara que “es crucial que los proveedores de servicios financieros entiendan cómo pueden impulsar a los millennials para que ahorren para su jubilación”. 

Uno de los principales hallazgos de los investigadores ha sido que, como consecuencia de la conjunción de tendencias demográficas, políticas y macroeconómicas, muchos millennials se enfrentan a una jubilación menos cómoda que generaciones anteriores, pero al mismo tiempo muchos no son conscientes de la realidad del futuro que les espera. “Su falta de conocimiento sobre los asuntos financieros parece ser tanto resultado de la falta de educación e información como de la falta de interés”, indica el estudio, que ha detectado que un 46% de los consultados han declarado no recibir ninguna información sobre asuntos financieros en su puesto de trabajo o centro educativo. Otro ejemplo: un 51% de participantes ha señalado que calculan el tamaño del fondo que necesitarán para la jubilación “dando palos de ciego”, en lugar de basarse en datos de la industria, mientras que otro 39% hace “suposiciones razonables” sobre el dinero que puedan necesitar. Y para terminar este bloque: un 63% de encuestados ahorraría más si su pensión permitiera múltiples retiradas durante toda su vida.

Un dato interesante de cara a la innovación de producto es que, de media, los encuestados desearían asignar un 42% de su cartera a productos financieros con un sesgo social, aunque al mismo tiempo un 95% ha opinado que  los fondos de pensiones y compañías de seguros ofrecen opciones limitadas, escasas o nulas para invertir en productos ISR. “Debería hacerse más propaganda a los millennials sobre la inversión responsable”, afirma Sandra Carlisle, directora de Inversión Responsable en Newton, parte de BNY Mellon IM. Ésta añade que “el hecho de que la Generación del Milenio tenga actualmente poco conocimiento sobre la inversión responsable no quiere decir que no invertirían de esa forma si tuvieran la oportunidad”. Carlisle propone la siguiente solución: “Las empresas de servicios financieros deben desarrollar y proporcionar educación a la Generación del Milenio sobre las inversiones responsables y las finanzas sociales, y facilitarles la posibilidad de asignar a este segmento un porcentaje de sus ahorros para la jubilación. Un enfoque de todo o nada desalentará a algunos inversores”.

Por qué es necesario cambiar la estrategia de comunicación

Otra de las principales conclusiones del estudio es que los proveedores de servicios financieros –aseguradoras, bancos, gestoras– necesitan tender nuevos puentes de comunicación con los miembros de esta generación para facilitar que aumenten sus conocimientos sobre finanzas y ayudarles a tomar decisiones. “El sector de servicios financieros tiene que hacer más para promover la educación financiera asociándose con proveedores comunitarios de educación financiera, comprometiéndose con escuelas y universidades y presionando a los gobiernos nacionales para el cambio”, comenta al respecto Sadia Cuthbert, directora de Desarrollo Empresarial de la Cambridge Judge Business School. Su conclusión es que “los jóvenes necesitan una participación regular a través de múltiples canales si quieren estar preparados para hacer frente a los desafíos a los que se enfrentan y procurarse su propia jubilación”.

Coincide en este punto de vista Paul Traynor, director de Seguros de EMEA, APAC y LatAm en BNY Mellon: “Sin un nuevo enfoque, corremos un riesgo real de que la generación del milenio se convierta en una generación perdida, tanto en el sector de servicios financieros como en términos de su propia preparación para la jubilación”. Teniendo en cuenta que el 77% de encuestados desea que le digan la “cruda realidad” de su economía después de la jubilación, Traynor reflexiona lo siguiente: “Los Millennials dicen que quieren una vinculación más significativa con las aseguradoras y otros proveedores de servicios financieros y saber la verdad sobre lo pobres que pueden ser durante la jubilación si no empiezan a ahorrar pronto. Están listos para escuchar mensajes más agresivos, honestos y realistas acerca de los desafíos a los que se enfrentan procurándose su jubilación”.
 
La muestra que compuso el estudio, un total de 1.253 personas con edades comprendidas entre los 25 y los 35 años, procedía de seis mercados clave por su diversidad (emergentes y desarrollados, con diferentes sistemas de pensiones públicos y privados): Australia, Brasil, Japón, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos. La encuesta se desarrolló entre julio y septiembre de este año y es la continuación de otro estudio publicado por BNY Mellon el año pasado, titulado “El Juego Generacional: el ahorro para el nuevo Millennial”. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos