Luis Buceta: “El enfoque value bien entendido y aplicándolo correctamente, a lo largo del tiempo funciona”


En diciembre de 2008, Luis Buceta, Head of Equity Investments en BNP Paribas Wealth Management, se hace cargo del fondo BNP Paribas Bolsa Española con el objetivo de darle un vuelco a su gestión y llevarlo al estilo de inversión que él cree que es el más adecuado, el value.

Aunque sea una filosofía que muchos asocian a una moda, Buceta considera que este enfoque bien entendido y aplicándolo correctamente ha demostrado que a lo largo del tiempo funciona. “La gran mayoría de los grandes inversores americanos siguen un estilo value”, determina. Sin embargo, el problema en España es que son pocos los que pueden llevar el apellido value ya que, salvo algunos casos aislados, no hay “historias largas” para demostrar el buen funcionamiento de este enfoque de inversión, apunta.

El fondo de bolsa que gestiona refleja todos los principios de este estilo de inversión. El gestor aplica un análisis fundamental y busca aquellas compañías cuyo valor intrínseco sea muy superior frente al valor que cotizan. La búsqueda la dirige a negocios comprensibles, con ventajas competitivas sostenibles, en sectores con fuertes barreras de entrada y que cuenten con un equipo directivo íntegro y competente.

Según Buceta, existen factores que pueden demostrar la calidad de los negocios, como un ROCE consistentemente por encima del coste de capital, la estabilidad en la generación de flujos de caja libres para el accionista, la solidez de balances poco endeudados o un dividendo sostenible que, generalmente, suele estar soportado por esa generación de caja.

En este tipo de compañías es donde centra el grueso de su cartera, pero también hay ciertos negocios que pueden no cumplir algunos de los criterios anteriores y cuya cotización está muy castigada. Una situación en la que podría considerar entrar pero siempre teniendo en cuenta un factor muy importante para el gestor: el margen de seguridad.

Para que Buceta acceda a una compañía, suele fijar la diferencia entre el valor intrínseco y al que cotiza en torno al 30%. El objetivo es evitar la pérdida permanente de capital ya que “si la diferencia fuera de un 7%, cualquier error en el análisis podría provocar pérdidas considerables”. En definitiva, explica, “el objetivo es, más que acertar en todo, evitar pérdidas innecesarias, teniendo en cuenta que el riesgo de una inversión es el precio que se paga por ella”.

Actualmente, debido al incremento patrimonial del fondo, que ha triplicado su volumen en los últimos años hasta superar los 80 millones en estos momentos, y unido a que la cartera está concentrada; su universo de inversión lo forman compañías cuya capitalización bursátil esté por encima de los 250 millones de euros y, principalmente, del Ibex 35 por “criterios de liquidez”.

No obstante, aclara, “no me condiciona en absoluto la composición del índice”. Su objetivo es que la cartera este formada por unas 30 compañías en la que hay cabida, hasta un 10% del total, para valores portugueses. En este fondo, indica Buceta, siempre habrá hueco para negocios como Inditex, Grifols, Amadeus, Viscofan, Prosegur, Logista o Applus. Son los típicos valores, precisa, que “aunque en algunos casos tengan múltiplos exigentes, cuando están a precios razonables son para comprarlos y quedarte ahí”. En la actualidad, su porcentaje de la cartera invertida asciende al 95%, aunque piensa reducirlo según se vaya estrechando el margen de seguridad de las compañías, “no porque suba o baje el Ibex”.

Respecto a la renta variable española en su conjunto, valora positivamente que “el ciclo de beneficios de las compañías acaba de empezar y que los múltiplos de valoración a largo plazo todavía siguen por debajo de la media histórica”. Por el contrario, opina que “otra cosa es cuánto pagues por esos beneficios que todavía no han venido, sobre todo en un momento en el que la bolsa ha subido considerablemente y ya no dan igual ciertas incertidumbres”. Como conclusión, Buceta cree que las señales a medio y largo plazo son bastante fiables para determinar que a la bolsa española le queda bastante recorrido.

Visión global

Como responsable también de las carteras de renta variable global de los clientes del banco, donde invierte en bolsa europea en directo con 5 o 10 posiciones españolas de alta convicción y muy líquidos, y mediante fondos de terceros la parte global, se muestra más positivo en Europa y Japón a costa de EE.UU. y los mercados emergentes. De estos últimos entiende que, aunque no estén muy caros, el entorno macro para ellos es más complicado y que podrán verse afectados por una subida de tipos de interés. Dentro de estos mercados, manifiesta preferencia por Asia y dentro de ella, India.

Para Buceta, las incertidumbres más claras vienen por el entorno de tipos extremadamente bajos o negativos y el desequilibrio que esto puede generar, así como China y su cambio de modelo económico.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos