Los secretos de Gefonsa, la banca privada del grupo Banco Caminos-Bancofar


Históricamente, Banco Caminos ha sido una entidad dirigida a los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos españoles y a su entorno cercano. Todavía hoy lo es, aunque su foco comercial comienza a extenderse a otros colectivos profesionales, como refleja la reciente adquisición de Bancofar, el banco de los farmacéuticos. Para darle a sus clientes el mejor servicio de banca privada posible a la hora de preservar su capital financiero y ponerlo a rentabilizar, el banco español cuenta con Gefonsa, una sociedad de valores especializada en intermediación de renta variable y renta fija, en selección de fondos y en gestión discrecional de carteras.

En esta última línea de negocio -la gestión discrecional de carteras-, Gefonsa dispone de más 300 millones de euros bajo gestión en mandatos, de los cuales más de la mitad están vehiculizados a través de fondos de inversión internacionales. 

Los tres profesionales de Gefonsa dedicados a la gestión discrecional de carteras son Óscar Martínez Sáenz-responsable del equipo como director de Inversiones-, Víctor Gordon -gestor de carteras- e Inmaculada Guerrero -gestora de carteras sénior-. Además de esta actividad, también elaboran una focus list de fondos por categorías que puede llegar a albergar de 75 a 100 fondos de inversión distintos.

Un proceso doble de análisis y selección de fondos

Análisis cuantitativo y cualitativo componen los dos pilares básicos de su proceso de análisis y selección de fondos. En un primer momento, analizan indicadores como la rentabilidad, la volatilidad, un alfa consistente en distintos periodos, la ratio de Sharpe o el ratio de información. Como track record mínimo, los fondos analizados deben tener tres años de vida. En la segunda parte, “más importante aún que la primera”, a juicio de Martínez Sáenz, valoran factores como que el equipo gestor sea constante y no sufra grandes cambios entre sus miembros, que la gestora disponga de un equipo de ventas en España o que las posiciones del fondo en cuestión sean comprensibles, entre otros. “Se trata de una guía, no es una restricción absoluta”, puntualiza su responsable.

Una de las particularidades que caracterizan a estos tres expertos es su gusto por los fondos sectoriales. “Añaden valor”, defiende Martínez Sáenz. En el entorno actual, están inmersos en una búsqueda de fondos sobre el sector financiero de Estados Unidos. “No hay fondos de este tipo, tan especializados, o los que hay no son traspasables. Por eso”, justifica, “tendremos que optar por invertir vía ETF”. Normalmente, “preferimos gestión activa, pero si no hay fondo al uso, no dudamos en meter gestión pasiva si la necesitamos”.

La última idea que han incorporado a las carteras para soportar el clima de volatilidad presente son los fondos de retorno absoluto multiactivo, así como los fondos de renta fija multiactivo. Dentro del universo alternativo, ellos mimos cubren por sí solos activos como el capital riesgo o el inmobiliario, siempre y cuando sean vehiculizados a través de IIC UCITS.

El perfil del cliente

Tanto los ingenieros de Caminos como los farmacéuticos suelen tener un perfil inversor medio o moderado, explican desde la banca privada del grupo Banco Caminos-Bancofar, que ha visto como en los últimos nueve años su crecimiento patrimonial ha superado el 300%.

El crecimiento de la banca privada en la entidad ha conllevado a que la misma se encuentre en un fuerte proceso de inversión en tecnología y de ampliación de los servicios prestados, en orden a cubrir todas las necesidades patrimoniales de sus clientes.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos