Los propósitos de Henderson para 2018


¿Sabían que Henderson se llama así en honor a su primer cliente? Alexander Henderson fue corredor de bolsa y miembro del Parlamento británico. A su muerte, en 1934, nació Henderson Administration para gestionar el patrimonio que había legado a su familia. Hoy, el grupo recibe el nombre de Henderson Global Investors y cuenta con 104.600 millones de euros en activos bajo gestión, repartidos en las siguientes áreas: renta variable europea, renta variable global, renta fija global, alternativos y multiactivos. 

Esta firma británica ha celebrado recientemente en su sede londinense un día de puertas abiertas para periodistas de toda Europa en el que han participado Andrew Formica, su consejero delegado (en la imagen), y Greg Jones,  responsable de retail para EMEA y Latam. Entre ambos han explicado los principales puntos clave del ambicioso plan estratégico a cinco años que se ha trazado la firma, que finaliza en 2018. El plan está estructurado en torno a tres grandes ejes: la misión es dar prioridad siempre al cliente; su filosofía es, a través de una gestión activa, buscar soluciones que aporten valor al cliente; y su plan es generar un crecimiento neto del 5% anual en dinero nuevo al año a través de la globalización de la firma, que ya está presente en 19 países de todo el mundo. “Queremos doblar el tamaño del grupo tan sólo centrándonos en nuestros clientes”, declara Formica al respecto. La firma terminó 2013 con un volumen de activos de 76.600 millones de euros, por lo que el crecimiento ya asciende al 36,5%. 

De momento, la estrategia está generando sus frutos: la firma se planteó como objetivo para 2014 generar un retorno en dinero nuevo entre el 6% y el 8% y logró un 11%.  Su objetivo de retornos para divisas se situaba entre el 4% y el 6% y terminó 2014 con un 6%. Finalmente, se planteó un crecimiento entre el 2% y el 4% vía adquisiciones y se terminó el año en la parte baja del rango, en el 2%. 

Objetivos para 2015 

“Nuestros propósitos para 2015 tienen que ver realmente con la entrega de resultados”, ha indicado el consejero delegado a modo de resumen con respecto a los objetivos trazados para este año. En realidad, tres propósitos van a centrar los pasos que dé esta firma británica a lo largo del año: generar retornos fuertes para los clientes, mejorar gradualmente los márgenes operativos e incrementar el crecimiento del dinero nuevo que entre en la entidad por encima de la media del mercado, para lo cual se tratará de mejorar su rentabilidad y su habilidad para invertir en distintos ámbios y, lógicamente, aumentar su capital. 

Por su parte, Greg Jones ha añadido que Henderson planea incrementar su exposición geográfica fuera del Reino Unido. “Queremos desarrollar una infraestructura verdaderamente global que nos permita tratar con nuestros clientes a escala global”, ha indicado. Amén de geográfica, la diversificación también se va a implementar a través de distintas jurisdicciones, segmentos de clientela, clases de activos y productos. En palabras de Jones, se trata de “rascar más allá de la superficie”. 

Distribución de activos

La estrategia también se está reflejando en el porcentaje de éxito de la gama de fondos de la firma, que tradicionalmente ha sido más conocida por sus productos de renta variable: un 85% de sus fondos de renta variable europea consiguieron batir a su índice de referencia en 2014, lo que para Formica es una muestra de “la consistencia de los equipos de la firma”.

Cabe mencionar que la mayor parte del patrimonio depositado en esta clase de activo (19.700 millones de euros) es dinero de inversores minoristas. En la firma han constatado que los flujos de capital procedentes de la parte retail en todas las clases de activos superaron el 20 de febrero todo lo captado durante 2014, a lo que se debe añadir que Henderson obtuvo un mandato de 1.700 millones de euros. “El QE del BCE ha incrementado la demanda de fondos”, ha comentado Formica al respecto. Actualmente, se puede observar que la mayor parte de inversiones institucionales se concentra en su gama de renta fija global (24.700 millones en total, incluyendo dinero institucional y minorista) y en activos alternativos (20.300 millones de euros en total). “Este año prevemos un aumento de la demanda de nuestros productos por parte de inversores institucionales, especialmente fuera de Europa”, ha añadido Formica. 

Por su parte, Jones se encarga de recordar que, aunque Henderson ha presenciado el incremento de los flujos de entrada en renta variable europea en los últimos dos años y medio, la firma tuvo que atravesar previamente una década de reembolsos. Por ello una de las decisiones clave en los últimos años ha consistido en una reasignación de los activos donde invierte: “Nos hemos vuelto más equilibrados en los últimos cinco años, hemos pasado de retail a global y nos hemos acercado a los bancos comerciales”. Si en 2009 la renta variable suponía el 99% de la oferta de Henderson (el 1% restante era para las estrategias de retorno absoluto), la distribución de los activos terminó como sigue en 2014: un 63% en renta variable, un 22% en renta fija, un 14% en retorno absoluto y un 1% en multiactivos. El objetivo para el futuro es que la renta variable suponga un 55% de los activos y la renta fija, un 45%. “Nuestra ambición es proporcionar grandes soluciones para ayudar a nuestros clientes, no tener más clientes”, sentencia Jones.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos