Los principales proveedores de ETF publican flujos récord en 2015


En vista de las cifras que han aportado los principales proveedores extranjeros de ETF, se puede afirmar sin lugar a dudas que 2015 ha sido otro año provechoso para la industria de gestión pasiva. En algunos casos se puede hablar incluso de año récord; tal es el ejemplo de BlackRock, que afirma haber atraído flujos de entrada por 350.900 millones de dólares a nivel global durante el pasado ejercicio, una cifra que supera a los 330.600 millones de dólares que captó el año pasado (que también fue año de récord) y que representa un 13% de crecimiento orgánico para la firma.

Tal y como recoge el informe ETP Landscape correspondiente al mes de diciembre de 2015, este formidable crecimiento ha sido debido al incremento de las suscripciones en fondos de renta fija y renta variable desarrollada no estadounidense. En concreto, los flujos de renta variable desarrollada excluyendo a EE.UU. (principalmente en ETPs de renta variable europea, japonesa y de la región EAFE) se duplicaron con respecto al año anterior, hasta alcanzar los 200.100 millones de dólares. Se trata de una marca que supera el récord registrado por la clase de activo en los 110.100 millones en 2013.

Asimismo, desde la firma indican que los flujos procedentes de la renta fija superaron el récord establecido en 2014, al atraer 93.500 millones de dólares gracias a la demanda continuada de exposición a deuda y al apetito renovado por inversiones más defensivas durante el repunte de la volatilidad presenciado entre agosto y octubre de 2015. Desde BlackRock puntualizan que los flujos de renta fija han supuesto el 27% de los flujos totales el año pasado.

La última tendencia reseñable ha sido la demanda de ETP con divisa cubierta; la gestora indica que 52.400 millones de dólares se dirigieron hacia esta clase de productos, mientras que los ETP construidos con criterios smart beta captaron 29.300 millones de dólares.

También ha sido un buen año para db X- trackers, la plataforma de ETF de Deutsche AM: según datos de la firma, se ha posicionado en el tercer lugar a nivel mundial por entradas netas de capital en 2015, al haber registrado 27.800 millones de dólares de activos nuevos en 2015. Se trata de una cifra equivalente al 8% de las entradas netas en ETF a nivel global, que permite clasificar a la firma como segundo mayor proveedor de ETF en Europa por patrimonio y quinto mayor proveedor a nivel mundial.

Simon Klein, responsable de distribución de inversiones pasivas para EMEA y Asia de Deutsche AM, ha atribuido este crecimiento a “el cambio de estrategia en Deutsche AM -convirtiéndose en uno de los principales proveedores de ETF de réplica física-, la importante expansión en nuestra gama de ETF de renta fija, así como nuestro amplio equipo de distribución, han sido los pilares de nuestro éxito”. El proveedor alemán terminó 2015 como uno de los de más rápido crecimiento en EE.UU. y logró aumentar su cuota de mercado en Europa hasta el 12,5%.

Avances en terreno europeo

Lyxor AM ha calificado asimismo 2015 como un año récord para su negocio, al haber registrado una entrada de activos por valor de 8.900 millones de euros a nivel global. Gracias a estas suscripciones, se ha fortalecido el posicionamiento de Lyxor como el tercer mayor proveedor de ETF europeo, con unos activos bajo gestión de 48.300 millones de euros y una cuota de mercado equivalente al 10.7%. Sus responsables también han destacado la segunda posición del proveedor en el ranking por liquidez: uno de cada cinco euros negociados en 2015 estuvieron invertidos en un fondo de Lyxor.

Desde la gestora francesa han puntualizado que la mayor parte de este dinero se ha dirigido hacia los ETF de su gama de renta variable europea (compuesta por 89 fondos cotizados que suman 24.000 millones bajo gestión), con unas entradas por valor de 5.900 millones de euros. Entre dichos fondos figura el Lyxor Euro Stoxx 50 ETF, que ha consolidado su posición como fondo más grande del mundo para este índice (7.225 millones de euros). En la parte de renta fija, la firma captó 2.700 millones de euros en 2015, que le han permitido situarse como tercera firma europea por volumen de activos en esta clase de activo. Finalmente, el segmento de smart beta registró flujos de entra de 1.000 millones de euros. 

Amundi ETF califica 2015 igualmente como un año satisfactorio en términos de crecimiento, al haber registrado flujos de entrada cercanos a los 3.400 millones de euros en el año que le sitúan como quinto proveedor de gestión pasiva en Europa. A diferencia de sus competidores, el crecimiento se ha producido en torno a los fondos cotizados de Amundi ETF que ofrecen una exposición plain vanilla combinada con bajas comisiones e innovación para los clientes; en concreto, desde la firma destacan el éxito de la gama de ETF de renta variable europea y renta fija europea. 

Asimismo, desde Amundi ETF han querido destacar por un lado la constancia del crecimiento – a una tasa anual del 34% en los últimos seis años- y, por el otro, el esfuerzo realizado para seguir avanzando en innovación. En concreto, han detallado cuatro grandes frentes en los que se ha trabajado en 2015: la búsqueda de nuevas fuentes de rentabilidad (con el lanzamiento de productos que invierten en compañías que recompran acciones, bonos flotantes y bonos corporativos europeos con rating BBB), la cobertura de riesgos financieros de nueva creación (con el primer ETF que replica el índice MSCI World Low Carbon Leaders) y del riesgo divisa (ETF con cobertura diaria sobre los índices Topix y Nikkei-400) y, en línea con el resto de grandes proveedores, soluciones de smart beta. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos