Tags: Negocio | Alternativos |

Los planes de Rothschild & Cie Gestion para consolidar su negocio en España


Rothschild & Cie Gestion ha sido una de las gestoras internacionales que ha hecho más esfuerzos a lo largo del último año por darse a conocer y ganar cuota en el mercado español. Bajo la tutela de Olivier Le Braz, responsable de negocio para España, el gran lanzamiento de la firma en 2015 ha sido la plataforma de gestión alternativa InRis UCITS, en la que participan gestores de BlackRock, CFM International y Parus. De hecho, el R Parus ha sido el fondo superventas de la compañía en el último año, que ha terminado con un patrimonio gestionado de 725 millones de euros.

La intención de Rothschild & Cie Gestion es seguir apretando el acelerador este año. Recientemente ha estado de visita en España su consejero delegado, Jean-Louis Laurens, para explicar el modelo de negocio, los planes para España y la visión de mercado de la firma. Laurens ha insistido en que la compañía va a seguir ciñéndose a los clases de activos donde tiene experiencia de inversión: renta variable europea, renta fija europea, renta variable estadounidense, convertibles y fondos mixtos globales equilibrados. “No invertimos en mercados emergentes, ni en Reino Unido ni en renta fija estadounidense. No queremos hacerlo todo porque sabemos que nuestros gestores no pueden hacerlo todo bien”, indica el representante. “Nos gusta centrarnos en áreas concretas: buen producto e innovación para nuestros distribuidores. Queremos ofrecerles productos de cartera concentrada, con un alfa elevado, mucho track record y gestionados con altas convicciones”, añade. 

Laurens señala que Rothschild & Cie va a seguir explotando asimismo los otros dos pilares de la compañía. Por un lado,  seguirán incrementando las soluciones de inversión de arquitectura abierta, terreno en el considera que tiene capacidad suficiente para seguir gestionando y añadiendo nuevos fondos de fondos y mandatos. 

Por otro lado, el desarrollo de nuevos productos innovadores en el terreno de las soluciones basadas en el riesgo, principalmente fondos de smart beta. Se trata concretamente de productos que replican los índices más populares (S&P 500, EuroStoxx 50…) pero gestionados con menor volatilidad y con correlación baja respecto a activos tradicionales para afrontar periodos de volatilidad anómala. “El riesgo debería ser el ingrediente principal del proceso de inversión”, declara Laurens al respecto. 

Éste considera asimismo que “el smart beta es claramente una propuesta innovadora, porque los clientes no necesitan simplemente productos de gestión pasiva, necesitan productos con baja volatilidad para conseguir retornos y que éstos no sean comidos por los costes”. En este punto de la conversación, Laurens desliza que Rothschild & Cie está buscando aliados en España para la distribución y lanzamiento de nuevos productos (principalmente ETF) de smart beta. 

Visión para 2016

Respecto a la visión del grupo para este año, el consejero delegado se muestra claro: “Creemos que la fiesta no se ha acabado. El inicio del año ha sido malo por el miedo a China y al petróleo”. Sobre el primero de estos factores, Laurens considera que los temores “son exagerados, China no tiene un estrategia de debilitación de la divisa sino que es una economía que está madurando y en el ajuste que está haciendo hacia los servicios hay un enorme potencial”. “China tiene más herramientas monetarias más allá de la depreciación del yuan y las va a utilizar”, añade. Sobre la espiral bajista del petróleo, Laurens observa por un lado los altos niveles de especulación – “nunca había habido tantos cortos en materias primas”, afirma-, pero lo contrapone a que “desde el punto de vista fundamental, el petróleo no debería de caer mucho más, debería estabilizarse en torno a los 30 dólares”.

A nivel de activos, el experto destaca: “La renta fija está muy cara, es probable que los retornos caigan cuando los tipos suban. No creemos que vaya a producirse pánico, pero sí que los tipos de largo plazo en Europa subirán por contagio de EE.UU., porque los bonos están muy caros”. El consejo de Rothschild & Cie es “actuar con prudencia y diversificar, buscar formas alternativas y descorrelacionadas para invertir”. 

El último comentario de Laurens tiene que ver con el que cree que podría ser el mayor riesgo sistémico que afrontan los inversores este año: “Nuestro mayor temor es que se produzca una gran crisis de liquidez desencadenada por países emergentes exportadores de materias primas o por emisores del sector que declaren default. Una oleada de impagos se traduciría en una gran crisis de confianza en la renta fija corporativa”. En este sentido, el representante recomienda ser muy cuidadosos en la selección de fondos de inversión: “Se está produciendo una completa discordancia entre la liquidez subyacente de los fondos que invierten en renta fija y los activos en los que invierten”. En su opinión, esta situación se ha producido como resultado de que “los reguladores han trasladado el riesgo sistémico de la banca a la deuda corporativa”.  

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos