Tags: Latam |

"Los países nórdicos suponen una buena alternativa a los fondos de renta variable europea"


Hasta junio de este año, Nordea Asset Management, parte del grupo Nordea, ofrecía a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) un total 14 fondos mutuos, de los cuales, ocho están listados en Luxemburgo y seis en Finlandia. Estos últimos, sin embargo, fueron desaprobados el mes pasado por la Comisión Clasificadora de Riesgo (CCR) a petición de la administradora. Una decisión que responde a que "los bancos custodios de las AFP no pueden custodiar cuotas de fondos domiciliadas en Finlandia", explica Laura Donzella, quien asumió el cargo como responsable del negocio de Nordea en España y Latinoamérica a mediados de junio de este año. ¿Supone esto un paso atrás en la estrategia de Nordea en Chile? La experta indica que no y reitera el compromiso de la gestora en el país.

Aunque están analizando oportunidades en otros países de la región, Donzella indica que "estamos dedicados al mercado chileno". Además de su relación con las AFP (a través de Bice Inversiones), "tenemos una relación directa con otros inversionistas institucionales del país, donde observamos un apetito por soluciones y clases de activos que difieren de las propias de las AFP. Sobre todo en términos de riesgo y los requerimientos de mínima inversión", explica. En este sentido, explica que durante los últimos años "hemos incrementado considerablemente, a través de nuestra aproximación de Multi-boutique, una amplia gama de ideas de inversión en distintas clases de activos. La mayoría de estos fondos han alcanzando un tamaño considerable en cuanto a activos gestionados, y unos rendimientos consistentes".

En el mercado chileno específicamente, "actualmente nos estamos enfoncando en las estrategias de gestión activa sobre Estados Unidos, fondos que invierten en determinados países emergentes, así como portafolio global sobre mercados emergentes, el cual está generando interés por parte de los clientes institucionales de Chile", explica. Sin embargo, su plato fuerte es la renta variable de los países nórdicos. "Es una buena alternativa para los fondos de renta variable europea", aunque reconoce que conseguir despertar el interés "requiere de tiempo ya que esta región es poco conocida fuera de Europa".

La razón por la que promueven esta estrategia es sencilla: "creemos firmemente que es un mercado muy interesante en el que invertir en el Viejo Continente. Los países nórdicos cuentan con sólidas econonomías, están bien diversificadas y se benefician de una demanda tanto interna como global robusta", indica la experta. "Los clientes están descubriendo el fuerte potencial y los interesantes rendimientos de esta clase de activos. De hecho, el índice nórdico ha superado al europeo de forma consistente, lo que significa que tenemos una fuerte alternativa de inversión en Europa para los inversionistas chilenos y latinoamericanos", explica.

Actualmente la gestora cuenta con dos fondos sobre estos mercados aprobados por la CCR. Por un lado está el Nordic Equity Fund, que acumula un rendimiento del 5,5% en el año y del 24% en los últimos tres años. Por otro, el Norwegian Bond Fund, que ofrece una rentabilidad del 3,7% y del 15,4% en los últimos tres ejercicios.

Mirando a los emergentes

A pesar de las dudas que todavías persisten sobre los mercados emergentes y que las valoración pueden hacer parecer que son una buena oportunidad, Laura Donzella, sales director Iberia y Latam (ex Brasil) de Nordea AM, destaca que "la situación es compleja, debido a que los países tienen situaciones económicas y de mercado muy distintas. Por ello, contar con un gestor que sepa 'navegar' en los distintos mercados (una estrategia con una visión global) es muy importante, incluso si el más profesional quiere enfocarse en un determinado país. Por ejemplo, India, la cual supuso una buena idea este año".

Lo más leído

Próximos eventos