Tags: Latam |

Los managers descuentan recortes en la tasa de interés que beneficiarán a los fondos de deuda a largo plazo


El Banco Central de Chile corrigió a la baja el crecimiento proyectado en su último Informe de Política Monetaria (IPoM) a un rango entre el 4% y el 5%. Anteriormente, la horquilla fluctuaba entre el 4,5% y el 5,5%. Asimismo, a pesar del incremento de la inflación en el mes de junio, ésta se ha mantenido en niveles inferiores al “rango de tolerancia”. Ambos factores provocan que el organismo haya abierto la puerta a reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en los próximos meses. En las últimas reuniones las ha mantenido constante en el 5%.

Los analistas prevén que pronto se tocará el tipo de interés. “El mercado descuenta dos recortes de TPM de 25 puntos básicos dentro de los siguientes seis meses. A la corrección a la baja en crecimiento e inflación proyectada por el Banco de Chile en su último Informe de Política Monetaria (IPoM), se suma el débil registro del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de mayo, por lo que una política monetaria expansiva sería lo más indicado. Sin embargo, creemos que el proceso de bajas no se iniciará hasta ver una contracción en el consumo privado (ventas retail, autos, confianza, etc), el cual se encuentra apuntalado por el bajo nivel de desempleo y el alza observada en los salarios reales”, indica Javier Marshall, portafolio manager en fondos de renta fija en pesos chilenos de LarraínVial.

Ante un escenario en el que se esperan reducciones en el tipo de interés que en este caso sería de hasta medio punto en poco tiempo, en teoría los fondos monetarios que tienen carteras a muy corto plazo deberían verse perjudicados ya que las renovarán con menores rendimientos, mientras que en el resto de los productos de deuda, cuanto más a largo plazo más aumentaría su valor liquidativo.

“Los mercados ya incorporan en la curva de tasas recortes de la TPM en los próximos meses. En la gran mayoría de los fondos no debiera generarse gran impacto. Sólo en los fondos de money market correspondería ver una caída en sus rendimientos por el impacto directo en las tasas cortas”, explica Ignacio Rodríguez, Chief Investment Officer de Principal.

Por el lado contrapuesto, en el caso de los fondos de deuda a largo plazo la teoría indica que el impacto debe ser positivo. Sin embargo, Rodríguez cree que será limitado porque no habrá sorpresa cuando el Banco Central de Chile concrete las bajadas. “Tanto en medio como en largo plazo el efecto no debiera ser significativo. Además, los mercados están interconectados y por lo tanto la trayectoria de la tasa de interés se ve afectada por muchos otros factores más allá del próximo movimiento del Banco Central. En particular es relevante el arbitraje de tasas con los mercados internacionales, las expectativas de inflación y la evolución de la cuenta corriente”.

No obstante, “aunque se descuenten los recortes”, Javier Marshall cree que “todos los fondos de deuda experimentarían ganancias, ya que hasta que no se concrete y se conozca el sesgo del Banco Central, hay espacio aún para caída en las tasas”. Es decir, el portafolio manager de LarraínVial sí espera que el cambio de política monetaria resulte beneficioso para los productos de deuda: “El mejor desempeño lo mostrarían los fondos de mayor duración debido a que toda la curva nominal cae y ésta empuja a las tasas de mediano y largo plazo en UF (unidad de cuenta para evitar el efecto de la inflación en el peso)”.

Lo más leído

Próximos eventos