Tags: Latam |

“Los índices de referencia actúan como un lastre para las rentabilidades a largo plazo”


La capitalización bursátil se ha convertido en el criterio universalmente aceptado para ponderar acciones dentro de un índice de referencia. Debido a que la capitalización depende de los precios de mercado, que pueden sufrir sobrevaloración, se argumenta que esta forma de ponderación se traduce en un sesgo hacia los valores caros. Para Fidelity Worldwide Investment, “esto actúa como un lastre para las rentabilidades a lo largo del tiempo”.

Así lo asegura la gestora en un informe titulado ‘Los índices de referencia y el camino hacia la inversión sin restricciones’, en el que afirma que “el descontento de los clientes con los enfoques ponderados por la capitalización bursátil se puede explicar en parte por su sesgo sistemático hacia las acciones sobrevaloradas y por su propensión a las burbujas, que se traduce en mayores niveles de riesgo absoluto y peores rentabilidades relativas”. En este sentido, considera que “está aumentando el interés por los sistemas alternativos de ponderación en los índices de referencia”. Entre ellos, la firma cita la indexación fundamental, la equiponderancia y las metodologías basadas en el riesgo.

Según Fidelity, cada uno tiene sus pros y sus contras. Una de las cuestiones esenciales del debate general ha sido conseguir niveles más altos de gestión activa, con un mayor grado de convicción por parte del gestor, independientemente del riesgo del índice de referencia. Para la gestora, “la consecuencia de este proceso para muchos inversores bien podría ser un distanciamiento de los índices de referencia y la adopción de un enfoque sin restricciones a la hora de invertir. Hacerlo sin restricciones en carteras formadas exclusivamente por posiciones largas significa invertir sin usar índices como referencia”.

Desde la década de los 80, los índices de referencia basados en la capitalización bursátil se han convertido en la norma de facto en el sector de la inversión al proporcionar un marco de guía a los gestores de carteras de inversión y una forma de medir su labor. Sin embargo, cada vez se plantean más preguntas acerca de si estos índices de referencia están dando lugar a resultados indeseados. Por ejemplo, los índices de capitalización podrían ser parte del problema en lo que respecta a las fuertes burbujas y estallidos que estamos experimentando. En este aspecto, “la inversión sin restricciones sirve para potenciar las rentabilidades a largo plazo”.

Las ventajas de no encorsetarse

Por lo pronto, Fidelity cree que permite al gestor apostar por empresas sobre la base de sus propios méritos y no por su peso dentro de un índice de referencia, y elimina los obstáculos para que pueda limitarse a invertir en sus mejores ideas. También permite al gestor acceder a todas las fuentes de rentabilidades con un método basado en la información que no está sujeto a cuestiones cíclicas que necesariamente se deriva de los sesgos de factor sistemáticos. “Por ejemplo, los enfoques sin restricciones ofrecen una forma más inteligente de acceder a los pequeños valores, sin las mismas limitaciones que entrañaría una inversión pasiva en formato equiponderado”.

En última instancia, Fidelity señala que la inversión sin restricciones pone de relieve los puntos fuertes de las gestoras de activos que pueden generar un elevado número de ideas en todo el universo de inversión. Pero también plantea diferentes retos. “A diferencia de un gestor que toma posiciones acercándose a un índice de referencia, un gestor sin restricciones es tanto un gestor de riesgos como un gestor de rentabilidades. Cada acción en la cartera necesita superar un obstáculo explícito en términos de rentabilidad o necesita desempeñar un papel a la hora de garantizar una diversificación suficiente”.

De este modo, la gestora indica que, aunque los enfoques alternativos de ponderación proporcionan formas mejores pero inflexibles para capturar las fuentes subyacentes de rentabilidades de la inversión, las carteras sin restricciones destacan por su capacidad para adoptar un enfoque más inteligente y activo que está guiado por el análisis fundamental, pero que es libre de los grilletes que impone el riesgo relativo del índice de referencia. Las habilidades genuinas de un gestor sin restricciones se ven minadas por cómo los índices están construidos y las necesidades de los inversores trascienden la semántica que interviene en cómo se calculan las ponderaciones de los valores.

“En este sentido, unos excelentes recursos de análisis y un proceso de selección de valores clarividente siguen siendo características muy deseables. Así, en lugar de reprimir estas habilidades con un índice de referencia, los profesionales de la inversión y los clientes pueden ponerse de acuerdo en que la mejor demostración práctica de dichas habilidades se encuentra en los enfoques sin restricciones, que liberan a las carteras de la referenciación sin perder de vista el riesgo absoluto”, señalan desde la entidad.

 

Lo más leído

Próximos eventos