Tags: Latam |

Los hedge funds terminan el año en positivo, con un rendimiento del 6,7%


Los hedge funds tuvieron un mes ligeramente positivo para cerrar el año 2013. El Hedge HFRX Global Index registró una subida de 56 puntos básicos en diciembre, con lo que la rentabilidad del año fue del 6,72%, informa Funds People. La renta variable long-short volvió a ser una de las estrategias más rentables, y los gestores de Europa, Japón y EE.UU. registraron resultados positivos en el mes.

En el caso de Europa, los mercados cayeron antes de la reunión del FOMC, pero luego subieron con fuerza tras el anuncio. Sin embargo, quedó claro que, incluso en las dos primeras semanas, cuando la evolución de los mercados fue negativa, los gestores consiguieron generar beneficios, explican desde FRM, filial de Man.

Durante este periodo, los títulos que más valor perdieron fueron los que los inversores consideraban sobrevalorados. Aunque hubo cierta realización de beneficios, fue bastante sensata y contenida y no se convirtió en una salida apresurada. En general, los que sufrieron durante este periodo fueron gestores muy dependientes de una estrategia basada en el momentum; los valores y sectores que cambiaron de tendencia fueron los que habían subido con fuerza recientemente. Tras el anuncio, tuvo lugar un repunte bastante indiscriminado y la rentabilidad de la segunda mitad del mes fue más atribuible a la beta. “La mayoría de los gestores de la región espera ahora que el acontecimiento principal sean los próximos resultados trimestrales, que consideramos una oportunidad importante para los gestores”, aseguran.

Estrategias de futuros gestionados

Después de la dispersión de la rentabilidad vivida en octubre y noviembre, los resultados de las estrategias de ‘futuros gestionados’ fueron mucho más desiguales en diciembre, y el mes cerró con una rentabilidad agregada ligeramente positiva. Una vez más, la principal contribución fue la exposición a renta variable de mercados desarrollados. Dadas las caídas de las dos primeras semanas, los gestores con más velocidad de negociación recortaron su posición en renta variable y no se beneficiaron en la misma medida del repunte de la segunda mitad del mes. Algunos gestores también tomaron la decisión de reducir el riesgo de toda la cartera a finales de mes por el temor a la menor liquidez asociada al periodo vacacional.

Los que así lo hicieron también se vieron perjudicados al no tener el mismo grado de exposición a la subida. Aparte de la renta variable, la negociación de divisas fue lo que más aportó a los gestores y muchos mantuvieron su posicionamiento en el yen. La negociación de tipos de interés fue la más negativa, pues las posiciones largas perdieron dinero como consecuencia de la decisión de retirada del estímulo de la Fed. Aunque muchos gestores estaban largos en bonos, la magnitud de esta exposición aún es muy baja en un contexto histórico. “Consideramos que el entorno sigue mejorando (curva de tipos más positiva, correlaciones más bajas, menos probabilidades de shocks en el mercado de tipos), pero nos siguen inquietando las grandes posiciones en índices de renta variable y el hacinamiento de algunas posiciones en mercados desarrollados”.

Estrategias ‘global macro’

Los gestores agrupadas en las estrategias ‘global macro’ registraron unos resultados bastante planos en diciembre, y el uso del riesgo en las carteras aún es relativamente limitado. La reflación japonesa fue una estrategia que continuó funcionando (igual que en noviembre) y los gestores volvieron a beneficiarse del posicionamiento en el Nikkei y el yen. No muchos gestores intentaron negociar activamente en torno a la decisión de retirada del estímulo, pues muy pocos consideraban que tenían una verdadera ventaja en la predicción de la decisión de la Fed y sus implicaciones. “Dado que este estilo de gestor suele utilizarse para proporcionar apoyo defensivo a las carteras, el posicionamiento actual (la mayoría aún está satisfecha de mantener posiciones en renta variable de mercados desarrollados) —así como que los tipos crecientes probablemente sean la causa de los problemas de los activos de riesgo— significa que somos menos optimistas respecto a estos gestores”.

Estrategias de crédito

Pese a las fluctuaciones de los tipos del Tesoro de EE.UU, los gestores de crédito cerraron diciembre con una pequeña rentabilidad positiva agregada, ya que la mayoría cubre esta exposición. En realidad, diciembre fue un mes bastante aburrido para los mercados. “De cara al futuro, sigue existiendo una gran dispersión en los mercados de crédito, y algunas oportunidades interesantes para que los gestores generen rentabilidad (un tema sigue siendo el de los tipos variables frente a los fijos). Aún opinamos que la exposición larga a crédito no ofrece un perfil de rentabilidad atractivo, y en cambio confiamos más en la capacidad de los gestores centrados en oportunidades idiosincrásicas para generar rentabilidad”.

Estrategias de ‘arbitraje estadístico’

Los gestores de ‘arbitraje estadístico’ tuvieron un fin de año positivo, con rentabilidades aparentemente generadas por diversos factores y modelos. La dispersión de valores que benefició a los gestores de ‘Renta Variable Long-Short’ habría contribuido, al igual que la observación de varios gestores de que la pérdida de valor de títulos fundamentalmente sobrevalorados había sido la causa de los retrocesos de los índices en las primeras semanas del mes. “La firmeza de las proyecciones de tipos a corto plazo de la Fed es positiva de cara al futuro, con una probabilidad mucho menor de un shock real en el mercado de tipos en el futuro cercano (en cualquier caso, dados los cambios de posicionamiento, es poco probable que su impacto sobre la rentabilidad fuera tan importante como antes). Consideramos que esta estrategia continuará funcionando durante la primera parte de 2014”.

Estrategias ‘event driven’

Para un periodo que suele ser tranquilo, la actividad corporativa alcanzó un alto nivel en diciembre (195.000 millones de dólares). Los gestores ‘event driven’ cosecharon resultados positivos durante el mes y se contrajeron los diferenciales de algunas de las operaciones más populares. Aunque la actividad en 2013 fue razonable, no representó un gran incremento frente a la de los últimos años, sobre todo teniendo en cuenta la alineación de factores ambientales. “La confianza es la variable que sigue ausente en esta ecuación, como desde hace algún tiempo. Como siempre, el nuevo año ha sido bien recibido por los que prevén un gran repunte de la actividad; seguiremos atentos al desarrollo de la oportunidad”.

Estrategias de materias primas

En lo que respecta a estrategias con materias primas, los metales fue la estrategia más rentable, pues muchos gestores estaban correctamente posicionados en metales básicos (tanto vía diferenciales largos a corto plazo y cortos a largo plazo como vía posiciones largas directas), y algunos también captaron los movimientos negativos de los metales preciosos. Los gestores de materias primas siguen ofreciendo un flujo de rentabilidad no correlacionado con el de otras clases de activos y tampoco entre sí. “Continuamos opinando que, centrarse en gestores con ventajas fundamentales reales es un añadido útil para las carteras”.

Lo más leído

Próximos eventos