Los gestores españoles de bolsa opinan: después de la corrección, más renta variable… pero europea


El verano ha dejado tras de sí un reguero de incertidumbres sobre la salud actual de las principales bolsas desarrolladas. El desplome del precio del petróleo, el nuevo rescate de Grecia, el descenso de los parqués de China, la futura subida de tipos por parte de la Fed y las próximas elecciones catalanas están sembrando de dudas el panorama inversor. Sin embargo, la mayoría de gestores especializados en renta variable consideran esta situación como una oportunidad de compra más que como un aviso de retirada.

José Ramón Iturriaga, gestor del Okavango Delta y del Kalahari en Abante Asesores, confía en que “a medida que se confirme que la economía mundial no ha descarrilado, lo probable es que los fundamentales vuelvan a recuperar la atención de los inversores”. Incluso, va un paso más allá al diagnosticar que “el crash bursátil va a ser corto e intenso y sus consecuencias limitadas”.

El contexto actual de corrección es definido por Javier Galán, gestor del Renta 4 Bolsa y del Renta 4 Valor Europa en Renta 4 Gestora, como de “rebajas”. Gracias a una semejanza con la temporada de descuentos en grandes almacenes y firmas de moda, anima a posicionarse aún más si cabe en bolsa: “Fuera preocupaciones por si la bolsa cae por China, Grecia, Podemos o por el motivo que sea. El mercado nos está dando la oportunidad de comprar la renta variable más barata, esa es la realidad”.

Una vez convenido que es buen momento para dar otro paso más en renta variable, lo importante es saber dónde hacerlo. En este sentido, en N+1 SYZ lo tienen claro: Europa y Japón y, dentro de Europa, España queda fuera de la ecuación en esta ocasión. “Son muchos los factores que nos hacen ser positivos con la bolsa europea: valoración, crecimiento de beneficios, bajada del precio de las materias primas en un área importadora, depreciación del euro y la ayuda del BCE. Creemos que Europa y Japón se deberían comportar mejor que EE. UU., donde la ayuda del banco central va a disminuir y los beneficios empresariales crecen menos”, justifican en la firma.

“Dentro de Europa, España es el país que más crece y uno de los que más reformas ha llevado a cabo. Sin embargo”, advierten en N+1 SYZ, “hay una serie de factores que hacen poco probable que tenga un performance mejor que el de la bolsa europea los próximos meses: Latinoamérica y la incertidumbre electoral”. Por eso, sus expertos reducen sustancialmente su peso en España sin bajar peso en bolsa para pasarlo a Europa. De cara al futuro próximo, anticipan, “si aumentase el diferencial de valoración respecto al resto de Europa o desapareciesen los factores que nos hacen ser cautos, no descartamos volver a subir el peso, ya que los fundamentales macroeconómicos son muy fuertes”.

España o no España, esa es la cuestión

Iturriaga es un férreo defensor de los valores españoles. “La recuperación económica es una realidad incontestable. Los resultados empresariales se están disparando y el riesgo político disminuyendo. La oportunidad de entrada que ha generado esta corrección es de manual”, asegura.

Desde N+1 SYZ, sin embargo, se muestran más cautos. “Las grandes empresas del Ibex 35 tienen una fortísima exposición a Latinoamérica, y aunque es posible evitarlas, los flujos de compra internacionales cada vez están más centrados en ETF y futuros con el Ibex por subyacente, por lo que es muy difícil que nuestra bolsa se comporte bien”, justifica la firma. Además, “el resultado de las elecciones en Cataluña y de las generales en diciembre es incierto, y a los mercados no les gustan las dudas”, lo que dificulta todavía más que el Ibex 35 se comporte especialmente bien hasta que disminuyan estas dudas.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos