Tags: Latam |

“Los fondos de inversión en México son un negocio de fuerte crecimiento”


Su posición es sólida tanto en el negocio de personas físicas como en el de empresas. Dos grupos españoles se sitúan en la parte alta de la clasificación por patrimonio. En la actividad de particulares, Santander AM tiene una cuota del 20%, por detrás del líder, BBVA AM, con un 25% del mercado. “El banco apuesta por los fondos, donde tenemos una cuota cercana al 20% frente al 13% de otros negocios bancarios”, explica. En empresas y fondos de pensiones son terceros, por detrás de BBVA y Banamex, ambos con una cuota en torno al 20%. Santander AM, en este caso, cuenta con un 15% del negocio. Su objetivo es continuar ganando cuota en los próximos años, algo que no será fácil, ya que otros grandes grupos están apostando por los fondos. Es el caso de Banamex, que en 2009 abrió una nueva banca patrimonial, Banamex Gold, que le permitió captar 33.000 millones de pesos.

A la hora de crecer en el mercado de fondos mexicanos, contar con una atractiva oferta conservadora ha sido clave para la estrategia de Santander AM. En el mercado de fondos de particulares, alrededor del 75% del patrimonio está en renta fija y monetarios. Además, con una tasa histórica real del interbancario 400 puntos básicos por encima de la inflación, “nadie toma riesgos”. En la gestora han intentado sacar partido de esta situación. “El 80% de los activos son monetarios. Nosotros hemos logrado un diferencial sistemático de 40 puntos básicos sobre la principal referencia monetaria. Esto nos permite competir con el depósito bancario y cobrar una comisión atractiva”, explica Pablo Mancera.

Las gestoras hoy están sacando partido de la pendiente de la curva de tipos, con los tipos a corto cerca del 4,5% y los tipos a largo en el entorno del 7,5%. Una situación que, en su opinión, se puede mantener 18 meses más. “Con un diferencial de 280 puntos básicos, se puede competir con los depósitos de la banca tradicional. Además, los activos menos líquidos ofrecen unas rentabilidades atractivas, por lo que ganan interés para las carteras de los fondos”, explica. No obstante, Mancera aconseja prudencia y evitar los activos con reducida liquidez por si se produce alguna crisis puntual. “El cliente olvida rápido y aumenta el riesgo de las carteras”, previene.

Sobre la renta variable mexicana se siente positivo. “México tiene un multiplicador sobre la economía estadounidense. Las compañías mexicanas que cotizan tienen capacidad para fijar precios en sus negocios. Existe una gran diferencia entre la economía mexicana y la situación de las empresas cotizadas. El mercado está más barato que Brasil y vemos el índice IPC con un potencial del 25% en 2010”, explica. Además, cree que el peso se encuentra infravalorado y que podría pasar de 20 pesos/euro a 15 pesos/euro.

Lo más leído

Próximos eventos