Los fondos de BlackRock con el sello Funds People


BlackRock dispone de 26 fondos que cuentan con el sello Funds People en España. Uno ostenta la triple corona, con la calificación A (Favorito de los Analistas), B (Blockbuster, es un producto superventas en el mercado español) y C (fondo dentro de los Consistentes Funds People). Se trata del BSF European Absolute Return, una estrategia europea de retorno absoluto cuyo objetivo es generar rentabilidades positivas independientemente de los movimientos del mercado. Para ello, el fondo busca lograr este objetivo de inversión adoptando posiciones largas y cortas. Vincent Devlin ha gestionado este fondo desde su lanzamiento en febrero de 2009. En 2013 se incorporó Stefan Gries, como cogestor de un fondo que roza ya los 2.000 millones de euros en patrimonio.

Las estrategias de renta fija con las calificaciones B y C

La gestora también cuenta con varios productos con las calificaciones B y C. Algunas son estrategias de renta fija. Otras de renta variable. En el primer grupo están el BGF Euro Bond –fondo creado en 1994 y gestionado por Michael Krautzberger, con 5.000 millones en activos, que invierte al menos el 80% de la cartera en bonos con grado de inversión- y el BGF Euro Corporate Bond –producto lanzado en 2006, gestionado por Tom Mondelaers y Jozef Prokes y con más de 1.200 millones de patrimonio, que invierte al menos el 70% de la cartera en deuda investment grade en euros-. Otro de los fondos de renta fija con las calificaciones B y C es el BGF Euro Short Duration Bond. Se trata del producto internacional con más volumen de activos en España actualmente. El 70% de los activos están invertidos en bonos denominados en euros con una duración inferior a cinco años. La duración media de la cartera no supera los tres años. Lo gestionan Michael Krautzberger y Christopher Allen y el producto cuenta con casi 9.000 millones de patrimonio.

También cuenta con las calificaciones B y C su primo-hermano en EE.UU, el BGF USD Short Duration Bond. Gestionado por Thomas Musmanno y Scott MacLellan, este fondo cuenta con 1.500 millones de dólares de activos bajo gestión. Fue lanzado en 2002 y al menos el 70% de los activos están invertidos en emisiones denominadas en dólares con una duración inferior a cinco años. Al igual que la estrategia europea, la duración media de la cartera no supera los tres años. La última estrategia de renta fija que disfruta de las calificaciones B y C es el BSF Fixed Income Strategies, fondo de renta fija flexible cuyo objetivo es generar beneficios totales positivos en un ciclo de tres años. El producto trata de alcanzar este objetivo adoptando exposiciones de inversión largas, largas sintéticas y cortas sintéticas. Como mínimo, el 70% de su exposición está en valores transferibles de renta fija y valores relacionados con la renta fija (incluyendo derivados) emitidos por, o que ofrecen exposición a, gobiernos, agencias o empresas de todo el mundo.

Las estrategias de renta variable con las calificaciones B y C

En renta variable la gestora cuenta con varios productos con las calificaciones B y C. Uno de ellos es el BGF Euro Markets, fondo que invierte, como mínimo, un 70% de sus activos globales en acciones ordinarias de empresas domiciliadas en aquellos países de la UE que participan en la UEM. Otras exposiciones pueden incluir inversiones en aquellos estados miembros de la UE que, en opinión de Andreas Zoellinger y Alice Gaskell, gestores de la estrategia, es probable que se unan a la UEM en un futuro próximo y empresas con base en otro lugar que ejercen la parte predominante de su actividad económica en países que participan en la UEM. Lanzado en 1999, el fondo cuenta con 3.700 millones de patrimonio. Otras estrategias de renta variable con las calificaciones B y C son el BSF European Opps Extension, producto que invierte como mínimo el 50% en small y mid caps, y el BGF World Gold, gestionado por Evy Hambro y Tom Holl, con 5.000 millones de dólares en activos y que invierte al menos el 70% de la cartera en compañías vinculadas a la minería del oro.

Las estrategias con la calificación C

En lo que respecta a las estrategias que cuentan con la calificación C, principalmente estrategias de renta fija. Una de ellas es el BGF Emerging Markets Bond, fondo que invierte al menos el 70% de la cartera en emisiones de compañías que desempeñan la parte predominante de su actividad económica en mercados emergentes, tanto de grado de inversión como high yield. El fondo está gestionado por Sergio Trigo Paz y Michel Aubenas, fue lanzado en 2004 y cuenta con más de 2.000 millones de dólares de patrimonio. Otra estrategia con la calificación C es el BGF Global Inflation Linked Bond. Se trata de un producto lanzado en 2009, con 160 millones de patrimonio y gestionado por Martin Hegarty y Gargi Chaudhuri, que invierte al menos el 70% de la cartera en bonos ligados a la inflación. También aparece con la calificación C el BGF Global Corporate Bond, producto de renta fija corporativa que invierte a nivel global. Creado en 2007 y gestionado por Owen Murfin, el fondo cuenta actualmente con 2.100 millones de dólares en activos.

Entre los productos con la calificación C también aparece otra estrategia de renta fija global, como es el BGF World Bond, que destina al menos el 70% de la cartera a emisiones con grado de inversión y hace una gestión flexible de las divisas. El producto, gestionado por Scott Thiel, cuenta con un track record de más de 30 años y actualmente atesora un patrimonio de alrededor de 1.600 millones de dólares. Completa el listado el BlackRock Euro Government Bond Index, un producto indexado cuyo objetivo de inversión es igualar el rendimiento del Citigroup Euro Government Bond, el índice de referencia del fondo. La cartera invierte en una cartera de valores de renta fija y bonos que está compuesta de los valores que constituyen el índice de referencia. Para construir la cartera, selecciona de forma estratégica una muestra representativa de los valores del índice de referencia.

Dentro de las estrategias de renta variable, el producto de BlackRock con la calificación C es el BGF Asian Growth Leaders Fund, producto que invierte como mínimo el 70% de sus activos totales en acciones ordinarias de empresas domiciliadas, o que ejercen la parte principal de su actividad económica, en Asia, excluyendo Japón. El fondo hace especial énfasis en sectores y empresas que, en opinión de Andrew Swan y Emily Dong, gestores de la estrategia, exhiben características de crecimiento de inversión, tales como cuotas de crecimiento por encima de la media en ganancias o en ventas y altos o mejorados beneficios sobre el capital. El patrimonio actual del fondo ronda los 1.000 millones de dólares.

Los fondos con la calificación B

Uno de los fondos más populares de BlackRock con la calificación B es el BGF Global Allocation. Se trata de un fondo mixto que invierte a escala global en acciones y bonos, sin límites establecidos. En condiciones normales de mercado, invierte al menos el 70% de sus activos totales en los valores de emisores corporativos y públicos. Por lo general, tratara de apostar por valores que, en opinión del equipo, estén infravalorados. En renta variable está habilitado para invertir en small caps y emergentes, mientras que en renta fija pueden invertir en high yield. Lanzado en 1997 y gestionado por Dennis Stattman, Aldo Roldan y Dan Chamby, el fondo cuenta actualmente con un patrimonio de 21.000 millones de dólares. En renta variable, aparecen varios productos con la calificación B. Es el caso del BGF Continental European Flexible, fondo lanzado en 1986, gestionado por Alister Hibbert, con 2.300 millones en patrimonio y que invierte al menos el 70% de sus activos totales en acciones de empresas domiciliadas, o que ejercen la parte principal de su actividad económica, en Europa, excluyendo Reino Unido.

No es la única estrategia de bolsa europea que aparece con la calificación de producto superventas (B). También aparecen estrategias como el BGF European –fondo con 4.700 millones lanzado en 1993 que invierte al menos el 70% de su patrimonio neto total en acciones de empresas domiciliadas o que desarrollen una parte predominante de su actividad económica en Europa-, el BGF European Equity Income –estrategia de bolsa europea con enfoque de generación de rentas con casi 4.000 millones de euros en activos gestionada por Andreas Zoellinger y Alice Gaskell-, el BGF European Focus –producto gestionado por Nigel Bolton y Amy Dey, con 2.300 millones de patrimonio y que centra su universo de inversión también en Europa-, el BGF European Special Situations –fondo gestionado por Michael Constantis que pone especial énfasis en aquellas empresas que incorporen características propias de una inversión de crecimiento - y el BGF European Value –producto gestionado por Brian Hall, con casi 3.000 millones que se centra en empresas infravaloradas-.

En renta variable, también aparece con la calificación B algún producto sectorial, como el BGF World Energy, fondo global que destina como mínimo el 70% de la cartera a acciones de compañías cuya actividad económica predominante es la exploración, el desarrollo, la producción y distribución de energía. Gestionado por Poppy Allonby y Alastair Bishop, el fondo, lanzado en 2001, cuenta con casi 2.000 millones de dólares en patrimonio. En renta fija, dos estrategias cuentan con la calificación B. Son el BGF Emerging Markets Local Currency Bond, fondo de deuda local de mercados emergentes con 1.100 millones de dólares de patrimonio que gestionan Sergio Trigo Paz, Laurent Develay y Michal Wozniak, y el BGF Global High Yield Bond, producto de high yield global con casi 2.000 millones de dólares en activos bajo gestión que gestionan James Keenan y Mitchell Garfin. En cuanto a las estrategias alternativas, el producto que dispone de la calificación B es el BSF Global Absolute Return, estrategia de retorno absoluto global cuyo objetivo es generar un beneficio absoluto positivo, independientemente de los movimientos del mercado, a partir de posiciones largas y cortas.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos