Los fondos cotizados mantienen el ritmo: nuevo récord de flujos de inversión en enero


El informe ETP Landscape de BlackRock sigue publicando mes a mes nuevas y buenas noticias para la industria europea de ETP. En el documento con la actualización correspondiente a enero de 2015 se refleja un nuevo récord, puesto que el volumen de inversión registrado por los fondos cotizados en Europa ha alcanzado un nuevo máximo mensual: un 22% de los flujos de inversión de 2014 se han concentrado en un solo mes, al anotarse 13.700 millones de dólares.

No obstante, el ritmo no ha sido igual en todas las regiones, y de hecho se constata que la captación de activos a escala mundial se moderó con respecto a los últimos meses, hasta alcanzar los 11.600 millones de dólares. Destaca el volumen de inversión considerable en ETF de renta variable y bonos corporativos europeos, en contraposición a los elevados reembolsos que registraron los fondos cotizados de renta variable emergente y de empresas estadounidenses de gran capitalización.

Intereses renovados… y otros nuevos

Una vez más, los flujos de inversión han sido causa o especialmente efecto de la actualidad económica. Así se ha confirmado en el caso del anuncio por parte del BCE de un programa de estímulo cuantitativo inédito hasta entonces en Europa, y más ambicioso de lo que estaba descontando el mercado. Esta noticia contribuyó a registrar una inversión récord de 8.400 millones de dólares en ETP de renta variable europea, y de 13.700 millones de dólares en productos cotizados en Europa. “Estamos viendo cómo los inversores están pasando de la renta variable estadounidense a la europea recurriendo a los fondos cotizados como vehículo. Esto supone un gran cambio con respecto a 2014”, explica Ursula Marchioni, responsable de análisis de ETP de BlackRock.

No ha sido el único movimiento de los inversores provocado por un banco central. Marchioni observa de hecho que “el sorprendente giro en la política cambiaria del Banco Nacional de Suiza y la posterior caída del euro frente al dólar atrajo unos flujos de capital considerables, por valor de 6.900 millones de dólares, a los fondos cotizados internacionales con cobertura de divisas”. Supone casi la mitad de la inversión total registrada en todo 2014, “puesto que los inversores anticiparon nuevos movimientos de depreciación”, indica la responsable. También se beneficiaron de este movimiento los ETF  de renta variable suiza, que atrajeron 300 millones de dólares. Estos flujos se canalizaron asimismo a los fondos con exposiciones concentradas en renta variable europea y de la región EAFE (Europa, Australia y Extremo Oriente).

Otra de las tendencias que recoge el informe ETP Landscape de enero tiene que ver con el continuo interés de los inversores por productos de renta fija: sólo los fondos cotizados europeos registraron un volumen de inversión de 5.100 millones de dólares en enero, mientras que la categoría global atrajo 13.000 millones en su conjunto. Desde la firma consideran que este movimiento puede explicarse por “la volatilidad presente en el mercado de renta variable, la incertidumbre acerca del crecimiento mundial y el anuncio de la aplicación de estímulos por parte del BCE”.

Marchioni identifica una tendencia de inversión dentro de la renta fija: “La coyuntura de rendimientos bajos está dirigiendo la inversión hacia la deuda corporativa europea con calificación de grado de inversión, continuando así la tendencia que llevó hasta máximos la inversión en ETF de renta fija el pasado año. Asimismo, los flujos de capitales también están regresando a la deuda de alto rendimiento”, constata.

La última tendencia que ha guiado a los inversores de ETP en enero es la más nueva de todas las expuestas. Tiene que ver con el retorno del interés por fondos cotizados que invierten en materias primas: la inversión en esta clase de productos se aceleró hasta los 5.200 millones de dólares, de los cuales 3.700 millones se asignaron a fondos que replican índices energéticos y los otros 2.300, a fondos centrados en el ero. Este dato supone el mejor resultado mensual en casi cinco años, “debido al capital captado por el segmento del crudo tras el desplome de los precios del petróleo así como a los primeros flujos de inversión considerables que registra el oro desde el pasado mes de junio”, según indican desde BlackRock.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos