Los factores que pueden ayudar al inversor a saber hacia dónde se dirige el precio del petróleo


Existe consenso en el mercado sobre los motivos que han originado la caída del precio del petróleo. La mayoría de expertos consideran que la brusca corrección experimentada por el barril viene motivada por el aumento de la oferta y no a los temores de los inversores a una reducción del ritmo de crecimiento de la economía mundial. Existen datos objetivos que avalan esta tesis. Por ejemplo, el hecho de que la producción de Libia haya pasado de 300.000 barriles al día en junio de 2014 a 850.000 en octubre, un fuerte repunte que provocó que la OPEP haya superado su cuota de 30 millones de barriles al día en los últimos meses. La decisión de Arabia Saudí de mantener su producción no ha hecho más que agravar la situación. La pregunta es… ¿se corregirá el desajuste entre oferta y demanda?

Aquí las opiniones difieren. Los estrategas de Legg Mason Global AM, por ejemplo, creen que “a menos que repunte la demanda de manera rápida y demostrable, será difícil restaurar el equilibrio de los precios de mercado”. En J.P.Morgan AM, por el contrario, entienden que el desajuste que actualmente existe entre oferta y demanda es pequeño y se corregirá pronto, lo que les conduce a pensar que el precio de la materia prima “se va a recuperar relativamente pronto. Está cerca de tocar suelo”. Harish Sundaresh, estratega sénior de materias primas de Loomis Sayles (Natixis Global AM), explica que predecir los precios del petróleo es una tarea que se mueve en tres dimensiones: la economía de la oferta, el crecimiento de la demanda y el inventario.

“Cuando hay pocas existencias y el equilibrio entre oferta y demanda es ajustado, las materias primas tienden a cotizar con una prima sobre el coste marginal. Sin embargo, cuando los equilibrios de las materias primas son poco precisos se produce lo contrario: las materias primas tienden a cotizar más cerca del coste marginal. Hemos iniciado el 2015 con unas existencias sumamente elevadas y los diferenciales del calendario de materias primas en aguda situación de contango (el precio actual de los futuros es superior al precio actual al contado del activo subyacente). Esto quiere decir que, con toda probabilidad, seguiremos acumulando existencias hasta bien entrado el 2015”, asegura el experto.

Sundaresh indica que la naturaleza elástica de la oferta y la naturaleza menos elástica de la demanda determinan que el nivel superior de los precios esté limitado. “Si los precios del petróleo llegaran a subir hasta 100 dólares, la oferta aumentaría y tendríamos que revisar la situación dentro de algunos meses. De ahí que, a medio plazo, el límite superior esté bastante por debajo del precio de 100 dólares al que estamos históricamente acostumbrados”. El experto ha llegado a estas conclusiones después de haber seguido de cerca varias dinámicas que podrían hacer que los precios del petróleo oscilasen hasta más de 10 dólares en cada dirección.

Los factores alcistas se han reforzado…

Por un lado, el experto revela que los factores alcistas se han reforzado. En el caso de la producción libia, por ejemplo, el período de estabilidad ha demostrado ser muy fugaz: aumenta y disminuye con mucha facilidad como consecuencia de la situación que vive el país. Otro tema importante es el efecto a largo plazo de las sanciones contra Irán y Rusia. Echando un vistazo a los contratos de protección frente a impagos (CDS) y a los tipos de cambio a plazo de los países productores de petróleo, se observa que el rublo ha perdido un 80% de su valor frente al dólar desde el verano de 2014 y el CDS de Venezuela cotiza a valores que se corresponden con un impago. El tercer factor es que los productores estadounidenses de shale están haciendo frente a sus gastos de capital (en algunos casos, el gasto ha caído un 40%).

“Esto nos lleva a establecer que los precios actuales resultan demasiado bajos a largo plazo. Si el precio del contado (spot) sigue operando a estos niveles durante un período de tiempo prolongado, el resultado podría ser un acontecimiento geopolítico importante, como la inestabilidad política en algún país productor de petróleo que esté haciendo frente a un recorte presupuestario”, señala Sundaresh.

… pero los factores que apuntan a una tendencia bajista siguen en juego

El primero que cita el experto hacia referencia a Arabia Saudí. “Parece que el país, sin preocuparse por los países más pobres de la OPEP, pretende seguir compitiendo con EE.UU por la cuota de mercado. El objetivo de producción de la  OPEP ya no es libre y creo que esto podría hacer que, en un futuro, el cártel se vuelva irrelevante. Algo que sería casi comparable a disolver la Reserva Federal estadounidense”.

El segundo motivo que arguye apunta a que las existencias de los productos y del propio crudo han seguido aumentando rápidamente. “La oferta ha seguido superando a la demanda en el cuarto trimestre y nos estamos acercando a unos niveles de existencias extremadamente elevados”. El tercer y último factor que, según el experto de Loomis Sayles, representa uno de los factores más importantes que apuntan a que la tendencia bajista del crudo sigue en juego hace referencia a que, a pesar de los bajos precios, la demanda fuera de Estados Unidos ha experimentado una fluctuación lateral.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos