Tags: Legal | Negocio |

Los dos deseos del presidente de la CNMV


El discurso de Sebastián Albella en la ceremonia de la XXVII entrega de premios de Expansión-Allfunds Bank a las mejores gestoras, fondos de inversión y planes de inversión fue breve. Duró apenas cinco minutos, pero no por ello estuvo exento de contenido. El presidente de la CNMV aprovechó la que era su primera intervención en este evento como máximo responsable del organismo supervisor para dejar muy claras cuáles son sus dos grandes aspiraciones, que él mismo llegó incluso a calificar como deseos personales. El primero hace referencia a las sicav y el segundo toca de lleno al modo en el que las gestoras españolas comercializan sus productos.

Primer deseo: que desaparezca la incertidumbre sobre las sicav

“Mi pretensión con respecto a las sicav es que desaparezca de una vez por todas la incertidumbre que existe sobre ellas sin que los eventuales cambios reales que puedan afectar al régimen de estos vehículos supongan un impacto negativo para un subsector de la inversión colectiva que es muy importante, sobre todo teniendo en cuenta que el patrimonio que acumulan excede los 32.000 millones de euros”, expresa Albella, quien achaca el goteo a la baja que se ha producido en el número de sicav a la incertidumbre existente.

Para el presidente de la CNMV, la mejor noticia sería que el panorama se despejara y que todos los profesionales con trabajos relacionados con este vehículo pudieran seguir desarrollando su labor con normalidad. “Las sicav son un vehículo tan razonable como el fondo. Es un vehículo abierto que existe en muchos países europeos y sería una lástima que, como consecuencia de un impacto negativo fuerte, que espero que no se produzca, asistiéramos a un fenómeno de deslocalización, con lo que ello supondría en términos de pérdidas de empleo como de inversión en activos españoles”.

Segundo deseo: que la gestión española de fondos crezca tanto en términos de calidad como de volumen

Albella anima a los gestores españoles y a las empresas de gestión de activos del país a ser ambiciosas y a considerar más de lo que lo hacen ahora la comercialización de productos a través de redes de terceros. “España dispone de muy buenos gestores, tanto en las entidades independientes, que han ganado un gran prestigio, como en las gestoras pertenecientes a bancos, y la gestión española de fondos debe crecer tanto en términos de calidad como de volumen”, manifiesta. Eso sí: el presidente de la CNMV reconoce que, para que se produzca ese crecimiento y esa mayor utilización de las redes de terceros, hay que resolver algunos problemas regulatorios que desde el organismo están tratando de solucionar.

Cita, como ejemplo, la diferencia entre el régimen de las cuentas ómnibus para los fondos extranjeros y para los fondos españoles. “Estamos trabajando intensamente junto con el Ministerio de Economía para resolver este asunto y espero que haya novedades pronto”, augura. Albella reconoce que desde la CNMV ven “con simpatía” la iniciativa que está preparando BME, con el desarrollo de una plataforma de fondos que previsiblemente verá la luz a finales de junio, así como también ven con simpatía la plataforma de Allfunds Bank.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos