Los consejos de un cazadividendos


¿Qué debe esperar un cazadividendos en 2015? Stuart Rhodes, gestor del M&G Global Dividend Fund, da algunos consejos para afrontar un entorno volátil. Rhodes ha participado en representación de M&G Investments en la conferencia que Morningstar celebra anualmente en España, dando una charla titulada precisamente 'Oportunidades en renta variable en un mercado volátil' en la que también han participado Colin Stone en representación de Fidelity Worldwide Investment y Peter Langerman por parte de Franklin Templeton Investments.

La charla giró principalmente en torno a las valoraciones actuales y los riesgos actuales en el mercado. Stuart Rodhes considera que siempre se pueden encontrar oportunidades en todos los tipos de mercados, pero es necesario ser fiel a una filosofía de gestión activa y concentración de valores. No obstante, tiene un consejo que dar sobre el tono actual de mercado: “Sea valiente y asuma un poco de riesgo, elija valores con los que no se sienta tan cómodo”. Se refiere a que, en vez de fijarse en compañías identificados tradicionalmente por sus políticas de retribución, como por ejemplo Nestlé, al haber subido las valoraciones es hora de empezar a fijarse en sectores menos obvios, como el financiero. 

La idea de comodidad es muy importante en relación con las valoraciones. El gestor cree que una compañía puede cotizar a un PER 20 ó 25 tan sólo si verdaderamente puede justificarlo con unos beneficios fuertes: “El precio es una estrategia errónea. El riesgo ahora reside en pagar de más”. De ahí que reivindique la necesidad de estudiar con mucho detenimiento cada compañía para poder encontrar características que quizás otros no hayan visto, o como elemento discriminador si dos compañías cotizan con un PER similar. Pone como ejemplo que ahora las valoraciones se han tensado en EE.UU., pero las compañías estadounidenses destacan como las más capaces de generar dividendos sostenibles y crecientes a lo largo del tiempo, de ahí que el cazadividendos se vea obligado a plantearse ciertas preguntas: “No quiero sólo una compañía que pague dividendos, quiero que el equipo directivo de esa compañía invierta pensando en los próximos diez años”, declara al respecto. 

Rhodes admite que ahora se ha incrementado la volatilidad y que el efecto divisa ha tenido un efecto importante en este sentido, especialmente sobre los beneficios de las compañías, pero percibe estos momentos de dislocación como oportunidades para poder adquirir compañías que se habían encarecido en momentos de ventas irracionales. Hay algunas excepciones, no obstante. Por ejemplo, está el caso de las empresas del sector energético. El gestor considera que en términos generales es un sector que ahora ofrece atractivo, pero que desde el punto de vista de un inversor en dividendos son preferibles otras áreas del mercado, como por ejemplo las infraestructuras.  

¿Cómo va a afrontar el gestor entonces los próximos meses? Rhodes indica que la estrategia del M&G Global Dividend Fund va a centrarse en sectores y valores específicos, prestando atención a valores castigados y analizando los motivos de dicho castigo para saber si ha sido justificado o si, en cambio, son oportunidades de compra. Este producto fue lanzado en julio de 2008 y acumula una rentabilidad en torno al 125% desde entonces. La cartera puede invertir entre un 50% y un 60% en valores de calidad (es decir, compañías defensivas y con disciplina de crecimiento), entre un 20% y un 30% en valores activos (compañías cíclicas respaldadas por activos y con buena disciplina de capital) y, finalmente, entre un 10% y un 20% en valores de crecimiento rápido, es decir, compañías cuyo crecimiento estructural esté ligado a la geografía o la línea de productos. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos