Tags: Latam |

Los clientes de alto patrimonio latinoamericanos de Espírito Santo ahora serán atendidos por CBH


Banque Privée Espírito Santo (BPES) informó esta semana que venderá su negocio de banca privada para clientes de Latinoamérica e Iberia a la firma independiente de banca privada suiza, Compagnie Bancire Helvétique (BCH). La venta de este negocio es el último intento de la familia Espirito Santo para desenredar la situación financiera en la que se encuentra el grupo que lleva su nombre.

¿Qué llevó a esta decisión? El imperio de la que es una de las grandes fortunas de Portugal es una red de empresas que se financian entre ellas, y la imposibilidad de cumplir con el pago de sus deudas que vencen o están por vencer, les ha puesto en una posición difícil después de que el auditor, KPMG, detectase en mayo irregularidades en la sociedad cabecera, Espírito Santo International (matriz del banco Espírito Santo, el más grande de Portugal por cotización). El viernes pasado, esta última empresa pidió el concurso de acreedores para poner en orden su deuda, y ayer le acompañó Rioforte tras incumplir con el pago de la deuda contraída con Portugal Telecom.

Ante esta situación, el conglomerado de la familia Espírito Santo informaba ayer sobre la venta de su negocio de banca privada, Banque Privee Espírito Santo (BPES), a la empresa familiar de banca privada independiente suiza Compagnie Bancire Helvétique. BPES, con 6.200 millones de dólares bajo gestión (a diciembre de 2013), es propiedad del holding luxemburgués de Espírito Santo Financial Group, del que un 49% está en manos de Rioforte Investments, y que a su vez es propiedad 100% de Espírito Santo International.

¿Qué significa esta compra para CBH? Philippe Cordonier, CEO of CBH Compagnie Bancaire Helvétique, indicó en el comunicado conjunto enviado por ambas entidades, que la compra de BPES "representa un significativo paso en el desarrollo del banco, permitiendo expandir nuestro negocio en Latinoamérica e Iberia. Estamos encantados de dar la bienvenida al nuevo equipo, con los que compartimos una visión estratégica común que está enfocada en la relación cercana con nuestros clientes".

Aquellos clientes que no sean transferidos a CBH seguirán siendo atendidos por Banque Privée Espírito Santo, para posteriormente reducir sus actividades mientras desarrolla su asociación con CBH, indicaro las entidades en el comunicado.

No es el único movimiento en la banca privada suiza. Esta última operación se une a una larga lista de ventas y adquisiciones en lo que va de año. Julius Baer anunció que adquirirá el negocio de banca privada en Suiza y Luxemburgo del banco de Israel Leumi. En abril, el banco brasileño J. Safra Sarasin (la única entidad latinoamericana entre as 25 bancas privadas más grandes del mundo), anunció la compra del negocio suizo de banca privada de Morgan Stanley. HSBC Holding informó el mes pasado que vende su cartera de activos de banca privada (11.200 millones de dólares) a LGT Group, mientras que Standard Chartered está buscando comprador para su banca privada.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos