Tags: Negocio |

“Lo nuevo ahora para la industria de fondos es que hay muchos depósitos que vencen y que la deuda pública ya no te va a pagar lo que en el pasado”


Desde que el pasado 2 de marzo fuese nombrado director general de Edmond de Rothschild AM para España, Sebastien Senegas ha vivido unas semanas muy intensas que ha invertido fundamentalmente en reunirse con buena parte de sus clientes para conocer de primera mano cuáles son sus inquietudes y necesidades. Durante este tiempo, el responsable de la gestora ha percibido el mayor interés que existe en el mercado español por el producto fondo. “Durante el último año y medio se aprecia claramente que todo el mundo está más abierto a escuchar alternativas de inversión, necesita ideas y quiere conocer nuevos productos. Tras años de crisis y reducción del volumen de activos, la industria está atravesando un momento dulce por el elevado potencial de crecimiento que presenta, incluso por parte de clientes que antes no invertían en fondos”.

En la primera entrevista concedida por Senegas tras asumir la responsabilidad del negocio de Edmond de Rothschild AM en España, el experto asegura que los bajos tipos a los que se remuneran los depósitos y el fuerte rally registrado por la deuda pública española son factores que han contribuido a elevar el interés por los fondos de inversión. “Muchas bancas privadas tenían importantes inversiones de sus clientes en depósitos, productos que ahora vencen y que no se pueden renovar a los mismos intereses que en el pasado. Esto está favoreciendo al fondo de inversión. También el hecho de que, antes, algunos actores como compañías de seguros, o mutualidades, a veces preferían hacer las inversiones a través de la compra directa de activos de renta fija dado que el mercado de deuda pagaba bien. Ahora, esto puede estar cambiando y este tipo de inversores buscan hacer otras cosas”, revela.

“Lo nuevo es que ahora hay muchos depósitos que vencen y que la deuda pública española ya no te va a pagar lo que en el pasado. El cliente ve que los mercados han corrido mucho y se pregunta qué hacer. Busca soluciones. Esto es especialmente claro en el caso de inversores que antes estaban posicionados en liquidez y depósitos bancarios. Piden que les ayudes a la hora de invertir porque son conscientes de que el mercado ha subido mucho”. Reconoce que, para que un fondo entre en el radar, las exigencias dependen de cada cliente y de la clase de activo, si bien los principales requerimientos para que un producto sea incorporado a la lista de recomendados pasan por contar con un elevado patrimonio, track record, performance (no solo rentabilidad, sino también las ratios de riesgo) y el enfoque de la estrategia (filosofía del fondo, si es un gestor con un sesgo conservador, agresivo…).

Las grandes apuestas de la gestora en España

En este sentido, las soluciones de inversión que están empujando pasan por varias estrategias. En renta fija una de ellas es el EdR Bond Allocation, fondo flexible de renta fija cuyo objetivo es ofrecer una rentabilidad positiva independientemente de cuál sea el entorno de mercado haciendo una gestión activa de la duración y de la curva. “En el mercado de bonos hay oportunidades, pero también más riesgos que antes. La flexibilidad en renta fija nos parece ser una solución idónea”. También apuestan por un fondo de retorno absoluto con baja volatilidad, el EdR Start, o un producto de deuda subordinada, el EdR Signatures Financials Bonds. “Se trata de una tercera vía que te permite no alargar en duración ni bajar en la calidad crediticia para buscar más rentabilidad, manteniéndote principalmente en el segmento de grado de inversión. Todo ello a cambio de entrar en una estructura más junior como es la deuda subordinada financiera”.

En renta variable, el fondo que más están empujando es un producto de renta variable global con filosofía value. “Después de la fuerte subida experimentada por el mercado de renta variable estadounidense (el año pasado) y europeo (este año), hay espacio para productos más globales”. Se trata del EdR Global Value, cuyo enfoque se centra en compañías cíclicas, que –en su opinión- deberían verse favorecidas en un entorno de crecimiento económico cada vez más sólido. A la gama de producto de la entidad se sumarán o han sumado ya nuevas estrategias en las que trabajan. La mayoría de los nuevos lanzamientos serán soluciones orientadas a la reducción del riesgo (control de la volatilidad), así como diferentes estrategias sectoriales como, por ejemplo, productos de infraestructuras o fondos que permitan aprovechar la innovación en materia tecnológica.

“No me gusta decir que somos especialistas en un segmento de mercado en particular. El fondo de mayor tamaño de la entidad es un producto de renta variable americana, el cual no es nuestro mercado natural. Somos una entidad con mucha historia a nivel de expertise. En renta variable, me gusta resaltar que somos gestores de convicciones, apostando por carteras muy concentradas alejadas de los índices. En renta fija, somos un buscador de nichos de mercado, siendo expertos en determinadas clases de activos, como la deuda subordinada financiera, donde hemos desarrollado un gran conocimiento. Somos una entidad lo suficientemente grande como para tener un gran expertise y lo suficientemente pequeña como para que nuestros clientes tengan un acceso directo con los gestores, lo cual es algo que valoran especialmente”, señala.

Objetivos fijados en la oficina

En este sentido, uno de los objetivos que se ha fijado nada más asumir la dirección de la oficina ha sido el de tratar de desarrollar acuerdos de partnership en España con sus clientes que vayan más allá de la mera venta de producto. “Tenemos el expertise necesario para desarrollar un modelo de negocio a largo plazo en España, así como para trabajar con nuestros clientes con espíritu de colaboración, poniendo a su disposición los recursos tanto de la matriz como de la oficina española para ayudarles en todo lo referente a la construcción de sus carteras, busca de productos, o de soluciones muy a medida”. Junto a este propósito, Senegas se ha marcado otros objetivos, la mayoría enfocados a optimizar la relación con los clientes, como por ejemplo asegurarse de que están en permanente contacto con todos ellos y mantenerlos puntualmente informados sobre la gama de producto de la firma.

En cuanto a la cobertura de los clientes, han efectuado una reorganización pragmática de la oficina, manteniendo las cuentas en las manos en las que habían estado habitualmente. En el equipo de ventas, junto a Senegas trabajan María García Fernández, deputy head of sales, y Benito López-Sors, como ventas institucionales. “En muchos casos podemos ser un socio estratégico, aportando a los clientes soluciones de inversión y dando una respuesta satisfactoria a sus necesidades. Lo importante es que somos tres personas y que el nivel de compromiso de la gestora con el mercado español es total”, concluye Senegas.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos