Tags: Latam |

¿Llegaremos a diciembre de 2012?


A eso se le suma la presión en otros países de la periferia, por lo cual el tema de Europa será moda entre los inversionistas durante el próximo año. España ya tiene bonos a 10 años por encima del 6%, otros países vienen en un modo similar. Con el agravante de que los recursos para responder en caso de necesidad son limitados: no mas la posición internacional en bonos españoles e italianos requeriría de un paquete de ayuda cercano al trillón de euros, con un fondo de estabilización de la zona que tiene 440 billones (es decir, hacen falta 560 billones de euros). Es decir, si antes caminábamos encima del fuego por un puente, ahora caminamos en el mismo fuego pero como los equilibristas, sobre la cuerda floja. No hay margen de maniobra suficiente, no existe tiempo para poner de acuerdo a líderes tan diversos como un alemán y un portugués.
 
Si esto no fuera poco, de seguro que un nuevo cupo de ampliación del techo de la deuda norteamericana tendrá que debatirse en algún momento del próximo año. ¿Por qué? Básicamente porque los problemas de deuda de USA siguen vigentes y, a la mayoría de analistas se les olvidó que para fondear los planes de rescate financiero el Tesoro norteamericano emitió la mayoría de bonos a un plazo entre 3 y 5 años, lo que quiere decir que las presiones sobre las finanzas públicas norteamericanas se darían entre 2011 y 2013, justo como lo vimos. Pero no ha terminado y el tema seguirá vigente por unos cuantos años.
 
Si esto fuera poco, los analistas esperan que China se desacelere alrededor del 8.5% el próximo año, con algunos detalles adicionales: muchos de los análisis muestran que los precios promedio de vivienda en China podrían caer alrededor del 10%, que no significa una crisis inmobiliaria, pero sí tendrán el consabido efecto de riqueza sobre la población, que sentirá que su casa vale menos, sus activos financieros también y esto impactaría de una o de otra forma el consumo. A los que no han visto, vale la pena que hagan el recuento de unas semanas atrás los grupos de manifestantes en Shangai pidiendo devolución de su dinero, cuando la compañía inmobiliaria decidió reducir los precios de las viviendas por las que ellos habían pagado más.    
 
La pregunta que me hice es si llegaremos a diciembre de 2012, pues como muchos recuerdan el 21 de diciembre se asocia con el fin del mundo atribuído a los mayas. De acuerdo, los mayas no hablaron del fin del mundo, sino de un cambio de era en el cual los humanos tenían que cambiar. Aunque parece que no hemos cambiado lo suficiente.
 
Significa todo esto que debemos cerrar nuestras inversiones en acciones y salir corriendo? No necesariamente, pues siempre habrá oportunidades en renta variable. Siempre es siempre. Pero sí es necesario saber que ahora más que nunca la diversificación es la reina, el largo plazo es la norma, y la volatilidad volverá a ser la bruja.

Lo más leído

Próximos eventos