Tags: Latam |

Latinoamérica tierra de oportunidades: ¿Dónde invertir en el contexto actual?


Sin embargo, sinuoso fue el camino que transcurrió desde aquella promesa de tierra de oportunidades a la situación actual, pasando por muy variadas situaciones políticas y económicas que mantuvieron a la región exenta de poder lograr un desarrollo sostenido.

Cambios bruscos en el régimen democrático, gobiernos autoritarios, malas políticas económicas como alta inflación y exceso de deuda, corrupción en distintos ámbitos del poder y falta de seguridad jurídica, fueron entre otros, los principales factores que contribuyeron al pobre desarrollo de la región hasta comienzos del siglo XXI.

Todo esto comenzó a revertirse en los últimos años, la consolidación régimen democrático, en casi toda la región, y el constante incremento de las materias primas que se producen, llevó a posicionar a las economías de varios de estos países entre los destinos elegidos para canalizar inversiones. En el último decenio se gestó un considerable aumento de la Inversión Extranjera Directa (IED) y la inversión financiera en prácticamente todos los activos que componen el menú de inversiones en América Latina.

Alternativas de inversión

Los activos de renta fija (bonos) vieron una significativa baja de sus diferenciales de interés versus los bonos americanos que se fijan como referencia. Así es que hoy, muchos países de la región, como: Chile, Perú, Uruguay, Brasil, México, Colombia y Panamá, son considerados por algunas agencias calificadoras como “Grado de Inversión”; lo que a su vez realimenta el apetito de los inversores, pues pasan a ser inversiones calificables para muchos fondos de pensiones o fondos soberanos que requieren esta calificación crediticia para poder incluirlos en sus carteras.

El valor de las acciones de las empresas latinoamericanas también creció considerablemente al compás del mayor flujo de capitales a la región. A pesar de haber sido castigadas durante la crisis de los años 2008-2009, se recuperaron rápidamente de estas bajas y hoy, muchas de estas compañías, o directamente los índices accionarios de los países, tienen valuaciones que pocos hubiéramos imaginado 10 años atrás.

Un efecto colateral indeseable que se vive en muchas de las economías latinoamericanas es que debido al ingreso de capitales sus monedas se aprecian frente al dólar americano (que también es tomado como moneda de referencia) lo que las hace perder competitividad en los mercados externos y por lo tanto dificultar sus exportaciones. Es por esto que muchos países toman diferentes medidas para evitar la apreciación excesiva de sus tipos de cambio en lo que en algún momento se calificó como “guerra de monedas”.

También se desarrollaron en la región muchos Fondos de Inversión Directa para canalizar inversiones en distintos sectores de la economía. Este tipo de inversión se canaliza principalmente como un Fideicomiso (Trust) o bien un Fondo de Inversión Directa, dependiendo de la normativa de la jurisdicción donde se desarrolle. Si bien estos vehículos de inversión se pueden aplicar a cualquier tipo de inversión o emprendimiento, son muy utilizados para volcar recursos al área inmobiliaria o al desarrollo de producción agropecuaria.

Por último, luego de haber repasado cómo llegamos a la situación actual, nuestra tarea como asesores, gerentes de portafolio o analistas, es determinar qué inversiones pueden ser atractivas de aquí en adelante. Si bien sabemos que para responder esta pregunta correctamente hay que determinar las características y necesidades del inversor hay ciertas pautas generales que deberíamos tener presente:

-Mientras las economías centrales sigan manteniendo sus políticas actuales de tasas bajas para recuperar el crecimiento global, la región seguirá siendo un receptor de flujos por el mayor carry que ofrecen sus bonos. En orden creciente de apetito al riesgo podemos citar como las inversiones más apetecibles a la renta fija soberana denominada en dólares, la corporativa de mayor calificación denominada en dólares, y luego también ambos tipos de deuda, pero denominada en moneda local. Mientras continúe el proceso de ingreso de capitales y las monedas locales tiendan a apreciarse, estos últimos activos se verán beneficiados por ambos factores, el mayor interés que devengan y la apreciación de las monedas locales.

-Por el lado de la renta variable, siguen presentándose oportunidades interesantes, principalmente en sectores relacionados con materias primas y con consumo interno.

-Finalmente, hay alternativas en inversiones directas relacionas con producción de commodities o inmobiliarias. Desde ya que hay que hacer un análisis previo exhaustivo para determinar la experiencia e historial de los desarrolladores antes de tomar la decisión de inversión.

 

Lo más leído

Próximos eventos