Las seis reglas de oro para un gestor de retorno absoluto


Algo se ha despertado este verano: el temor. Durante gran parte del primer semestre del año, los mercados de renta variable publicaron beneficios; no obstante, la inquietud por una posible subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense y la ralentización del crecimiento económico de China, han incrementado la volatilidad de los mercados. El momento ha sido muy bueno para testar cuál ha sido el comportamiento registrado por los fondos long/short de renta variable, algunos de los cuales han conseguido durante los últimos meses resultados muy destacables. Funds People publicó recientemente un artículo en el que indicaba cuáles habían sido los fondos long/short de renta variable europea y global que mejores resultados obtuvieron en el verano.

El objetivo de los gestores de retorno absoluto es ofrecer una rentabilidad positiva con independencia de cuál sea el comportamiento del mercado. En este sentido, lo que más le importa a un gestor de retorno absoluto no es la dirección de los mercados, sino las correlaciones entre los activos. Pero hay más aspectos importantes que un gestor de retorno absoluto debe tener en cuenta. John Bennett, gestor del Henderson Horizon Pan European Alpha, Ben Wallace y Luke Newman, gestores del Henderson Gartmore United Kingdom Absolute Return, han elaborado lo que ellos denominan como las reglas áureas para un gestor de retorno absoluto. Concretamente, estos profesionales de Henderson Global Investors enumeran hasta seis directrices que los responsables de estas estrategias nunca deben olvidar.

1. Cíñase a lo grande y líquido: evite quedar atrapado en títulos de pequeña capitalización o instrumentos faltos de liquidez que limiten la flexibilidad en mercados que evolucionen rápidamente.

2. Preste atención a los mercados de crédito y swaps: a menudo son los que dan la señal de alarma.

3. Manténgase flexible: una cartera de negociación táctica proporciona las herramientas necesarias para generar una rentabilidad absoluta estable para sus inversores, incluso en mercados de valores sumamente volátiles o incluso negativos.

4. Hay que saber cuándo gatear, cuándo caminar y cuándo correr. Si la estrategia no funciona en un mercado, vacíe la cartera/llévese el dinero.

5. Esté dispuesto a mover rápidamente las exposiciones brutas y netas mediante futuros sobre índices.

6. Supervise constantemente los niveles de pérdida limitada: las pérdidas en operaciones a corto plazo pueden ser infinitas.

Es indudable que el interés por las estrategias de preservación de capital han aumentado y que esta clase de productos se han situado en primer plano. Esto es válido tanto para los fondos de retorno total (total return) como para los productos de retorno absoluto (absolute return). Lo demuestra el hecho de que muchos fondos que pueden englobarse bajo alguna de estas etiquetas hayan sido los productos más vendidos en Europa en el primer semestre del año. Sin embargo, a menudo ambas estrategias se confunden y el inversor no siempre tiene claras cuáles son las diferencias. De hecho, en ocasiones los inversores utilizan los términos ‘total return’ y ‘absolute return’ como si fueran sinónimos, cuando en realidad no lo son. Conozca cuáles son las diferencias entre retorno total y retorno absoluto pinchando aquí.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos