Tags: Latam |

Las redes sociales para inversores buscan su hueco en Brasil


El negocio de las redes sociales se extiende también al mundo financiero y en Brasil acaban de surgir dos nuevos modelos que luchan por ser la referencia entre los inversores.

En la marea de informaciones que se desprende a diario del mercado de capitales, faltaba un espacio donde compartir estrategias, consejos y datos entre los inversores. Aprovechando esas carencias y el auge de Facebook y Twitter en Brasil ya se han lanzado dos redes sociales para inversores que compiten por ganar usuarios y ampliar su modelo de negocio.

Con solo un mes de vida Meivox es una de esas redes que, con más de 5.000 usuarios, aspira a convertirse en la “mejor plataforma para el intercambio de información entre inversores del mercado financiero”, explica su CEO, Rodrigo Terni, a FundsAmericas. “Nos dimos cuenta de que había una falta de información clara y transparente con la que comparar la actividad de los inversores y nuestro concepto está enfocado a resolver ese problema”.

Meivox comparte similitudes con Facebook y está diseñada para que los usuarios divulguen en sus perfiles la compra-venta de acciones en las que participan. A partir de esa información, Meivox elabora un ranking de las acciones más negociadas por los integrantes de la red y también de los usuarios que más participan.

La competitividad entre inversores es también un gancho en el negocio ya que la red potencia el que los usuarios midan su reputación, que sus perfiles sean consultados por otros para que comprueben sus aciertos y que ellos mismos midan su riesgo y su rentabilidad para mejorar los puntos flacos de su estrategia. La aspiración de la compañía, según Terni, es que acabe siendo una plataforma de inclusión de nuevos inversores en el mercado financiero.

Pero Meivox no está solo. Marcelo Mayworm, un joven ingeniero informático que trabaja para la Bolsa de Nueva York ha apostado también por la idea de que los inversores acabarán enganchados a sus propias redes sociales y ha creado Tapix. “La idea surgió a finales de 2010 cuando con otros dos amigoa, Olivier Smadja y Matheus Rizzo, también ingenieros y que invierten en acciones desde hace cuatro años, decidimos crear Tapix, ya que pasábamos el día intercambiando emails, enviándonos consejos unos a otros”.

Tapix, con más de mil usuarios registrados, usa un modelo de microblogging, más parecido a Twitter, cuyos ingresos dependen fundamentalmente de la publicidad. “La red permite crear grupos públicos o privados donde conversar sobre empresas o activos”, describe su creador desde Nueva York. “Cada vez que alguien envía un mensaje que contiene el código de una empresa o una tendencia al alza o a la baja de sus títulos, el sistema captura los datos y al final del día, nuestras estimaciones se comparan con las del cierre de la sesión y se calcula la ganancia de los participantes, como si fuese una cartera de acciones”, explica Mayworm. “Los que más aciertan se posicionan en los primeros lugares de nuestro ranking público”.

La reputación, confianza e intercambio de información y estrategias ya formaban parte del modelo de negocio de Guiainvest, otra red social que además de nutrirse de patrocinios ya gana un porcentaje por la venta de los productos financieros. De sus socio, XP Corretora. Un modelo al que sus competidores se acercan a la velocidad de Internet.

Lo más leído

Próximos eventos