Las razones que han conducido al éxito al GS US CORE en los últimos dos años


En 2014, el GS US CORE Equity se convirtió en uno de los fondos de renta variable americana más exitosos al generar un rendimiento bruto del 15,5%, lo que le permitió batir al S&P 500 Net Total Return por 250 puntos básicos y situarse por segundo año consecutivo en el primer cuartil por rentabilidad. Se trata de un producto englobado dentro de la gama CORE de Goldman Sachs AM, en el que existen fondos de renta variable europea, emergente o global, y cuya principal característica es presentar unas comisiones de gestión muy bajas (generalmente del 0,5% para el institucional), circunstancia que posiciona a estos productos como una clara alternativa a los ETF. El tracking error del GS US CORE Equity desde su lanzamiento en 1996 está en 221 puntos básicos, si bien en los últimos cinco años se sitúa en 136 puntos básicos.

Este fondo de renta variable estadounidense emplea un procedimiento de inversión dividido en tres fases: análisis, construcción de la cartera y ejecución. En primer lugar, el equipo pronostica los retornos de aproximadamente 4.000 acciones. Emplean un modelo basado en varias temáticas: valoración, rentabilidad, calidad, gestión, momentum, sentimiento y focos globales de unión (esto es, la interconexión y relación que existe entre las compañías y cómo lo que le suceda a una le puede afectar a otra).

La valoración persigue capturar los activos infravalorados. La rentabilidad busca identificar aquellas empresas de gran calidad con un posicionamiento competitivo respecto del de sus competidores. Con la calidad se evalúa el origen y la consistencia de los beneficios y de su correspondiente distribución de las compañías analizadas. Con el momentum tratan de atrapar de forma sistemática toda aquella información de valor, mientras que los focos globales de unión suponen una aproximación innovadora al momentum capturando las reacciones del mercado a la información de las compañías relacionadas. A través de los equipos directivos de las compañías consiguen acceder a las características, políticas y decisiones estratégicas de la dirección de las compañías analizadas. Por último, el sentimiento refleja la particular visión de inversión de cada uno de los individuos e intermediarios financieros. “Un mayor peso en una u otra de las temáticas varía pues depende de la correlación, de los retornos históricos y de la volatilidad esperada”, explica Javier Rodríguez-Alarcón, gestor del fondo.

Una vez que se han asignado las alphas por activo en el modelo de selección, utilizan un modelo de optimización informática para la construcción de la cartera. “En nuestra opinión, manejamos de forma efectiva la gestión del riesgo del fondo. Nuestro modelo reconoce el riesgo asociado a cada acción siendo capaz de responder rápidamente a los cambios del mercado. Actualizamos nuestro modelo con información diaria colocando el peso de nuestra cartera en aquella información más reciente”, explica. En el equipo han venido utilizando un sistema de procesamiento del lenguaje natural con el objetivo de poder analizar miles de informes y resultados corporativos. “Leemos íntegramente cada uno de las comunicaciones de resultados de la dirección de una compañía, identificando palabras clave que puedan captar el tono y actitud de la misma. Esto nos da una mejor visión de la percepción de la dirección de su compañía. Analizamos cientos de informes diarios de analistas con el fin de identificar grupos de empresas relacionadas con los aspectos más interesantes del mercado en un momento concreto del tiempo”.

El último paso importante en el proceso es la ejecución, donde Rodríguez-Alarcón cree importante ser dinámico. “Hay que controlar los costes de trading. Operamos de la manera más eficiente posible para poder asegurar un menor coste final a nuestros clientes. Nuestra forma de ejecución se basa en algoritmos capaces de captar mercados e industrias en los que están disponibles los rendimientos más altos a un coste menor. Además, estamos constantemente adaptando nuestros procesos de trading incorporando nuevas tecnologías y fuentes de liquidez, todo ello haciendo uso de métodos cuantitativos capaces de guiar nuestras decisiones de trading", explica el experto.

Razones del buen rendimiento y últimos cambios introducidos

El gestor revela que la parte behavioural del proceso de inversión ha sido fundamental para el rendimiento del fondo. “El análisis fundamental es importante pero también creemos que las tendencias y sentimientos mueven los mercados, por lo que tenemos que ser capaces de capitalizar el comportamiento del inversor. El fondo se puede adaptar rápidamente a los cambios del mercado tal y como ha demostrado en 2014, siendo este dinamismo uno de sus principales elementos diferenciadores”. El fondo ha comenzado el 2015 incrementando su exposición en el sector tecnológico y sanitario, al mismo tiempo que reduciéndola en el sector del consumo y utilities con respecto del índice de referencia.

Con respecto a su visión de mercado, en el equipo esperan que el crecimiento en EE.UU se acelere en 2015 gracias a un aumento del consumo individual, de la inversión y del gasto fiscal. “Nuestra visión incorpora cierta debilidad en las exportaciones debido a la fuerza del dólar y a la reducción del gasto en la inversión en el sector energético debido a la caída de los precios del petróleo. La inflación es una de las preguntas clave para la economía americana en 2015. Pensamos que va a aumentar tímidamente, permitiendo a la Fed una subida de tipos a mediados del 2015”, afirma. En el largo plazo, Rodríguez-Alarcón cree que no hay un escenario de mercado específico en el que la estrategia se vaya a quedar desfasada comparada con el benchmark. Sin embargo, el gestor reconoce que "puede llegar el caso en el que se den puntos de inflexión o períodos donde el liderazgo del mercado cambie de repente y en los cuales los modelos cuantitativos no sean capaces de capturar los efectos inmediatos experimentando una menor rentabilidad en un corto período de tiempo”.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos