Las razones por las que J.P.Morgan AM cree que podría adelantarse la subida de tipos en EE.UU.


La primera subida de tipos de interés en Estados Unidos podría estar más cerca de lo esperado, si se hace caso de la evolución de los sueldos en Estados Unidos. Según David Lebovitz, estratega global de mercados de J.P.Morgan AM, “el crecimiento de los salarios -que ha sido decepcionante en meses recientes- podría estar a la vuelta de la esquina, lo que podría espolear a la Reserva Federal a subir tipos más pronto de lo que espera el mercado”. 

Lebovitz aporta tres razones para confiar en un repunte de los salarios en los próximos meses y, por ende, en el adelanto de las políticas monetarias destinadas a la normalización. La primera tiene que ver con la expiración a finales de 2013 de las subvenciones especiales para las personas que llevasen 27 semanas en el paro, consideradas como parados de larga duración. De acuerdo con una publicación reciente del Comité Nacional de Análisis Económico, el final de estas ayudas podría haber aportado hasta 1,8 millones de puestos adicionales de trabajo (el 60% del crecimiento agregado del empleo en 2014). 

“Casi un millón de esos puestos fueron ocupados con trabajadores que no habrían participado en el mercado laboral si se hubiesen renovado las subvenciones”, constata Lebovitz. Por ello, concluye que “esta expiración obligó a muchos desempleados de larga duración a dejar por completo el mercado laboral o a aceptar un trabajo por un salario inferior. El movimiento de esos trabajadores hacia los puestos de trabajo en 2014 puede haber contribuido a la ralentización del crecimiento de salarios”. De acuerdo con las estadísticas, el mayor incremento porcentual respecto al número total según el grado de estudios fue el del segmento de personas con el graduado escolar, que aceptaron trabajos peor pagados. “En otras palabras, los individuos con menor educación fueron los que vieron la mayor caída de la tasa de desempleo”, resume el experto. 

La segunda razón tiene que ver con el relevo generacional que se está viviendo en Estados Unidos: a medida que se van jubilando los miembros de la generación del baby-boom, van siendo sustituidos por trabajadores más jóvenes y peor pagados. “Con un número creciente de trabajadores alcanzando la edad de jubilación, es probable que la población de jubilados aumente y erosione la fuerza laboral”, reflexiona el experto. “Este ajuste demográfico limita cuánto puede crecer el sueldo medio”, añade.

La última razón está relacionada con el pronóstico meteorológico. Si hace un año el crecimiento del PIB del primer trimestre cayó dramáticamente por sufrir Estados Unidos el inverno más crudo en dos décadas, este año se ha visto el caso contrario. “Un diciembre inusualmente suave puede haber tenido un papel en la moderación del crecimiento de salarios. El tiempo puede afectar a los salarios porque los sueldos por horas tienden a incrementarse los meses de mal tiempo”, explica el estratega. La razón de este comportamiento es que aquellos trabajadores con peores sueldos tienden a quedarse en casa cuando hace peor tiempo, por lo que las empresas deciden pagarles mejor esos meses para que tengan una motivación para ir a trabajar. “En un mes con buen tiempo, todo el mundo se pasa por el trabajo, lo que empuja a la baja el sueldo medio”, indica Lebovitz. 

¿En qué se fija la Fed?

Para él, estas razones contribuyen a reforzar el punto de vista de que las medidas tradicionales con las que se mide el crecimiento salarial son menos precisas, y por ello el crecimiento de los sueldos podría sorprender al alza. “En parte, porque los trabajadores más jóvenes y menos cualificados parecen ser los más beneficiados por la creación de empleo”, insisten desde J.P.Morgan AM. Para reforzar su argumento del posible adelanto de la subida de tipos llama la atención sobre la publicación del último dato del Índice de Costes Laborales, la medida favorita de la Fed para monitorizar el crecimiento salarial: éste se incrementó un 0,6% en el último trimestre de 2012 y un 2,2% a lo largo de todo el año pasado. Otro dato a favor de la tesis del estratega es que ya hay unas cuantas compañías que están planeando subir los sueldos de sus trabajadores, lo que sugiere que el coste medio por hora trabajada podría recuperarse en los próximos meses. 

Todos estos factores llevan a Lebovitz a concluir que “la reciente ralentización del crecimiento salarial es probablemente un fenómeno temporal, y los sueldos podrían subir más rápido de lo que espera el mercado en 2015”. “A medida que la Fed se vaya dirigiendo hacia la normalización, vigilará los signos de subidas en el crecimiento de los sueldos, un indicador clave de una economía en expansión y obstáculo a la inflación. Dado que las tendencias salariales pueden ser más fuertes de lo que pueden sugerir las métricas actuales, los salarios podrían subir más rápido de lo esperado, dando pie a la Fed a empezar su largamente esperado endurecimiento monetario”, vaticina el estratega. Desde J.P.Morgan AM esperan que la primera subida de tipos se produzca en verano. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos