Las oportunidades de las small caps


Los primeros diez años del milenio se describen con frecuencia como una “década perdida” para la renta variable. En general, los mercados bursátiles a nivel mundial se han fortalecido desde entonces; sin embargo, las rentabilidades a largo plazo de la renta variable de gran capitalización y la de pequeña capitalización han divergido significativamente. Entre el 1 de enero de 2000 y el 31 de diciembre de 2014, la renta variable mundial de gran capitalización arrojó una rentabilidad del 81,1%, mientras que la rentabilidad de las compañías de pequeña capitalización fue del 332,2%*. En nuestra opinión, esto muestra lo que se conoce como el efecto de la empresa pequeña, una teoría que sostiene que las compañías de menor tamaño tienen un mayor potencial de crecimiento que las compañías de mayor tamaño.

El tamaño importa

Creemos que invertir en compañías de menor tamaño ciertamente implica algunas consideraciones adicionales, como la liquidez, el riesgo y la gran magnitud del universo de inversión disponible. Aunque las compañías de menor tamaño son a menudo menos complejas que sus homólogas de mayor tamaño, no cabe ninguna duda de que hay menos análisis disponibles sobre ellas. Esto puede dar lugar a un “déficit de información” y presentar oportunidades para encontrar ideas de inversión atrayentes, algo que está en el centro de nuestra filosofía de inversión basada en el Enfoque en el Cambio.

Desde el comienzo del milenio, algunas de las compañías de mayor tamaño o bien han implosionado o han visto reducido su valor, lo que indica que el tamaño y la escala no necesariamente mitigan el riesgo, algo que los inversores del Royal Bank of Scotland, BP o Nokia saben demasiado bien. Como consecuencia, el diferencial de riesgo entre las compañías de gran y pequeña capitalización podría no ser tan grande como muchos creen. Nuestro análisis de rentabilidades ajustadas al riesgo entre el 1 de enero de 2001 y finales de diciembre de 2014 muestra que, a nivel mundial (con la excepción de la región Asia-Pacífico ex Japón), la rentabilidad de las compañías de menor tamaño sobrepasa a la de sus compañeras de mayor tamaño. Esto sugiere que la exposición a compañías de pequeña capitalización podría ser una fuente significativa de generación de alfa en una cartera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Centrándose en los fundamentales

Nuestro bien establecido proceso de inversión en compañías de menor tamaño se centra en la predictabilidad, la visibilidad, la calidad y la estabilidad, junto con beneficios positivos y momentum de su negocio. Nos centramos en características corporativas clave que creemos que han demostrado ser indicadores avanzados de la evolución del precio de las acciones. Las reuniones con los equipos directivos también son esenciales a la hora de calibrar las futuras oportunidades de crecimiento o, del mismo modo, los posibles riesgos.

Adicionalmente, nuestra herramienta cuantitativa propia, Matrix, utiliza doce factores probados para rastrear el universo en busca de nuevas ideas y para controlar las posiciones, lo que garantiza un sesgo hacia los factores de calidad, crecimiento y momentum. El objetivo final de este doble enfoque es identificar compañías con modelos empresariales demostrados que generen liquidez y ofrezcan un crecimiento de dividendos sostenible.

Proporcionando rentabilidad a los inversores

Nuestra diligencia y experiencia en inversiones en compañías de pequeña capitalización han dado como resultado un sólido historial para el fondo European Smaller Companies.

 1 año3 años5 añosDesde su lanzamiento**
SLIESCF30,593,5132,8138,6
Índice FTSE SCDE16,270,091,353,7

SLIESFC: Standard Life Investments  European Smaller Companies Fund                               SCDE: Índice FTSE Small Cap Developed Europe                                                                                                             

En conclusión, creemos que las compañías de menor tamaño ofrecen significativas oportunidades de inversión. Sin embargo, el tamaño y la amplitud de las oportunidades de inversión presentan importantes desafíos para todos los gestores, aunque en menor medida para aquellos más capacitados y con mayores recursos. Un proceso consistente y bien definido para explotar la rentabilidad, es una necesidad para aquellos que deseen superarla en el largo plazo.

*Fuente: Thomson Datastream

**Fuente: Financial Express a 30 de septiembre de 2015, Clase D Institucional denominada en euros – Fecha de lanzamiento del Fondo: 26 de septiembre de 2007. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad futura. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos