Las mejores oportunidades en tecnología, con Columbia Threadneedle


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis, VDOS.

Las innovaciones tecnológicas puede que no vayan a revolucionar el mundo, pero sí que pondrán al alcance del público en general capacidades tecnológicas sorprendentes. Desde la realidad virtual a la automatización de labores manuales, la disposición de muchos consumidores a adquirir nuevas tecnologías es tal que, incluso los inversores más cautos están dispuestos a tomar mayores riesgos, a cambio de mayores beneficios.

Una tendencia que se hace notar en la evolución del tecnológico NASDAQ, el más rentable en el año de los índices principales de mercados desarrollados, con un avance de 5,41%. La categoría VDOS de TMT se beneficia de esta positiva evolución, con una revalorización en el mismo periodo de 4,45%.

De esta categoría, el fondo más rentable en lo que va de año es la clase AU en dólares de Threadneedle (LUX) - Global Technology, obteniendo un 7,65% desde el inicio de 2017. Es además el fondo cinco estrellas más rentable de la categoría, a uno y tres años.

Referenciado al índice MSCI The World Index - Information Technology - Gross Return, invierte en una cartera concentrada, por lo que mantiene un número limitado de inversiones y cuenta con un universo de inversión reducido. Focaliza su inversión en empresas tecnológicas a nivel global, sin limitaciones en cuanto a capitalización de mercado o área geográfica, que cuentan con sólidas expectativas de crecimiento o de márgenes de beneficio altos y que estén cotizando a precios razonables.

El análisis fundamental bottom up es la base de las decisiones de inversión del equipo gestor, al mismo tiempo que considera importantes las valoraciones, tanto absolutas como relativas. Toman mayores posiciones en empresas sobre las que tienen un alto grado de conocimiento propietario, aprovechando las oportunidades que ofrecen las empresas con baja cobertura de análisis o que no son correctamente entendidas por parte del mercado. Como consecuencia, invierten en nombres con valoraciones atractivas y fundamentales sólidos, evitando los que presentan deterioro en sus fundamentales y los que estén sobrevalorados.

El gestor del fondo es Paul Wick, director de Seligman Technology Group, de donde pasó a Columbia tras su adquisición en 1987. Dirige un equipo de profesionales localizados en Nueva York y California y es el gestor principal de las estrategias Columbia Seligman Technology Growth y Columbia Seligman Global Technology. Desde su incorporación a Seligman Technology Group, gestiona la estrategia de Columbia Seligman Communications and Information. Paul Wick está reconocido como un inversor global especializado en tecnologías, en sectores como semiconductores y equipos electrónicos, software y hardware, con colaboraciones habituales en medios financieros. Licenciado en Económicas por la Duke University, cuenta con un MBA en Finanzas por la Escuela de Negocios Fuqua, de la Duke University.

El proceso inversor se inicia con la fase de generación de ideas, apoyándose en información procedente tanto de reuniones con los equipos directivos de las compañías, como de la identificación temprana de tendencias fundamentales, contactos en el sector, conferencias, consultores de la industria, filtros de valoración a medida y evaluación de compañías cotizadas castigadas por el mercado.

A continuación, en la fase de análisis de inversión, se pone el foco en el análisis de competencia, manteniendo además reuniones con consultores de la industria y equipos directivos, apoyándose en su modelo financiero para analizar balances, cuentas de resultados y flujos de caja. Idealmente, la mayoría de las ideas se apoyan en percepciones basadas en análisis propietario. El modelo sirve para estimar beneficios por acción y flujos de caja que, junto con el análisis de retornos esperados y el mapa de catalizadores y bloqueadores potenciales para conseguir el precio objetivo, analiza factores técnicos, como liquidez, evalúa el nivel de convicción y compara el candidato a formar parte de la cartea con otras oportunidades disponibles. En esencia, el potencial de subida respecto al riesgo de bajada da forma a las decisiones de inversión.

La evaluación del entorno de mercado se tiene también en cuenta al construir la cartera, determinándose el tamaño de las posiciones en base al objetivo de retorno proyectado, ajustado por riesgo, horizonte de inversión, valoración y catalizadores. La ponderación por sectores es el resultado de la selección fundamental bottom-up, ajustándose finalmente de acuerdo con la visión top-down.

Se llega así a una cartera que incluye entre sus mayores posiciones acciones del fabricante de semiconductores Lam Research Corp (8,86%) del fabricante de circuitos integrados para comunicaciones de banda ancha Broadcom Ltd (6,73%) Apple Inc (5,22%) el también fabricante de semiconductores Qorvo Inc (4,74%) y el fabricante de equipamiento de testeo automático Teradyne Inc (4%). Por país, las mayores ponderaciones corresponden a EE.UU. (90,40%) con Israel (3,90%) Holanda (3,20%) China (0,30%) y Taiwán (0,20%) a continuación. El sector más importante en la cartera en este momento es el de semiconductores, seguido de empresas dedicadas al software y al hardware.

La evolución histórica del fondo por rentabilidad lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2014, 2015, 2016 y 2017, con un dato de volatilidad a tres años de 16% y de 12,92% a un año. En este último periodo, su Sharpe es de 2,90 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 6%. La aportación mínima requerida para suscribir la clase AU en dólares de Threadneedle (LUX) - Global Technology es de 2.500 dólares (aproximadamente 2.335 euros) aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,65%.

En opinión de la gestora, el sector puede tener un comportamiento medio superior al del mercado. Apuestan por la selección de compañías con poder de fijación de precios sobre sus competidores, que normalmente viene derivado de tener barreras de entrada en su sector; bien porque se trate de un sector monopolístico o, más frecuentemente, porque sea la propia imagen de marca o la tecnología utilizada por dicha empresa las que actúen de barrera. Considerando el potencial de crecimiento superior de las empresas tecnológicas, en un entorno cada vez más automatizado, este tipo de empresas deberían de comportarse mejor en el largo plazo.

El experto conocimiento de las empresas del sector tecnológico y sus negocios por parte de la gestora y su meticuloso proceso inversor, ha permitido a este fondo obtener resultados superiores por rentabilidad, especialmente en el último periodo de tres años, haciéndole merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

THREADNEEDLE__LUX__-_GLOBAL_TECHNOLOGY_AU_USD

Para información más detallada, ver ficha adjunta.

 

Archivos adjuntos

Subir
Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos