Tags: Negocio | Europa |

Las gestoras están renunciando a parte de sus ingresos para que su comisión sea competitiva


Las gestoras están renunciando en Europa a buena parte de sus ingresos para que su comisión sea competitiva. Es más: las entidades se estarían auto-imponiendo el cobro de una comisión máxima, entre gestión y gastos, renunciando a parte de su comisión de gestión. Así lo revela Fitz Partners, una firma londinense especializada en el análisis de los gastos y las comisiones de los fondos de inversión que ha publicado un informe sobre costes de los fondos transaccionales en el que revela que el 79% de las gestoras de activos subvencionan sus propios fondos para mantener los gastos totales bajo control, unas subvenciones que superan la comisión de gestión del fondo en el 19% de los casos. Fitz Partners estima que un 24% de las gestoras más grandes con distribución transnacional de fondos en Europa aplica una política de limitación de comisiones en al menos una de sus gamas de fondos.

Los fondos sujetos a estas limitaciones de comisiones registran, de media, unas comisiones de gestión similares a las de los fondos no sujetos pero unos gastos operativos más altos antes de aplicar la subvención. Si comparamos la cifra de gastos operativos, es decir, lo que pagan los inversores en concepto de gastos operativos, los fondos sujetos a limitaciones de comisiones registran un nivel más bajo de gastos operativos. Como explica Hugues Gillibert, consejero delegado de Fitz Partners, “los fondos de renta variable con limitación de comisiones registran, de media, 11 puntos básicos menos de gastos operativos. Sin embargo, esta ventaja competitiva tiene un coste para las gestoras, que a menudo se ven forzadas a subvencionar fuertemente sus fondos”.

“El hecho de que las gestoras rebajan de este modo los gastos totales es una muestra más de la presión de costes a la que está sometido el mercado europeo de fondos. Muchas entidades están aplicando limitaciones de comisiones para que sus fondos sigan siendo competitivos pero, en algunos casos, los gastos operativos superan esos límites, lo que les obliga a reembolsar esos costes o a renunciar a sus propias comisiones”, afirma el experto.

Si tenemos en cuenta el tamaño del fondo (ver gráfico), el coste operativo total medio de los fondos que gestionan un patrimonio inferior a 10 millones de dólares es más del doble que su gasto operativo medio. La situación es distinta para los fondos que gestionan más de 100 millones de dólares en activos que, gracias a las economías de escala,  registran unos gastos operativos medios más bajos y logran mantener sus comisiones dentro del límite impuesto sin necesidad de subvencionar sus fondos.

Captura_de_pantalla_2017-05-26_a_las_11

Para este análisis Fitz Partners solo ha tenido en cuenta fondos con terceros proveedores de servicios para garantizar que no se incluyen subvenciones que puedan respaldar otras líneas de negocio de las gestoras.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos