Las gestoras empiezan a revolucionar sus modelos de comisiones


Las gestoras de fondos empiezan a diseñar sus estrategias para luchar contra la gestión pasiva, unos productos cuya aceptación por parte de los inversores está siendo vista por las entidades con mucha preocupación. En Estados Unidos, los ETF y fondos indexados representan ya el 40% del total de los activos que atesora la industria, mientras que en Europa esa cuota es del 13%. El problema para el sector es que en ambos lados del Atlántico esos porcentajes muestran una tendencia creciente, lo cual está siendo visto por las gestoras como una seria amenaza a la que deben hacerle frente. La noticia es que las entidades han abandonado el inmovilismo y se han decidido a actuar. Ya hay tres que lo han hecho: AllianceBernstein, Fidelity y Allianz Global Investors.

Las tres gestoras han decidido redefinir sus modelos de cobro de comisiones para alinear los intereses de gestores con el de sus clientes retail. El objetivo: vincular el cobro de las comisiones a los resultados. Allianz Global Investors, por ejemplo, está empezando a desplegar a lo largo de este año un nuevo y más simplificado modelo de comisiones basándose en una filosofía cuya esencia se basaría en cobrar una comisión de éxito sólo sobre aquellos productos que hayan conseguido ofrecer una rentabilidad por encima de la del índice. Esto lo aplicarán en algunos fondos cuyo benckmark es el cash. Ya lo han hecho en algunas estrategias retail que la entidad comercializa en EE.UU. y también lo piensa hacer en los próximos meses en Reino Unido. “Creemos que es lo correcto”, afirman.

Fidelity, por su parte, aplicará esta misma estrategia en sus fondos de renta variable de gestión activa. La gestora ha añadido una nueva clase de acción a las ya existentes que tendrá una comisión de gestión inferior a la actual. Esta comisión será variable (comisión reversible): aumentará o disminuirá de forma simétrica y gradual según el comportamiento del fondo frente al índice de referencia. “Se trata de una doble forma de compartir el riesgo y la rentabilidad: cuando se consigan rentabilidades superiores al índice de referencia (después de comisiones), se compartirán las ganancias. Pero en el caso de que la rentabilidad sea igual o inferior a la del índice, la comisión será más baja. Ésta, por tanto, oscilará y estará sujeta a un máximo (tope) y a un mínimo (suelo)”, explican.

Captura_de_pantalla_2017-10-05_a_la_s__15

“Queremos demostrar la apuesta inequívoca por nuestras capacidades de gestión activa. Nos alejaremos del modelo de comisiones fijas y nuestra remuneración dependerá de los resultados que consigamos. De esta forma, los ingresos de nuestro negocio estarán más alineados con el comportamiento de los fondos en que invierten nuestros clientes: nuestras comisiones se reducirán si no batimos al índice”, asegura Brian Conroy, presidente de Fidelity International. Todo ello lo hacen en respuesta al creciente debate sobre el valor ofrecido por la gestión activa en los fondos de inversión. Esta nueva política que están empezando a diseñar las entidades se une a la tendencia a la reducción de las comisiones de gestión que se viene apreciando en la industria en los últimos años, sobre todo en EE.UU.

Según un estudio realizado por Morningstar en Estados Unidos, a cierre de 2015 el porcentaje de gastos totales (TER) medio ponderado por patrimonio (excluyendo fondos monetarios y fondos de fondos) fue del 0,61%, el nivel más bajo de la historia. En 2014 el porcentaje era del 0,64% y hace cinco años del 0,73%. Es una tendencia que se viene prolongando desde los últimos 15 años. En EE.UU. las entidades están recortando significativamente las comisiones en sus productos estrella, sobre todo en aquellos de mayor tamaño. Capital Group, por ejemplo, redujo comisiones para algunos de sus fondos más grandes, incluso cuando estos productos experimentaron salidas netas; en Fidelity la comisión media ponderada por activos cayó 16 puntos básicos entre 2010 y 2015 después de abaratar el coste del Fidelity Contrafund, su fondo de mayor patrimonio…

No han sido las únicas. BlackRock, J.P.Morgan AM, Franklin Templeton y T.Rowe Price aplican ahora comisiones más bajas que las que cobraban cinco años atrás. “En algunos casos esta rebaja ha respondido al crecimiento de activos. En otros quizás se trata de un esfuerzo por ser más competitivos”, afirma Patricia Oey, analista de Morningstar.

Captura_de_pantalla_2017-10-05_a_la_s__12

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos