Tags: Latam |

Las cuatro reclamaciones más cuantiosas por el caso InterBolsa


Una de las perjudicadas es Mansarovar Energy Colombia, compañía proveedora de servicios en el sector de hidrocarburos. La compañía, que era cliente de InterBolsa, participó en el mercado de los‘repos’con las acciones del propio Grupo InterBolsa, en un volumen de 13 millones de títulos, equivalentes al 6,5% de las acciones en circulación del grupo. Cuando dichos ‘repos’ se incumplieron, se hizo efectiva la garantía y Mansarovar se quedó con las acciones. Sin embargo, también se quedó con la pérdida estimada en unos 9.500 millones de pesos, pues con la caída del Grupo InterBolsa su acción no vale nada.

Una historia similar vivió la AFP del Grupo Sura, Protección: terminó como gran accionista del Grupo InterBolsa, perdiendo 55.000 millones de pesos. Desde que se anunció la compra de ING Latinoamérica por Grupo Sura en julio de 2011, hasta que concretó la misma en diciembre de ese año, se llevó a cabo la famosa transacción entre ING y el Grupo InterBolsa, una operación que ha llamado la atención de las autoridades y que muchos observadores del caso creen que está teñida de irregularidades.

La operación ING-InterBolsa

Hay varios elementos que levantan las sospechas. En primer lugar, que entre agosto y octubre de 2011, ING fue comprando poco a poco, en el mercado secundario, acciones del Grupo InterBolsa hasta hacerse al 10,4%, equivalente a 22 millones de acciones que, a precios de entonces, sumaban 55.000 millones de pesos. Es decir, las transacciones se hicieron en el lapso durante el cual el Grupo Sura estaba perfeccionamiento la compra, pero aún no participaba de las decisiones de inversión de ING.

Un conocedor del mercado de valores, consultado por la revista Semana, afirma que generalmente en este tipo de negocios, cuando se trata de inversionistas institucionales como era el caso de ING, lo lógico es hacer una emisión primaria con condiciones privilegiadas, y no se acude al mercado secundario, como sí se hizo, máxime cuando están comprando con las carteras compuestas por los dineros de los afiliados. Tampoco se hizo una debida diligencia ni se llevó a la junta directiva el tema.

Otro detalle aún más extraño, según otras fuentes consultadas, es que los vendedores fueron empresas de accionistas de InterBolsa o vinculadas con el mismo Grupo. Entre ellas, Compañía Colombiana de Capitales (Kapital S.A.) y Valores Incorporados. La primera de Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz y la segunda, fundada por Ortiz y parte del entramado del Fondo Premium. Esto podría significar que se saltaron las normas que indican que debe informarse a la Superintendencia Financiera sobre toda operación preacordada entre accionistas.

Alfinal Protección terminó 2011 como accionista del Grupo InterBolsa, algo que no estaba en sus planes. Se sabe que de corroborarse todas las irregularidades que se sospechan en este negocio, Protección iniciaría acciones de repetición y de resarcimiento o indemnización contra quienes afectaron los intereses de esta empresa.

BBVA y Alianza Fiduciaria también entre los afectados

La deuda con el banco español fue el puntillazo final de la caída de InterBolsa. Alianza Fiduciaria quedó montada en los ‘repos’ de Fabricato. En el caso del BBVA la pérdida asciende a 17.000 millones de pesos y para Alianza Fiduciaria a 7.000 millones.

Todo empezó el cuando en noviembre, al borde del precipio, la comisionista InterBolsa tomó un crédito intradía con el banco español por 20.000 millones de pesos, de los cuales no pagó 17.000 millones. El presidente del BBVA, Óscar Cabrera, denunció que la comisionista incurrió en dolo por la forma como utilizó el crédito que se le otorgó.

Por su parte, Alianza Fiduciaria, firma que fondeaba los ‘repos’ de Fabricato, se quedó con las garantías al colapsar el mercado de 'repos'. Es decir, se quedó con títulos de la textilera, pero cuando su precio ya se había desplomado. El hecho es que uno de los delitos que ha encontrado la Fiscalía en su investigación es la presunta manipulación en el precio de la acción de Fabricato. Según Alianza Fiduciaria esto significaría que la acción de la textilera no se movía por las fuerzas del mercado, sino artificialmente, y en este sentido se sienten defraudados. La Fiduciaria adquirió muchos de los ‘repos’ cuando la acción estaba casi en 90 pesos, y hoy no supera los 15 pesos.

Profesionales

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos