Las consecuencias de la política monetaria laxa de los bancos centrales en números


Los tipos negativos de la renta fija han sido uno de los últimos resultados sin precedentes del empleo de políticas monetarias híper acomodaticias por parte de los bancos centrales. Sin embargo, este fenómeno no es el único significativo en estos siete años de políticas poco convencionales. Así se encargan de recogerlo el equipo de estrategas de Bank of America Merrill Lynch, que enumeran hasta ocho datos que son consecuencia directa de la hiper laxitud monetaria.

El primero de estos datos se refiere precisamente a la expansión de los balances: actualmente los bancos centrales de todo el mundo poseen en conjunto 22 billones de dólares en activos financieros. Se trata de una cifra que supera al PIB anual conjunto de EE.UU. y Japón. Además, los expertos de BofAML han contabilizado 577 recortes tipos de bancos centrales de todo el mundodesde la quiebra de Lehman Brothers; esto supone un recorte de tipos por cada tres sesiones de mercado. En el gráfico adjunto puede observar la evolución de los tipos de la Reserva Federal y 

 

Por otra parte, los expertos observan que la represión financiera ejercida por los bancos centrales ha contribuido a que 6 billones de dólares en deuda soberana entrara en terreno negativo al principio de 2015.  Adicionalmente, el 45% de toda la deuda soberana mundial cotiza por debajo del 1%, lo que equivale a un saldo de 17,4 billones de dólares en deuda viva. Otra de las consecuencias de la política de tipos de interés cero está directamente relacionada con la deuda corporativa: las emisiones de bonos de alta calidad en EE.UU. en relación con el PIB se han doblado desde que la Fed redujese los tipos a cero, hasta alcanzar el 30%.

Los resultados son igual de extraordinarios en el terreno de la renta variable. Para empezar, el mercado alcista en EE.UU. es ya el tercero más largo de la historia. Para continuar, el retorno medio a cinco años de las pequeñas capitalizadas estadounidenses ha batido máximos de 30 años (28%) en los últimos trimestres. Pero hay más: los estrategas de la firma dictaminan que el 83% de la renta variable global se apoya directamente en las políticas de tipos cero. 

“La provisión de liquidez de los bancos centrales no ha tenido precedentes. La magnitud de la adicción de Wall Street a la liquidez va a ser revelada, y el potencial de consecuencias no intencionadas es claramente elevado”, concluyen desde BofAML. 
 

 

 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos