Tags: Gestores | Latam |

Las compañías favoritas de Fabio Riccelli de cara a 2016


El FF European Dynamic Growth ha conseguido generar en lo que va de año una rentabilidad del 29%, lo que le sitúa en el primer decil sacándole ocho puntos a su índice de referencia, según datos de Morningstar. Gran parte del éxito cosechado por el producto este año ha sido gracias al buen comportamiento registrado en el primer trimestre y al hecho de haber logrado proteger el capital durante las correcciones. “Los buenos resultados de este año compensan en parte el peor tono de 2014. Sin lugar a dudas, habrá periodos en los que las rentabilidades del fondo pueden desviarse del índice de referencia debido a mi énfasis en el crecimiento de calidad y a la naturaleza concentrada y de alta convicción de la cartera. Por tanto, siempre prefiero abordar la rentabilidad desde una perspectiva a largo plazo para poner de relieve la constancia de las rentabilidades a lo largo del tiempo”, asegura Fabio Riccelli, gestor de la estrategia.

Desde que tomó las riendas del fondo en noviembre de 2008, esto producto de Fidelity ha rentado un 182% (16,1% anual), mientras que el MSCI Europe ha ganado un 117% (11,8% anual), con lo que he conseguido unas rentabilidades superiores acumuladas de más del 65% y unas rentabilidades superiores anualizadas del 4,3%. Fabio Riccelli busca busca crear una cartera de alta convicción formada por valores con un excelente perfil de crecimiento, de todas las capitalizaciones, y con perspectivas que hayan sido pasadas por alto o subestimadas por el mercado. Busca empresas con beneficios predecibles y que cuentan con motores de crecimiento estructural. “En fechas más recientes hemos cosechado varios éxitos motivados por los resultados empresariales, destacando los de la empresa tecnológica SAP y Grifols”. Según explica el gestor, son dos posiciones básicas del fondo y excelentes ejemplos del tipo de empresas de crecimiento infravaloradas que busca.

“SAP es un negocio de calidad con un buen crecimiento de los ingresos que vio cómo sus acciones caían con fuerza en el segundo trimestre, debido a la debilidad de las ventas de licencias de su negocio histórico y las dudas en torno a la posible canibalización derivada de sus soluciones para la nube. Me pareció que este contratiempo era temporal, más que estructural. Es indudable que las soluciones para la nube probablemente harán mella en los negocios históricos de SAP, pero el núcleo es muy resistente y, al mismo tiempo, SAP se ha posicionado muy bien para beneficiarse de la adopción de las tecnologías en la nube gracias a varias adquisiciones”. La cotización ha rebotado desde entonces, después de que la compañía registrara una recuperación en sus ventas de licencias en el tercer trimestre y, paralelamente, mostrara buenos progresos en su negocio en la nube.

Grifols presentó unos excelentes resultados en el tercer trimestre, impulsados por su liderazgo de mercado y su poder de fijación de precios. “La compañía española es un líder mundial en la industria del plasma sanguíneo y produce un hemoderivado que se usa en los tratamientos contra las enfermedades inmunológicas. Opera en una industria oligopolística que crece con fuerza y que presenta unas barreras de entrada elevadas por los retos tecnológicos y la fuerte regulación. Es, pues, un mercado atractivo, pero a causa de problemas a corto plazo relacionados con licitaciones públicas, la cotización ha estado sometida a presiones. He usado esta debilidad para reforzar mi posición”. Es una empresa que, en su opinión, va a crear mucho valor para los accionistas.

Composición de la cartera

La composición de la cartera sigue siendo la misma, en líneas generales, que el año pasado por estas fechas, ya que las mayores sobreponderaciones eran tecnología de la inforamción, industria y atención sanitaria, mientras que mantenía importantes infraponderaciones en energía, telecomunicaciones y servicios públicos. También sigue estando infraponderado en servicios financieros. “En general, los balances están más saneados, pero el crédito sigue sin fluir con fuerza en Europa y los bancos se enfrentan a una compresión de los márgenes debido al bajísimo nivel de los tipos de interés. El crecimiento de los beneficios futuros dependerá del ritmo de la recuperación europea (por cuanto pueda impulsar el crecimiento del crédito) y de la velocidad con la que suban los tipos de interés (que inciden en los márgenes de intermediación)”.

Por el momento, prefiere empresas como la británica Lloyds Banking Group, una entidad de banca minorista –a su juicio- bien capitalizada que está reduciendo rápidamente las provisiones por préstamos incobrables y que opera en un mercado atractivo. “No solo se va a beneficiar de un entorno macroeconómico favorable, sino que también ha emprendido un amplio programa de restructuración interna que podría dar lugar a sorpresas positivas en los beneficios futuros”. Por otra parte, ha recortado la relativamente elevada exposición del fondo a valores de consumo discrecional, por ejemplo recogiendo beneficios y saliendo de la constructora residencial Taylor Wimpey tras su excelente comportamiento, gracias a la pujanza del mercado británico de la vivienda y el sorprendente resultado de las elecciones en mayo, explica.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos