"Las compañías europeas son una contradicción constante", advierte Howard Marks


“Las compañías europeas son un oxímoron”, o eso cree, al menos, Howard Marks, autor del libro recién publicado ‘Lo más importante para invertir con sentido común’. Es decir, son una contradicción constante, ya que para lo que muchos inversores sería un fiasco, para Marks se convierte en una oportunidad, que las ve como una ganga. “Hay muy buenas compañías a precios muy bajos”, considera el presidente y cofundador de Oaktree Capital Management. Su filosofía, que arranca en el concepto de “pensamiento de segundo nivel”, aconseja ir a contracorriente, hacer análisis correctos y ver los ciclos de los activos como si de un péndulo se tratase. De momento, le ha dado buenos resultados, ya que su firma de inversión de Los Ángeles gestiona 80.000 millones de dólares (unos 61.274 millones de euros, aproximadamente).

“El pensamiento de segundo nivel es muy importante”, resume Marks, quien defiende que “si quieres tener más beneficios con menos riesgo, tienes que conocer algo que los demás no saben”. Por eso, advierte que su libro está dirigido a un tipo de inversor que “no ve las inversiones como un juego o una diversión”, sino que “es sistemático y metódico a la hora de invertir su dinero”. A Marks le preocupa que una gran parte de los inversores no entienda las inversiones, puesto que “no todo el mundo hace lo que yo explico: controlar el riesgo”, puntualiza.

“Las grandes gangas se encuentran en lo que todo el mundo tiene miedo o no le gusta”, contextualiza, a la vez que hace referencia al entorno europeo. “En Europa en general y en la Europa periférica en particular, el pesimismo y el miedo están muy altos, por lo que puedes encontrar grandes oportunidades”, anima Marks. Su firma, Oaktree, invierte en la actualidad en valores europeos y, tal y como reconoce, “queremos invertir aún más”. Sin embargo, no se trata de invertir en bruto, sino que hay que hacerlo “siendo selectivos”.

Así, mientras Europa resulta una buena oportunidad de inversión en cuanto a zonas geográficas se refiere, la renta variable es para Marks el tipo de activo más atractivo del momento. “La renta fija lo ha hecho muy bien, todo el mundo quería moverse hacia ella”, explica, aunque, sin embargo, “la cantidad de dinero que se puede hacer hoy con ella es muy limitada”. “Creo que, especialmente en Estados Unidos, la renta variable es mejor”, sentencia, mientras enumera los hechos que respaldan su planteamiento: unos tipos de interés bajos y una rentabilidad mínima para el mismo nivel de riesgo.

Mercados emergentes: sin riesgo, no hay victoria

“Los mercados emergentes ofrecen en la actualidad una rentabilidad más alta que los mercados desarrollados. No obstante, también implican más riesgo”, aclara el presidente de Oaktree, que ilustra la mecánica con la idea de que “el rango entre perder y ganar también es más grande”. “Si se pudiera decir que, cuanto más riesgo asumes, más retorno vas a conseguir, entonces dejaría de ser arriesgado”, sentencia Marks, íntimo amigo de Warren Buffett.

Preguntado por Buffett, reconoce jocoso que “él hace más dinero y es más famoso, por lo que no hay comparación que valga”.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos