Tags: Latam |

Las cinco claves de Threadneedle para encontrar los mejores negocios en Europa


David Dudding es gestor de carteras de renta variable para Threadneedle y es el responsable del fondo Threadneedle European Select Fund. Con una filosofía de inversión claramente growth, en el informe mensual correspondiente al mes de noviembre que escribe el gestor da unas claves aparentemente sencillas para identificar las mejores compañías europeas.

1. Tener capacidad de fijación de precios

El primer requisito que debe tener una compañía para entrar en el fondo de Dudding debe ser la posesión de una cuota de mercado dominante, así como capacidad para fijar las normas de ese mercado, al contar con una gran base de proveedores “que por tanto no tienen capacidad de negociación”, así como con una amplia cartera de clientes, “que una vez más carecen de la capacidad para influir en los precios aplicados por la sociedad”, en palabras del gestor.

Otras de las características requeridas para conseguir esa capacidad de fijación de precios es la posesión de barreras de entrada que sean sostenibles y elevadas, así como la presencia de factores de crecimiento estructural.

Dudding pone como ejemplo el sector de telecomunicaciones. Aunque admite que en los últimos años ha infraponderado este segmento precisamente porque las empresas con más tradición han perdido su capacidad de fijación de precios a la par que se han incrementado sus costes, sin embargo ha invertido dentro del segmento de empresas de cable como Kabel Deutschland (recientemente adquirida por Vodafone), la francesa Iliad y Ziggo (Países Bajos), además de otros nombres de Bélgica y Portugal. “En los últimos años, las cotizaciones de las acciones de todas estas empresas han superado a las operadoras de telecomunicaciones tradicionales, a las que no tenemos ninguna exposición”, afirma.

2. Ser indispensable

La  segunda exigencia que debe tener un negocio para conseguir el éxito, en opinión del responsable de Threadneedle, es que ofrezca “productos que pueden definirse como indispensables”. Dudding recalca esta afirmación: “Preferimos productos que son esenciales para las actividades de una empresa y los casos en que cambiar de proveedor pueda resultar muy caro”.

El ejemplo que aporta en este apartado es Atlas Copco, un proveedor de equipos mineros con nacionalidad sueca. “El coste de sus productos es muy reducido con respecto a los costes operativos totales de una empresa minera. Sin embargo, los operadores mineros tendrían grandes motivos de preocupación en caso de avería de los equipos de Copco, pues esto podría provocar la interrupción de sus actividades”, señala el experto.

3. Beneficiarse del crecimiento estructural

“Otro factor positivo es el hecho de que una empresa opere en un sector que se beneficia de factores de crecimiento estructural”, continúa el gestor, que considera que, dentro de esta liga, “el tamaño sí que importa”. “Las empresas grandes son las más rentables, puesto que cuanto más amplia sea la cartera de clientes, mayor será su atractivo para los proveedores, y cuanto mayor sea el número de proveedores que tengan, mayor será su atractivo para los clientes”, resume Dudding.

La finlandesa Kone ilustra muy bien esta característica. Se trata de un fabricante de ascensores que tiene una apuesta en la megatendencia de urbanización que se está registrando en los países emergentes. Kone se beneficia por un lado de una demanda creciente y, por otro lado, de que no existan grandes fabricantes de ascensores en Asia. Además, este sector sólo cuenta con cuatro grandes jugadores (Kone incluida), que son los principales proveedores de la región.

4. Ser el más rentable

Este apartado viene ilustrado con un ejemplo práctico que, al mismo tiempo, supone una excepción a la regla: el banco Handelsbanken. “Aunque a menudo evitamos los bancos debido a su dificultad para registrar un crecimiento sostenible, apostamos por Handelsbanken porque no está obsesionado por el crecimiento, sino que se centra en generar las mayores rentabilidades de su sector”, explica el experto.

Esta entidad se distingue de otros competidores por su modelo de negocio, que al ser descentralizado da autonomía a los directores de las sucursales. “En lugar de imponerles objetivos anuales de aumento de los créditos en un determinado volumen, los directores pueden autorizar los préstamos atendiendo a las condiciones particulares de cada empresa”, explica Dudding, y gracias a esta estrategia se puede beneficiar de unos costes de financiación inferiores a los de otros bancos.

5. Crecer de forma sostenible

Finalmente, Dudding termina su análisis señalando la piedra angular de su proceso de selección: encontrar las empresas que sean capaces de registrar un crecimiento sostenible en el largo plazo. Su proceso de búsqueda le ha llevado a sobreponderar las empresas de bienes de consumo, no sólo por poseer esta característica sino también por la calidad de sus negocios: “Europa tiene varias empresas de primera categoría en segmentos como las bebidas, la atención sanitaria y la belleza, y algo parecido sucede en los sectores del automóvil y de los artículos de lujo”. En cambio, infrapondera empresas pertenecientes a los sectores de servicios públicos, el petróleo y gas y las telecomunicaciones.

Lo más leído

Próximos eventos