Tags: Latam |

Las AFP renuevan su apetito por el high yield


Los selectores chilenos, acostumbrados a tener la renta fija como prioridad, tienen un foco importante en los bonos high yield como instrumentos para diversificar sus carteras. Así, la inversión que tienen los fondos de pensiones en este activo a través de fondos de gestoras internacionales supone casi el 60% de la exposición a productos de terceros de renta fija extranjera.

Así lo reflejaron últimos datos disponibles de la Superintendencia de Pensiones correspondientes a octubre y recopilados por Vision Advisors. Esto supone más de 9.400 millones de dólares en estos fondos mutuos.

La apuesta es de largo recorrido, aunque venía disminuyendo a lo largo del año en la política de compras y ventas que realizan continuamente los selectores de las administradoras de fondos de pensiones (AFP). De hecho, en diciembre del pasado año cayó la exposición a este activo en 457 millones hasta quedarse en 10.983 millones de dólares.

Aunque en todo momento el high yield ha sido el activo con mayor presencia en las carteras de las pensiones chilenas dentro de la renta fija extranjera, entre mayo y septiembre todos los meses reducían sus activos bajo gestión en fondos especializados en bonos de alto rendimiento de firmas extranjeras. En los nueve primeros meses del año la reducción de la inversión en high yield fue de más de 2.200 millones de dólares, de los que 1.781 millones han sido entre abril y septiembre, según los informes de Vision Advisors.

Sin embargo, en octubre (último dato disponible) rompieron esta tendencia y aumentaron su inversión a lo largo del mes en high yield en 540 millones de dólares. En un entorno de crecimiento moderado y tipos de interés bajos en el mundo desarrollado, las tasas de deuda pública y la financiación de las empresas de mayor tamaño y solvencia se han reducido. Por ello, muchos inversionistas han optado por buscar rentabilidades más altas a través de bonos de high yield. En el caso de los selectores de los fondos de pensiones, éstos habrían roto su tendencia de ventas de high yield ante la esperada retirada de la Quantitative Easing que finalmente se pospuso para el primer trimestre, según los profesionales consultados, ya que aunque depende de la duración, en general el cupón de los bonos de alto rendimiento resistirían mejor una subida de tipos que el resto de instrumentos de renta fija.

En este proceso de compras, las AFP registraron flujos de entrada en octubre de más de 220 millones de dólares en el US High Yield Bonds de Axa, 156 millones en el High Yield Bonds de Robeco, y 122 millones en el U.S. High Yield y 78 millones en el Global High Yield, los dos de Pioneer. Los cuatro estuvieron entre los 20 fondos con mayores entradas por parte de los fondos de pensiones.

Así, el fondo de AXA se convirtió en el segundo vehículo con mayor inversión por parte de las AFP, superando a los ETF sobre el Standard & Poor’s de Vanguard y de iShares, con 2.667 millones de dólares. Sólo menos que el Templeton Asian Growth Fund de Franklin.

El equipo de selección de posiciones de high yield americano de AXA está compuesto por 14 analistas y cinco traders. “En primer lugar, llevamos a cabo un análisis fundamental cuya premisa consiste en identificar riesgos micro y macroeconómicos a nivel de los emisores. Aquí se incluyen aspectos como el análisis financiero, la proyección de liquidez o una revisión de la estructura de capital de la compañía. Luego ponemos en práctica un análisis de valor relativo, con el objetivo es calcular el precio en las actuales condiciones de mercado”, explican desde la gestora, según publica Funds People

High yield en Latinoamérica

En Chile sólo hay dos administradoras generales de fondos (AGF) que incorporen en su oferta fondos de high yield: EuroAmerica y LarrainVial. El Portfolio Manager de Crédito de LarrainVial, Felipe Rojas, analiza el camino de los bonos de alto rendimiento en Latinoamérica. “En la actualidad el rendimiento a vencimiento de crédito latinoamericano high yield bordea el 8%, situándose dentro de la parte alta del rango de rendimiento de los últimos 10 años (ex crisis 2008, donde todos los activos salieron de sus rangos, pero por un período relativamente corto)”. Desde el punto de vista del spread, “también presenta niveles atractivos con niveles en el área de 680 puntos bases, nivel también en su rango superior de los últimos 10 años, donde vimos niveles por debajo de los 300 puntos bases en los años previos a la crisis entre 2006 y 2007”, añade.

Un tercer argumento que otorga atractivo al high yield latrinoamericano, según Felipe Rojas, es que “los corporativos de la región están negociando a un castigo, medido como spread de 210 puntos bases, muy por encima de los niveles históricos, donde incluso en gran parte los bonos latinoamericanos han negociado con spreads por debajo de los estadounidenses”. Por esta razón, desde LarrainVial “creemos que los niveles actuales presentan una oportunidad interesante, y que esta clase de activos cuenta con un margen importante para hacer frente a la proyectada subida de tasas en Estados Unidos, como resultado de las acciones esperadas por parte de la Reserva Federal”.

Asimismo, si bien las compañías latinoamericanas se enfrentan a un escenario económico “más estrecho” que en los últimos años, para el portafolio manager de la administradora LarrainVial “es importante destacar que no vemos riesgo de una caída de empresas de forma masiva y fuera de los casos aislados que se registran cada año”. Así, Felipe Rojas concluye que “tanto desde el punto de vista de retorno, como de riesgo crediticio, tenemos valor en los activos de renta fija de la región y espacio para absorber los cambios que se esperan en tasas de interés de los bonos del Tesoro estadounidenses”.

Lo más leído

Próximos eventos