Tags: Latam |

Las administradoras chilenas analizan la reducción de la TPM del Banco Central y sus efectos en los fondos de renta fija


“Se observan cambios importantes en el comunicado respecto del mes precedente, especialmente por el lado del frente externo. Se menciona que se ha ido consolidando un escenario de crecimiento más débil, al mismo tiempo que las condiciones de financiamiento externo se han tornado menos favorables”, explican desde el departamento de estudios de BICE Inversiones

“Vemos síntomas de una desaceleración de la economía y particularmente en la inversión. Además desde el punto de vista de la inflación está bastante controlada, de hecho la inflación en doce meses esta en 2%, por ello es una decisión adecuada y que comparto", aseguró el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, tras conocerse una decisión que ha sorprendido a los expertos, ya que se descontaba para noviembre o incluso diciembre como muy pronto. 

En esta línea, Javier Marshall, subgerente de renta fija de Larrain Vial, explica: “Fue una sorpresa para nosotros y para el mercado en general, que la descontaba recién para diciembre. Vimos una caída a lo largo de toda la curva nominal (de tasas de interés), acentuándose en la parte más corta, lo que aumentó su empinamiento”. No obstante, agrega: “Las tasas reajustables en UF (unidad de fomento) cayeron en menor medida que sus pares nominales, lo cual significa que el mercado redujo sus expectativas de inflación de largo plazo (inflación implícita en bonos de gobierno a 2, 5 y 10 años)”.

Por esta razón, la reducción de la tasa de política monetaria también debería traducirse en una caída en la curva real, “que más que compensa la posible reducción en las expectativas de inflación, razón por la que se decidió bajar la TPM”, señala César Guzmán, subgerente de estudios macro de Inversiones Security.

Efectos en la renta fija

Desde BICE Inversiones exponen que ya se dejan entrever los primeros efectos del recorte en la TPM, ya que “mientras los tipos de interés en pesos a dos y cinco años han retrocedido a niveles de 4,66% y 4,84%, la moneda local se ha depreciado hasta el tipo de cambio 502 pesos/dólar”. Asimismo, esperan que la tasa de política monetaria llegue a reducirse hasta el 4,25% durante el primer trimestre del próximo año.

La teoría dice que los fondos monetarios, que tienen que estar renovando continuamente su cartera, podrían verse perjudicados por la merma en la rentabilidad de los bonos a corto plazo que provoca la reducción dictada por el Banco Central. En Chile, la Asociación de Administradoras de Fondos Mutuos (AAFM) distingue la categoría de fondos de deuda de corto plazo menor de 90 días, que tiene un patrimonio de más de 22.200 millones de dólares, en torno al 54% de la industria de fondos mutuos.

Por el contrario, los fondos de renta fija de largo plazo, que tardarán más en renovar sus portafolios al tener activos de larga duración, podrían ver cómo aumenta su valor liquidativo al moverse en el mercado rentabilidades menores a las de sus títulos de deuda. “En general todos los fondos de renta fija deberían beneficiarse, pero presentarán mayores beneficios los fondos que tuvieran apuestas en bonos nominales tanto de gobierno como corporativos”, señala Javier Marshall.

Es decir, el mayor efecto positivo será en los fondos de renta fija nominales de largo plazo. José Miguel Correa, manager de renta fija de Corpbanca AM, añade: “Debería afectar fuertemente a los fondos nominales. En nuestro caso el Más Patrimonio debido a que cuenta con una buena porción de bonos en pesos con una duración aproximada de dos años la cual se vería fuertemente beneficiada de un escenario de baja de tasas”.

Lo más leído

Próximos eventos