Tags: Renta Fija | Europa |

La victoria pírrica de Angela Merkel, la coalición Jamaica y el eje franco-alemán: análisis de las gestoras internacionales


Parafraseando uno de los momentos más recordados de la película de José Luis Cuerda “Amanece, que no es poco” (1989), los alemanes han reflejado en las urnas que todos somos contingentes, pero Angela Merkel es necesaria. Con la renovación para un cuarto mandato –lleva en el poder desde 2005-, la canciller hace historia: solo Konrad Adenauer y el propio mentor de Merkel, Helmut Kohl, consiguieron encadenar cuatro mandatos seguidos.

Lo más probable es que el próximo gobierno germano sea a cuatro manos, dados los resultados electorales: la coalición que lidera la propia Merkel, la Unión Cristiana Democrática (CDU), junto con su partido hermano de Baviera, el CSU, han obtenido el 33% de los votos, su peor resultado desde 1949. La formación socialdemócrata SPD, liderada por Martin Schulz, ha obtenido tan sólo el 20,5% de los votos, el peor resultado de la historia del partido. Entre tanto, Alternativa por Alemania (AfD), con un 12,6% de los votos, será el primer partido de extrema derecha que entra en el Bundestag desde la II Guerra Mundial. También contarán con escaños la formación de extrema izquierda Die Linke (9,2%), los Verdes (8,9%) y los liberales (FDP), que han recuperado un 10,7% de los votos después de quedar fuera del parlamento en la última legislatura.

Los analistas de Deutsche AM explican que estos resultados pueden interpretarse o bien con los ojos del votante alemán, que en sus palabras lo ha percibido como “un choque entre placas tectónicas”- o bien como un observador internacional; en el segundo caso, son resultados en línea con la tendencia de auge de partidos populistas con ideologías extremas en Europa, como ha sucedido mismamente en las elecciones de Francia. “Gobernar Alemania está dejando de ser algo aburrido”, sentencian en la gestora.

Jamaica 

Teniendo en cuenta que el SPD ha rechazado entrar en el gobierno, todos los ojos están puestos en la posible coalición denominada Jamaica por la combinación de los colores de CDU/CSU, FDP y Los Verdes. Es una combinación que ya ha funcionado a nivel regional, en el estado de Schleswig- Holstein. Azad Zangana, economista sénior y estratega de Schroders, hace notar que el socio preferido para la CDU/CSU en este contexto es el FDP, dada la postura liberal y pro empresarial de ambos partidos y que hicieron coalición en el pasado. “Sin embargo, fue la postura intransigente del FDP respecto a la ayuda a Grecia y otros gobiernos periféricos la que obligó a los rescates durante la crisis de la deuda soberana”, recuerda Zangana. Esta alianza sería positiva para las empresas alemanas, “pero es probable que sea menos positiva para la integración europea”.

“La principal razón por la que la coalición Jamaica parece la más probable es porque actualmente parece el único resultado que sea política y matemáticamente posible”, afirman desde Deutsche AM. En caso de no prosperar, se preguntan si el SPD se mantendrá en la oposición.

Laurence Boone, directora de inversiones y economista jefe de AXA IM y Wolfgang Bauer, gestor de M&G Investments, coinciden en señalar que las negociaciones serán difíciles. "Se espera que sean largas y se centren en política europea, el medio ambiente y la inmigración", afirma Boone. Para Wolfgang Bauer, el hecho de que sean duras y puedan llevar algún tiempo es una situación que “claramente debilita la posición de Merkel tanto dentro de Alemania como en el extranjero”, pues podría competir con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, “por el papel de líder no oficial de la UE”. Si Macron es capaz de capitalizar el momento, “se volvería más probable la mutualización de la deuda de la eurozona y la creación de un ministro europeo de finanzas”. En cambio, sería menos probable que se materialicen los rumores sobre la posibilidad de que Jens Weidmann –actual presidente del Bundesbank- reemplace a Mario Draghi al frente del BCE cuando se acabe su mandato, en 2019.

Según los analistas de Allianz Global Investors – que también prevén meses de negociaciones-, si Jamaica se materializa requerirá de un consenso por parte de sus cuatro miembros en torno a “políticas sobre el clima, impulso a la digitalización, mejora del sistema educativo y una política sobre inmigración clara”. Añaden que las rebajas fiscales también están en agenda, “pero no hay garantías de que se produzcan acuerdos en esta materia rápidamente”.

Para los expertos del BlackRock Investment Institute, también será clave si se renovará a Wolfgang Schäble como ministro de Economía, y si Merkel “le ofrecería esta poderosa posición al SPD para atraer a los socialdemócratas de vuelta a la mesa de negociaciones”. De conseguirlo, creen que podría “suavizar la postura de Alemania respecto a los países de la periferia y causar un repunte del gasto gubernamental”.

Repercusión en el mercado

Las bolsas europeas han reaccionado con moderación a los resultados alemanes, mientras que el euro se depreció ligeramente. Las gestoras internacionales consultadas para este artículo consideran que los mercados tendrán más en cuenta la buena marcha de la recuperación económica en Europa antes que este resultado electoral.

Por ejemplo, el gestor de Fidelity Nick Peters recuerda que los gobiernos de Merkel “han fomentado el crecimiento alemán principalmente a través de la competitividad exterior y, aunque la economía presenta ciertos desequilibrios, es poco probable que el nuevo gobierno vaya a cambiar el rumbo de forma significativa con Merkel al frente”. Por tanto, el resultado electoral debería ser positivo para los sectores exportadores, como la industria y la sanidad.

“El resultado electoral ha visto una ligera caída del euro, pero puede ser efímera”, corrobora Rory Bateman, responsable de renta variable europea de Schroders. Para el largo plazo, Bateman espera que el BCE “no retire sus estímulos cuantitativos demasiado rápido, para evitar una presión alcista mayor sobre la divisa”.

El responsable ve todavía potencial alcista en la bolsa europea, gracias a la continuación de los tipos de interés y el contexto de recuperación de los márgenes d beneficio de las empresas. “De hecho, creemos que los inversores podrían ver potencialmente una apreciación del mercado de hasta el 30% desde los niveles actuales, a tres años vista”, declara.

Desde BlackRock admiten que podrían sufrir por la fortaleza del euro las compañías exportadoras, aunque sería en el corto plazo, lo que beneficiaría a Alemania: “Vemos margen para que el dólar recupere algo de terreno frente al euro a medida que la Fed presione con su normalización monetaria y la inflación esté lista para un rebote”. Creen en cambio que la inflación subyacente se mantenga apagada en Europa, obligando al BCE a mantener una postura acomodaticia.

Christophe Bernard, Director de Estrategia en Vontobel AM, alerta de que “los diferenciales entre el bund alemán y los bonos soberanos en los países periféricos podrían ampliarse”, aunque espera que “el impacto sea bastante contenido”. La conclusión a la que llega es que “el resultado alemán puede servir como recordatorio de que los partidos europeos establecidos deben abordar los temores respecto a una mayor integración de la UE una y otra vez”.

Y con respecto a los bunds, el equipo de renta fija de J.P. Morgan Asset Management espera, a pesar de lo complejo del resultado electoral, "que conduzca a una continuidad de la política fiscal prudente y la emisión limitada de bonos alemanes en los próximos años". En esta línea, afirman que "el BCE es perfectamente consciente de esto" y esperan en consecuencia que "continuará con sus planes de recortar las compras de activos en 2018", aunque los inversores deberán tener en cuenta que ya se ha descontado esta posibilidad en el mercado, por lo que "las implicaciones para el mercado no deberían ser significativas a corto plazo".

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos