“La única manera de seguir a flote en el mar de la incertidumbre es estar anclado en el valor”


Para los responsables de la gestión del First Eagle Amundi International (en su día Socgen International), sus objetivos más importantes siguen siendo evitar el deterioro del capital invertido al tiempo que se preserva su poder adquisitivo. En un mundo lleno de incertidumbre en el que priman nuevas tendencias como la inversión indexada o las operaciones algorítmicas, Robert Hackney, Senior Managing Director de First Eagle Investment Managers, opina que lo más importante es seleccionar buenos valores y saber porqué tienes algo en cartera.

Para el directivo de la firma pionera en la aplicación de la filosofía valor a nivel global, “el mundo siempre está en un estado de incertidumbre, esto es una constante y la única forma de navegar en ese mar es estar anclado en el valor, hay que saber porqué se tiene algo en cartera”. Hackney señala que “hoy en día aproximadamente un 70% de las operaciones diarias carecen de contenido económico, ya sea porque hay que seguir los movimientos de los índices o los algoritmos de alta frecuencia, que sólo se rigen por el volumen, lo que aparece en pantalla no tiene porqué ser un reflejo del valor intrínseco”. En su opinión, ahí es donde entran los inversores realmente activos cuya preocupación es hallar ese valor intrínseco, para seleccionar títulos con recorrido.

Además de estas tendencias hay otros responsables del ruido que domina los mercados. “Con la expansión cuantitativa, la política monetaria de la Fed ha dejado de ser una referencia para los precios, ahora es algo artificial, y además también están manipulados algunos tipos de cambio importantes como el dólar/renminbi, hay muchas señales que son falsas”, señala Hackney.

Habida cuenta del entorno y de las tendencias, lo importante es enfocar la gestión para limitar las pérdidas en períodos negativos, lo que les permite ganar ventaja en el largo plazo. Las herramientas que utilizan son tres: la selección de valores, el oro como cobertura y la liquidez.

“Las acciones que nos gustan son las de las compañías que han alcanzado una ventaja competitiva sostenible, a través de una posición dominante que les dé poder de fijación en los precios y les permita obtener retornos sobre el capital por encima de la media”, explica Hackney. Ejemplos de estas características en la cartera son Microsoft, Oracle, Comcast o Intel.

En cuanto al oro, se declaran agnósticos respecto al precio porque fundamentalmente lo usan como cobertura. Lo que buscan es que funcione como contrapeso a las acciones, al reflejar el posible deterioro de la confianza. Su peso en cartera tiene un máximo del 10%.

Y la tercera herramienta es mantener un porcentaje significativo de la cartera en liquidez para poder aprovechar las oportunidades. Para Robert Hackney, esa liquidez es lo que te permite tener coraje cuando llega el momento de invertir tras las caídas de los mercados.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos