La última idea de Lyxor para invertir en bolsa americana a través de una estrategia que aporte descorrelación


Lyxor acaba de introducir su estrategia más reciente en España: invirtiendo en el mercado de renta variable americano de una manera que aporte descorrelación a una cartera. La gestora ha registrado en su plataforma alternativa el fondo Lyxor/Corsair Capital Fund, producto con liquidez diaria dentro de su gama UCITS alternativa. Lyxor/Corsair Capital Fund sigue una estrategia long/short de renta variable estadounidense en formato UCITS que Lyxor lanza en colaboración con Corsair Capital Management. Este fondo tiene por objetivo capturar las rentabilidades del mercado de renta variable estadounidense con menos riesgo, mediante la preservación del capital en mercados bajistas. Lo hace invirtiendo principalmente con un sesgo neto largo en empresas de pequeña o mediana capitalización que atraviesan una fase de cambios estructurales y / o estratégicos.  Estas empresas tienden estar menos cubiertas por parte de los analistas, y en ellas se pueden encontrar oportunidades de generación de alfa.  “El cambio crea oportunidades”, afirma Steve Major, cogestor de la estrategia.

Corsair Capital Partners LP, la estrategia que el fondo UCITS replicará, fue lanzado en 1991 y cuenta con un track record de 24 años. El fondo está gestionado por Jay Petschek y Steve Major, quien recientemente acaba de estar en España. En una entrevista concedida a Funds People, el gestor ha explicado cuáles son las claves de su estrategia. “Para nosotros, el aspecto fundamental es identificar un catalizador o punto de inflexión que nos permita vislumbrar algo que creemos que generará valor, y que empezará a reflejarse en el valor de las acciones”. Desde su creación en 1991, Corsair ha logrado generar una rentabilidad superior que la de S&P 500 y Russell 2000 asumiendo un menor riesgo. “El año pasado capturamos el 60% de la subida del Russell 2000 y solo participamos en el 30% de la caída del índice. Es una buena asimetría”, asegura.

Fundamentalmente lo que buscan son buenas compañías, con flujo de caja positivo, buenos balances y lo más importante con grandes equipos directivos. “Este último aspecto tiene una importancia vital para nosotros. Invertir en buenos directores financieros crea valor para el accionista. Estudiar su historial es clave a la hora de distinguir entre aquellos que hablan mucho y materializan poco, y los que hacen que las cosas simplemente sucedan. Por ese motivo, el track record del CEO es importante para nosotros. Cuando hacemos nuestra due diligence a una empresa, buscamos las oportunidades que ofrece y los catalizadores que harán incrementar el valor de su negocio. Hemos sido capaces de elegir a los ganadores y tenemos una buena media cuando se trata de la selección de valores. En los últimos 10 años hemos identificado 24 ganadores y sólo un perdedor que aportó o perdió más de 120 puntos básicos en la cartera. Es un buen balance” asevera Major.

De las 20 principales posiciones de la cartera, un tercio son lo que Corsair identifica como 'earnings inflections', otro tercio son spin-offs, adquisiciones o restructuraciones y el último corresponde a la suma de otras situaciones especiales. Donde tradicionalmente el gestor ha encontrado las mejores ideas de inversión es en el segmento de pequeña y mediana capitalización. “El espacio encontrado en la mediana capitalización es un buen punto para nosotros ahora mismo.  Nosotros controlamos constantemente empresas que pasan por un momento de cambio, y que tienen una gran actividad corporativa, contando con equipos de gestión que quieren proporcionar valor a los accionistas. En mi opinión, el riesgo es menor en el espacio de mediana capitalización y además ofrecen un atractivo binomio rentabilidad-riesgo”. Aproximadamente el 70% de las posiciones son largas y aproximadamente el 10% son  cortas.

En lo referente a las posiciones largas, buscan principalmente empresas con sesgo value. Se centran en empresas que generan una gran cantidad de dinero en efectivo y que coticen con un margen de seguridad, para lo que trabajan en encontrar diferencias significativas entre su análisis interno y la opinión del consenso de mercado. “Evitamos sobre todo las acciones de compañías de mayor riesgo (alta beta), así como las que presenten un elevado nivel de apalancamiento. No usamos apalancamiento y no nos gusta que nuestras empresas lo utilicen mucho”, señala Major. A pesar de que ellos no usan stop loss con posiciones largas, la construcción de la cartera tiene que ver con el riesgo. Las principales posiciones largas suponen entre 1-3%, y otras más pequeñas con un peso de 25-30 puntos básicos. Usan stop loss en las posiciones cortas que el gestor describe como: “Una pequeña parte de la fórmula” implementando alfa shorts, pair trades y cuberturas tradicionales. “Tenemos el foco puesto en el control del riesgo. Cuanto más riesgo nos quitemos de encima, mejor”, revela el gestor.

Esto lo instrumentalizan, por ejemplo, asegurándose que en la cartera no existan concentraciones significativas a nivel de riesgo. No recurren al uso de apalancamiento, derivados y opciones, y tienen un alto nivel de liquidez, que les sirve con dos propósitos. “La liquidez te permite construir posiciones cuando hay volatilidad y, además, aporta descorrelación con el mercado. Cuando otros gestores venden es cuando aparecen las oportunidades. Son momentos en los que puedes comprar muy barato”. Se trata –según explica- de un proceso de inversión que repiten constantemente y mejoran a lo largo del tiempo.  “Lo que más valoro no es el 14% anualizado de rentabilidad que hemos generado para nuestros inversores, sino como nosotros lo hemos creado: sin apalancamiento, con baja exposición bruta y una volatilidad cercana al 10%”.

Según explica, la estrategia no está correlacionada con otros fondos de renta variable americana y el proceso de inversión y la construcción de cartera, así como las inversiones subyacentes son muy diferentes a la de los competidores. “Muchos de los nombres en los que estamos invertidos no están en otros productos en formato UCITS”. La rotación de la cartera es de entre el 60% y el 70% con un periodo de medio de retención de 18 a 24 meses. “No somos traders. Somos inversores pacientes. Las buenas compañías necesitan tiempo para demostrar que lo son”. El tamaño máximo de la posición no supera generalmente el 3%.

El fondo, que en la actualidad está registrado en ocho países, se encuentra disponible en la plataforma de UCITS alternativos de Lyxor en euros, dólares, yenes, francos suizos, libras esterlinas, coronas suecas, y coronas noruegas. Con su incorporación, Corsair pasa a ser el sexto gestor alternativo en la plataforma UCITS de Lyxor, después de Winton Capital Management, Canyon Capital Advisors, Tiedemann Investment Group, Capricorn Capital Partners y Lyxor Epsilon Global Trend Fund.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos