“La transposición de MIFID II será el asunto más importante que afrontará la industria de fondos en los próximos años”


La industria de gestión de activos en España ha registrado un crecimiento interanual que, con datos de cierre de octubre, ha sido del 22%, lo que ha elevado el volumen total hasta los 300.000 millones de euros, incluyendo sicavs, fondos internacionales y nacionales. Son las cifras de Inverco en las que se apoya Sebastián Velasco para asegurar que “2014 ha sido un año francamente bueno para la industria de fondos de inversión”. Y sus proyecciones son optimistas. “El mayor apetito por los fondos de inversión y un entorno de bajos tipos de interés apunta a que 2015 también va a ser un año bueno para el sector”, asegura el director general de Fidelity Worldwide Investment para España y Portugal.

En el tradicional almuerzo navideño celebrado por la entidad, Velasco indica que, a nivel regulatorio, existen algunos factores que favorecerán el desarrollo de la industria en España. Uno de ellos es la fiscalidad, que “dará un trato más favorable al producto fondo”. Sin embargo, de lo que más se hablará en el futuro será de la transposición de MIFID II. “Será interesante analizar cómo ha funcionado la RDR en Reino Unido y, sobre todo, en Holanda, país con un sistema más parecido al español. No creo que se vayan a prohibir las retrocesiones en Europa. ESMA tendrá que decir cómo se debe aplicar MIFID II y serán la autoridad europea y la CNMV quienes decidan si se pueden seguir pagando retrocesiones y en qué casos se pueden cobrar”.

Analizando lo ocurrido durante los últimos 12 meses, Velasco considera que 2014 ha sido el año de las buenas noticias. “Las bolsas se han comportado bien tras un 2013 que ya había sido muy bueno y la deuda pública española también ha registrado una evolución muy favorable, algo importante teniendo en cuenta que está en la cartera de muchos inversores”. Estas buenas noticias también alcanzan al ámbito macroeconómico, con una economía española que se recupera a un ritmo más elevado que sus vecinos europeos. “Los indicadores adelantados de ventas minoristas son buenos, lo cual deseamos que sea el punto de inflexión definitivo para la economía española”. El responsable de la oficina hace sus tres predicciones.

En primer lugar, cree que 2015 será un año de crecimiento económico global e inflación a la baja. “La renta variable es la clase de activo que suele comportarse mejor en este entorno”. En segundo lugar, que Estados Unidos va a mantener un ritmo de crecimiento económico fuerte y que veremos nuevos máximos de la bolsa estadounidense. “En Europa hay algunos aspectos que han mejorado la situación, como la política del BCE, la debilidad del euro o la caída del precio del petróleo, lo cual son factores que van a ayudar a la renta variable europea el próximo año”. Y, en tercer lugar, que en renta fija la oportunidad está en high yield. “En deuda soberana las oportunidades son más bien escasas”, concluye.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos