Tags: Latam |

La trampa del endeudamiento


Una barrera de control de acceso más eficaz

Se necesita un mecanismo para permitir que los países pidan prestado a niveles asequibles durante plazos breves para aliviar el ciclo de retroalimentación negativo entre los déficits públicos, los costos de financiación y la confianza y el crecimiento (como en el diagrama que se muestra aquí).

Los diversos mecanismos de rescate/financiación acordados en el momento de la suscripción (aproximadamente €750 mil millones) son insuficientes si España o Italia perdieran el acceso al mercado.

En el futuro, esto podría traducirse en la emisión conjunta de deuda por parte de grupos de países de Europa (Eurobonos) mediante la agrupación de su riesgo crediticio colectivo. Hasta el momento, Alemania se ha mostrado renuente a apoyar los bonos de esa naturaleza dado que la responsabilidad "solidaria" podría quitar parte del incentivo para que los miembros equilibren sus finanzas.

Cómo abordar los problemas de solvencia de los bancos

El Reino Unido y los Estados Unidos enfrentaron los problemas de sus sistemas bancarios directamente en 2008/09. Esto no se ha dado en la misma medida en Europa y es necesario para restaurar la confianza a largo plazo.

Es probable que esta carga quede en los gobiernos nacionales para apuntalar a sus bancos, con un cierto grado de participación del sector privado, en los que el mercado bursátil y los tenedores de bonos absorberán las pérdidas.

Consolidación fiscal

Los países necesitan llevar la relación deuda/producto interno bruto (PIB) a un nivel sostenible. La austeridad sola no es la respuesta porque una consolidación demasiado rápida reduce el crecimiento y la recaudación impositiva, lo cual socavaría aún más la confianza.

Para algunos países, esto significa una reestructuración de la deuda porque la carga es tan grande con relación al reequilibrio que podría darse fehacientemente como miembro de la moneda única.

Los políticos están considerando inyectar más capital al Banco Europeo de Inversiones para financiar proyectos en toda la zona euro, lo que impulsaría el crecimiento al tiempo que se mantienen las medidas de austeridad en los países individuales.

Cómo mejorar la convergencia económica

Los países más débiles de la zona euro han financiado el gasto público y privado a través de déficits presupuestarios y comerciales persistentes. Sin la capacidad para devaluar su moneda, la restauración de la fortaleza económica exigirá reformas estructurales para favorecer la competitividad laboral en estos países.

En el seno del euro esto probablemente solo se pueda lograr si bajaran los sueldos y los precios de los países de bajo rendimiento y si el Banco Central Europeo (BCE) estuviera preparado para tolerar un nivel más alto de inflación en el norte de Europa, situaciones que respaldarían el ajuste relativo de los costos laborales unitarios.

El BCE mantiene una potencia considerable (según lo demostrado por la Operación de refinanciamiento a más largo plazo - LTRO) para respaldar el crecimiento y el sistema bancario, pero esto solo no será suficiente a menos que se aborden los problemas estructurales.
 

Lo más leído

Próximos eventos