Tags: Negocio |

“La Teoría Moderna de Gestión de Carteras ha dejado de funcionar: el primer axioma se ha venido abajo”


La Teoría Moderna de Gestión de Carteras dice que el bono del gobierno es el activo libre de riesgo pero, a juzgar por el reciente movimiento de mercado, en el que el precio del bund alemán a 10 años registró en una semana pérdidas de hasta el 5%, parece que los defensores de la tesis disertada por Harry Markowitz en 1952 tendrán que hacer una revisión de los cimientos que dieron lugar a su obra. “Es evidente que ha dejado de funcionar: el primer axioma se ha venido abajo”, asegura Jaime Rodríguez Pato, director general de NN Investment Partners para Iberia y Latinoamérica. Esto, sin lugar a dudas, supone un claro reto para los gestores, sobre todo de renta fija, y también para las entidades, que deben demostrar que cuentan con los profesionales adecuados para saber moverse por el difícil entorno de mercado actual. “Alternativas a la renta fija existen pocas, pero las hay. Determinados activos ofrecen un buen proxy a la deuda pública con un nivel de riesgo inferior”, afirma.

En una entrevista a Funds People, Rodríguez Pato asegura que muchos gestores se han tenido que poner al día con nuevas clases de activos en las que antes no reparaban y donde NN IP cuenta con expertise. Cita, por ejemplo, los préstamos sindicados, clase de activo que estima podría salir airosa de un escenario de subida de tipos. Muchos de sus clientes institucionales así lo han entendido y, por ese motivo, el NN Flex Senior Loans se ha convertido en uno de los productos de mayor éxito comercial de la casa. “Las oportunidades hay que saber encontrarlas, para lo que es clave contar con equipos que sepan buscar. Dentro del grado de inversión, por ejemplo, las cédulas hipotecarias y los ABS ofrecen buenas oportunidades de inversión”. En lo que respecta a activos más tradicionales de renta fija, como el high yield, cree que la filosofía también debe pasar por el correcto análisis del riesgo y la selección de activos. “En high yield, los defaults no avisan”, asevera. Los gestores de la firma encuentran valor en activos con rating en el entorno de B de manera selectiva.

“Aunque estamos en un entorno de mercado difícil de renta fija, sigue habiendo activos que pueden generar valor. El momento para el high yield europeo es interesante, ya que el cupón que ofrece el activo es un colchón suficiente que permite cubrir el impacto que tendría en el mercado una subida de los tipos”. También encuentra atractivo el mercado de deuda con grado de inversión de EE.UU. “Ofrece un spread más interesante y además te permite jugar la apuesta del dólar”. Sin embargo, el responsable de la oficina es consciente de que, en el entorno actual, se hace necesario asumir más riesgo. “El inversor tiene que incrementar el riesgo de la cartera para conseguir una mínima rentabilidad de entre el 4 y el 5%. Es algo que ha interiorizado. Necesitas más renta variable y dinamismo en la gestión, para lo que es importante apostar por gestores que sepan moverse por todo el universo de activos. Es la razón por la que los fondos mixtos están teniendo tanto tirón”, explica.

Uno de los motivos que han llevado al éxito a los fondos multiactivo (donde la gestora cuenta con dos productos que han sido reconocidos por Morningstar como mejores fondos mixtos de 2014 en las categorías mixto agresivo euro y mixto moderado euro, el NN Patrimonial Aggressive y el NN Patrimonial Balanced u otros muy destacados de su gama, como el NN Invest First Class Multi Asset) ha sido el hecho de que los depósitos han dejado de ser una opción. “Entre la escasa rentabilidad que ofrecen y la fiscalidad que se les aplica, los ahorradores han empezado a buscar alternativas, que han encontrado en los mixtos. Es importante que el inversor tenga en mente ese 4-6% de retorno. Marcarse un objetivo de rentabilidad es algo más fácil con lo que vincularse que preguntarle sobre cuál es su perfil. Cuando se pasa del depósito al fondo se pasa de ahorrar a invertir. En España tradicionalmente había ahorradores. Ahora esto está empezando a cambiar y el ahorrador está aprendiendo a invertir. Es importante que entiendan que están invirtiendo, no ahorrando. Esto les haría ser menos propensos a sufrir ataques de pánico en momentos de corrección. Espero que este entorno se mantenga el tiempo suficiente para que la gente aprenda a invertir”.

Según Rodríguez Pato, el objetivo del inversor no ha cambiado. Lo que ha cambiado es su mentalidad, asumiendo que tiene que subir un peldaño en el nivel de riesgo para conseguir sus objetivos de rentabilidad. En este sentido, asegura que los inversores son cada vez más propensos a incorporar renta variable a sus carteras por distintas razones. “Algunos motivos son buenos. Otros no tanto, como el que algunos lo hagan ante el buen comportamiento registrado por el activo en los últimos años, lo que indica que vuelve a pensar en rentabilidades pasadas. Los buenos motivos es que ven que no todos los mercados de renta variable están sobrevalorados. Hay oportunidades muy claras y la prima de riesgo de las acciones sigue siendo elevada. En los mercados emergentes, por ejemplo, esto es evidente. Desde un punto de vista de valoración, las bolsas emergentes representan una oportunidad, aunque puede que el momentum no sea el adecuado. En Europa, por el contrario, sí lo es”.

Cambios en la firma

En lo que respecta a la gestión de la renta variable, NN IP ha realizado cambios importantes en sus procesos de gestión. “Cada vez más la gestión activa tiene que demostrar que es capaz de batir al índice y la composición de los equipos de gestión deben estar adecuados a esto. Ya no solo basta con batir al índice con un tracking error determinado. Ahora es necesario demostrar la capacidad de aportar valor añadido a medio-largo plazo, que es en lo que los gestores se tienen que concentrar. Si haces un buen análisis de las compañías, tarde o temprano los fundamentales se verán reflejados en los precios de las acciones”. En este sentido, la firma ha reorganizado buena parte de su gama de producto; se han producido algunos cambios y salidas de gestores y se han modificado significativamente los procesos de inversión, con un mayor énfasis en las recomendaciones de los analistas y en las señales provenientes del modelo desarrollado por el equipo cuantitativo.

Esto es algo que ha coincidido en el tiempo con otro de los grandes cambios realizados por la gestora en las últimas semanas: el de la marca. El cambio responde a la división del grupo entre el negocio bancario y el de seguros. El primero sigue bajo la marca ING. El de seguros recupera su antiguo nombre, el de National Nederlanden, marca que nació en el siglo XIX. Tras el rescate de la entidad por parte del gobierno holandés, existió el compromiso del grupo ING de listar NN en el mercado. Por ahora, el grupo ING mantiene el 54% del capital de NN, si bien el objetivo es que poco a poco vaya reduciendo su peso en el accionariado. “NN IP pertenece a la división de seguros. El nombre tiene mucho significado y el color lo tenemos muy interiorizado. De hecho, no hemos renunciado a él. Tenemos nuevo logo, nueva imagen y mismo color. En realidad nada ha cambiado. Lo único que sí lo ha hecho es que, tras la reestructuración, la entidad vuelve a tener como objetivo número uno el crecimiento. Hasta ahora el foco había estado puesto en la reestructuración y la devolución de la deuda. Ahora, el objetivo es crecer”.

Oficina: volumen de activos y objetivo

La oficina de la que Jaime Rodríguez Pato es responsable está formada por siete personas que dan servicio a sus clientes de Iberia, Latinoamérica y Estados Unidos offshore. Conjuntamente, el volumen de activos bajo gestión ronda los 3.200 millones de euros. Aproximadamente 1.900 están en España, 300 en Portugal y más de 1.000 en Latinoamérica (50% en AFP y 50% en negocio retail), región esta última donde mantiene unas perspectivas de crecimiento muy favorables. “Una vez superado el billón de euros nos ha dado la masa crítica para dar el paso y abrir oficinas de representación locales, lo cual está entre nuestros objetivos. Es importante para tener un contacto fluido con el cliente”, asegura.

Según explica, una de las razones por las que las unidades españolas se hacen cargo de Latinoamérica es por afinidad cultural y porque lo que se hace en España es perfectamente aplicable en Latinoamérica. Por países, están enfocados en Chile, Colombia y Perú y están empezando a hacer negocio en Uruguay y Panamá. Para ellos, el negocio de Estados Unidos offshore es muy importante. El objetivo que se han fijado en la oficina es alcanzar los 5.000 millones en los próximos cinco años, si bien también existe un objetivo específico por regiones. En el caso de España, por ejemplo, trabajarán en la consolidación de la marca y en reforzar los lazos con sus clientes. A nivel global, NN IP es una gestora con 203.000 millones de euros en activos bajo gestión. El 27% es negocio institucional, el 28% retail y el 45% restante son activos de la compañía de seguros.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos