La selección de compañías en Intermoney Gestión: sin estilo concreto, pero próximos al value investing


La gestora Intermoney Gestión, perteneciente al grupo CIMD, acaba de ser premiada en los European Funds Trophy 2016. Con una oferta de fondos muy reducida, compuesta por tan sólo cuatro vehículos (un renta variable euro, un renta fija euro, un global y un retorno absoluto, subgestionado éste por Attitude Gestión), destaca entre ellos el Intermoney Variable Euro, especializado en acciones de la zona euro.

Su gestor, Álvaro Cubero, acaba de cumplir su tercer año al frente del fondo, ya que se hizo cargo de la gestión a comienzos de 2013. Su labor pasa por buscar compañías de calidad que cuenten con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo. Aunque prefiere no encasillar su estilo de inversión en ninguna filosofía concreta, lo cierto es que “compartimos varios principios del value investing”, reconoce, en referencia al equipo que forma junto a Augusto García, director de Inversiones de la firma.

Para Cubero, “el estudio y comprensión del modelo de negocio de una compañía es clave para entender su capacidad de creación de valor en el tiempo”. Como puro selector de compañías, su principal herramienta de trabajo es el análisis fundamental. Le gustan los negocios fáciles de entender, tratando de evitar compañías de reciente creación, así como las empresas que cuentan con balances saneados y que generan valor, es decir, con un ROCE mayor que WACC. Además, da mucha importancia a los equipos directivos capaces y honestos.

Pero no sólo basta con encontrar buenas compañías, sino que, además, hay que hacerlo cotizando éstas con un descuento irracional, que puede surgir por varias razones: porque sean empresas de tamaño pequeño poco seguidas por la comunidad inversora, porque coticen en un país de origen y operen en países diferentes, porque se trate de holdings con negocios heterogéneos o porque dispongan de un free float estrecho debido a su estructura accionarial familiar. Algunos ejemplos que encajan en este modelo son Thales, Plastic Omnium o Vinci, las tres principales posiciones del fondo, según la última ficha del vehículo.

Desde 2013, cuando Cubero se puso al frente, el Intermoney Variable Euro acumula una rentabilidad anualizada a tres años del 8,5%. Hoy día, su patrimonio es superior a los 8 millones de euros, según Morningstar.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos