Tags: Latam |

La oportunidad de los nichos


Las bolsas europeas se tambalearon en mayo debido a la inquietud de los inversores ante la posibilidad de que las elecciones europeas trajeran consigo a un puñado de incómodos euroescépticos; pero en realidad, estos comicios reforzaron la posición de los reformistas en países clave como Italia. Gracia a ello, los rendimientos de la deuda de Europa meridional reanudaron su tendencia bajista y el clima de optimismo se vio aún más alentado por la decisión del BCE de luchar contra la deflación mediante una nueva reducción de los costes de endeudamiento para los bancos, al tiempo que facilitaba nuevos fondos para préstamos.

Pese a este trasfondo alentador, mantenemos una prudencia relativa acerca de las posibilidades de una marcada recuperación económica. La deuda sigue siendo elevada, los ingresos reales están estancados y los datos de empleo son desalentadores excepto en Alemania. Con este telón de fondo, creemos que quienes tendrán el mejor comportamiento a largo plazo seguirán siendo probablemente las empresas de nicho que han tenido unos buenos resultados durante los últimos ciclos de negocio.

¿Por qué los nichos? Nos gustan estas áreas de especialización porque, a menudo, están controladas por un pequeño número de compañías cuya sólida reputación crea unas barreras de entrada formidables. Además, el tamaño de estos nichos en términos absolutos puede ser moderado y con menos probabilidades de atraer a participantes de peso como Samsung o GE. Muchos nichos están dominados por las 'mittelstand', las excelentes compañías familiares (y en general, de menor tamaño) que imperan en la vida económica de Alemania. Por desgracia, muchas de estas estupendas empresas son de capital privado y, por consiguiente, no se puede invertir en ellas. Pero si se busca un poco, podremos encontrar una serie de compañías de este tipo que cotizan en bolsa, tanto en Alemania como en otros países de Europa.

Fuchs, el especialista alemán en lubricantes, aún está controlado por la familia fundadora. Puede que los lubricantes no parezcan un nicho, pero la tendencia hacia unos vehículos con motores más pequeños y de alta compresión implica que cada tipo de motor Volkswagen precisa ahora un lubricante especialmente diseñado; y Fuchs es un proveedor clave. La mayor parte del resto de lubricantes que fabrica la empresa son soluciones a medida para todo tipo de maquinaria, desde las de fabricación de alimentos hasta equipos de minería. También cuenta con una red de distribución mundial: la última vez que estuve en Israel, vi un distribuidor en Ramala.

Los equipos especializados representan, a menudo, buenos nichos. En el sector de los servicios petrolíferos, la austríaca Schoeller-Bleckmann domina completamente (con una cuota del 60%) el mercado de cuellos de metal de alta precisión. Estas piezas protegen el equipo clave que se utiliza para dirigir las cabezas de perforación al realizar prospecciones de petróleo o gas a gran profundidad. En vista de la marcada inestabilidad del entorno en que se utilizan estas perforadoras, los compradores valoran el rendimiento y la fiabilidad y tienen poca capacidad para negociar reducciones de precios.

Aunque los nichos rara vez destacan, se ponen de moda o resultan atractivos —entre otros negocios de nicho en manos europeas figuran los baños para aviones y las tripas para embutidos—, sus rendimientos financieros resultan muy atractivos. Se trata a menudo de empresas de reducido capital cuya mayor inversión es el tiempo —que puede llegar a décadas de investigación y desarrollo—, lo que dificulta la competencia por parte de nuevos participantes. Estas características se reflejan en unos buenos márgenes de beneficio que pueden emplearse para distribuir dividendos o desarrollar el negocio, sin necesidad de recurrir a nuevos fondos externos. Estas compañías deberían de seguir prosperando independientemente de las tribulaciones de la zona euro, y siempre serán más resistentes en caso de que regresen las dificultades.

Lo más leído

Próximos eventos