Tags: Latam |

La nueva estrategia de Deutsche Asset & Wealth Management: “situar al cliente en el centro de todo”


Combinar la oferta de fondos de gestión activa, gestión pasiva y estrategias alternativas con el objetivo de ser agnósticos en término de producto y ofrecerle al cliente aquel que mejor se adapte a sus necesidades. Esa será la línea que, tras su proceso de reestructuración, seguirán en Deutsche Asset & Wealth Management para seguir creciendo en el futuro. “La reestructuración del grupo ha servido para mejorar la calidad del servicio a unos inversores cada vez más sofisticados y que demandan soluciones globales en su constante búsqueda de activos que ofrezcan rentabilidad”, asegura Michele Faissola, director de la entidad.

En el evento celebrado en Frankfurt en el que anunció oficialmente la reestructuración de Deutsche Asset & Wealth Management, Faissola ha querido dejar claro cuál va a ser la nueva filosofía del grupo tras la integración, que no es otra que “situar al cliente en el centro de todo”. En este sentido, el proceso en el que se encuentra inmersa la entidad le va a permitir ser más eficiente a la hora de atender las demandas de sus clientes. Por ese motivo, el principal objetivo de la entidad va a ser la consolidación del negocio. De hecho, reconocen que en la firma se centrarán en crecer orgánicamente. “Estamos atentos a cualquier oportunidad que pueda surgir, si bien nuestro objetivo no es ese”.

A nivel regional, Estados Unidos y Asia son las regiones donde centran su estrategia de crecimiento. Para conseguirlo, el máximo responsable de la firma tiene claro que solo existe un camino: “rendimiento, rendimiento y rendimiento”. En su opinión, estamos en un entorno de mercado en el que el ganador se lo lleva todo y, por lo tanto, solo se puede competir con productos que ofrezcan mejores resultados que la competencia, con comisiones justas y, sobre todo, transparentes. “El hecho de ser una firma de gran tamaño nos permite contar con profesionales de gran talento, capaces de ofrecer alfa a nuestros clientes. Es un rasgo claramente diferenciador de la firma”, asegura.

Según Anshu Jain, copresidente de Deutsche Bank, “el cliente necesita plataforma y presencia internacional. Muchas entidades no parten de esas condiciones iniciales. Tenemos lo necesario para ser un actor global”. Define a la entidad alemana como “una de las mejores capitalizadas del mundo, que no solo ha conseguido hacer crecer sus beneficios sino que, lo más importante, ha logrado reducir sus costes gracias al proceso de integración acometido. Esto es lo que te permitirá crecer a largo plazo”, afirma. A su juicio, las oportunidades están tanto en el mundo desarrollado como emergente. “En el mundo desarrollado existen unas necesidades de inversión que cubrir; en los emergentes, es el fuerte crecimiento lo que genera esas oportunidades”, indica.

Detectar correctamente las tendencias resulta crucial. Por ejemplo: casi el 50% de las captaciones registradas por los fondos cotizados se producen en ETF que replican índices que no se rigen por las férreas normas que impone la capitalización bursátil. En Deutsche Asset & WM saben que este fuerte crecimiento responde a una demanda real del cliente y, por ello, va a ser el camino que seguirá la entidad a la hora de desarrollar su oferta de productos de gestión pasiva, unidad del negocio en la ven unas fuertes perspectivas de crecimiento. De hecho, prevén aumentar sus activos bajo gestión en esta área en más de un 50%, al pasar de los 98.500 millones de 2012 a los 150.000 en 2015.

En lo que respecta a los productos de gestión activa, Deutsche Asset & Wealth Management contaba a cierre del año pasado con 529.000 millones de euros de patrimonio, la mitad del cual estaba en productos de renta fija y el 16% en fondos de renta variable. Para seguir creciendo en este segmento, en la firma van a apostar por sus estrategias de dividendo, en sus productos de renta variable europea y, en particular, alemana, y en sus productos de renta fija global, tanto de mercados emergentes como desarrollados. “Para ello buscaremos ofrecer a nuestros clientes productos que les den alfa de manera consistente y que, además, les ofrezcan estrategias innovadoras”, asegura Wolfgang Matis, director del área de gestión activa.

La entidad alemana ha buscado la reestructuración del grupo para competir en un entorno cada vez más global. “Tener un producto particularmente relevante se ha vuelto algo muy importante en un entorno de mercado que oscila bruscamente entre periodos de mayor y menor aversión al riesgo”, señala Dario Schiraldi, director global de clientes de Deutsche Asset & Wealth Management. En su opinión, el conocimiento local, el acceso local y el hecho de contar con una plataforma estable con la que poder invertir son aspectos que el cliente valora especialmente. “La integración nos ha permitido contar con una organización optimizada centrada en el cliente”, sentencia el responsable.

Lo más leído

Próximos eventos