Tags: Latam |

La montaña rusa


La caída de precios de los bonos venezolanos el lunes 15/04 fue relativamente modesta. Usando como referencia el Ven Global 2022, la caída fue de 1,68% , pese a que el mismo día China reportó un crecimiento de 7,7% para Q1 2013, inferior al 8,0% esperado, y el oro tuvo la mayor reducción de precios en un día de los últimos 33 años (9,30%). No olvidemos que una de las grandes fuentes de riesgo sistémico de la actualidad internacional es la evolución de China, la única de las grandes economías que crece de manera sostenida y a un paso vigoroso, con lo cual cualquier signo de debilidad de ésta pone en entredicho las proyecciones de crecimiento del resto del mundo.

Sin embargo, el día martes 16, el riesgo político se apoderó del mercado, empujando a la baja los precios de los bonos venezolanos que cayeron en promedio alrededor del 9,0 %, elevando simultáneamente las primas de los credit default swap (CDS).

A partir del miércoles el mercado de deuda venezolana encontró una línea de soporte a sus precios que se fue consolidando a lo largo del jueves. El viernes, ya conociéndose los acuerdos entre el CNE y la oposición venezolana, los precios regresaron a niveles muy similares a los de la semana anterior, como si nunca hubiese pasado la caída antes descrita.

Este comportamiento es muy similar a los de los días posteriores a la elección presidencial del pasado octubre y del fallecimiento del Presidente Chávez, sólo que con una caída más pronunciada. Esta especie de montaña rusa, en la cual se vuelve al mismo lugar de donde se partió luego de un agitado viaje, no se experimentó de manera similar en el mercado de CDS.

El costo de cobertura (CDS de la República a 10 años) cierra el viernes 19 de abril en 771 puntos, que representa un incremento 13,91% por encima del marcado la semana anterior, lo que muestra que hay un aumento en el riesgo sistemático percibido sobre Venezuela que no se disipó al final de la semana. Esta es una tendencia que viene consolidándose desde mediados de Q1 2013, y que ya habíamos señalado en el artículo de cierre del trimestre anterior.

En las próximas semanas, se espera un incremento importante en la volatilidad de precios y retornos. La inestabilidad política nacional acompañada de sorpresas negativas en el entorno económico internacional, nos pueden llevar a visitar de nuevo los precios mínimos de la semana que recién cierra. En el corto plazo, se puede contar con los inversionistas internacionales que salen a comprar papeles, aprovechando cualquier caída temporal. El peligro radica en que cada vez puedan requerir un descuento mayor antes de comenzar a actuar.

Lo más leído

Próximos eventos