Tags: Latam |

“La Ley Única de Fondos contribuirá a la internacionalización de las administradoras chilenas”


Satisfecha de lo que ha sido 2013 para la industria de fondos mutuos, Mónica Cavallini se muestra optimista para este ejercicio. La gerente general de la Asociación de Administradoras de Fondos Mutuos (AAFM) analiza sus previsiones para el sector y el impacto esperado de la Ley Única de Fondos (LUF) en entrevista con Funds People Latam.

Al cierre del pasado año los fondos mutuos chilenos contaban con un patrimonio neto de 40.868 millones de dólares, tras un incremento anual del 15,07% y una cifra de más de 1,8 millones de partícipes, en este caso un 8,29% más que en 2012. La previsión es que el crecimiento no se detenga: “A pesar de los ajustes en las expectativas de crecimiento para la economía chilena durante el 2014, esperamos seguir con la tendencia positiva durante el 2014, en la cual proyectamos un crecimiento del 10% en patrimonio y cercano al 7,4% en partícipes”.

Sin embargo, más allá de los buenos datos en la evolución del sector, la gran noticia fue la aprobación de la Ley Única de Fondos, lista ya para la implementación por parte del nuevo gobierno. Y eso que se había llegado a perder la esperanza de que el reglamento tuviera el visto bueno definitivo de la Cámara de los Diputados y del Senado antes de la transición en el Palacio de la Moneda. La LUF es la gran demanda de la industria durante los últimos tres años, con la esperanza de situar a Chile como una plataforma internacional importante en la gestión y distribución de fondos. La Ley “entrega un marco jurídico simplificado y simétrico a la administración de recursos de terceros evitando complejas y burocráticas reformas de Ley, ajustándose a la dinámica de la industria y los mercados”, explica Mónica Cavillini.

En concreto, según la cabeza visible de la AAFM “contempla múltiples beneficios para la industria que potencian el ahorro y la inversión, se posibilita el crecimiento y desarrollo del mercado de capitales y capturar inversión extranjera, todo con el consiguiente impacto positivo en la economía. Destaca el beneficio a los instrumentos de deuda que hasta hoy estaba vigente sólo para las acciones con ciertas características. La inclusión de instrumentos de deuda que impacta a la mayoría de los chilenos que ahorran e invierten dado el perfil más conservador que tienen. Además, se incorporan incentivos tributarios para la inversión extranjera”.

Este último punto podría conformar una de las claves en el futuro de las administradoras chilenas de fondos. De hecho, algunas ya han empezado algunos procesos de expansión internacional con productos registrados en Luxemburgo o con acuerdos con entidades europeas. La razón es que “la LUF exime de IVA a la provisión del servicio de administración de fondos a extranjeros. Esta medida contribuye a la internacionalización de las administradoras chilenas”, expone Cavallini. También habrá el efecto contrario, con gestoras extranjeras que puedan llegar a operar en el país austral: “Por otra parte, la LUF fomentará servicios financieros más competitivos, sumado a que los fondos ofrecidos a inversionistas extranjeros, cumpliendo ciertos requisitos, quedan exentos de impuestos por el mayor valor y los flujos asociados, entregarán una oferta más competitiva que incentivará a que administradoras internacionales decidan operar desde Chile”, añade.

Otro aspecto a destacar que trae consigo la LUF es una acreditación de la idoneidad de las personas que trabajan en la industria de administración de terceros de manera transversal, desde directores hasta los ejecutivos que comercializan el producto, arguye Mónica Cavallini. “La industria de fondos mutuos se ha caracterizado por contar con políticas de autorregulación que fomentan la capacitación continua de su fuerza de venta, a través de programas patrocinados por la Asociación, los cuales han sido intensamente demandados desde su creación en el año 2002. Sin embargo, la acreditación será un ítem importante que generará una mayor profesionalización en específico de la fuerza de venta, al tener que acreditar un nivel elevado de conocimientos, lo cual incidirá de manera directa en la comercialización del producto”.

Por ahora, no obstante, el foco de la AAFM está en cómo y cuándo se implante la LUF. “Para asegurar su efectiva implementación debemos enfocarnos en trabajar de manera conjunta con las autoridades el reglamento de Ley y la normativa correspondiente, para no tener inconsistencias y errores que no permitan operacionalizar lo contemplado en la Ley”.

Precisamente Michelle Bachelet abogó en la campaña electoral, antes de ser elegida, por medidas que podrían tener un impacto negativo en la industria. “Si bien durante la candidatura de la actual presidenta electa se realizaron anuncios por parte de sus asesores en materias del mercado de capitales no muy auspiciosos, como la posibilidad de eliminar beneficios tributarios establecidos para fondos mutuos, no se han explicado los argumentos detrás de estas propuestas, muchas de las cuales fueron trabajados durante el primer gobierno de Bachellet. En el programa no se especifica en concreto el alcance de este anuncio, es por ello que apelamos al criterio y prudencia en estas materias y esperamos que el objetivo sea seguir trabajando para profundizar y desarrollar el mercado de capitales de Chile”, opina Cavallini.

Lo más leído

Próximos eventos