La historia de AQR, el hedge fund que se convirtió en gestora tradicional


En los últimos tres años, las siglas AQR pueden traer a la mente de más de uno el concepto de Asset Quality Review, el test de estrés aplicado por el BCE a los bancos de la zona euro para determinar el grado de fortaleza de sus balances. No obstante, AQR también puede significar Applied Quantitative Research (Análisis Cuantitativo Aplicado en español), que es el nombre de la firma especializada en activos alternativos que fundaron en 1998 Clifford S. Asness, David G. Kabiller, Robert J. Krail y John M. Liew. 

No obstante, la historia de AQR Capital Management es anterior: Asness, Liew y Krail fueron compañeros de clase en la Universidad de Chicago y después coincidieron como compañeros de trabajo en el equipo de análisis cuantitativo de Goldman Sachs AM, donde desarrollaron un proceso de inversión en el que se aplicaban estrategias value y de momentum. El equipo, en el que también trabajaba Kabillier, dejó la firma para crear AQR, que ha sido históricamente uno de los primeros hedge funds en EE.UU. que se ha registrado voluntariamente en la SEC desde su nacimiento. Su primer producto de inversión fue un hedge fund, aunque la firma siempre tuvo como objetivo expandir su oferta de producto hacia un modelo de negocio de gestión de activos más tradicional, objetivo que se consiguió en el 2000. 

Gracias a estos dos cometidos, AQR logró en 2009 situarse entre las firmas pioneras en el desarrollo de estrategias alternativas en formato de fondos de inversión. Su patrimonio actual asciende a 136.000 millones de dólares. Ahora, la firma se ha embarcado en un plan de expansión internacional que le ha traído hasta España, donde acaba de registrar la sicav luxemburguesa AQR UCITS Funds. 

La gama actual de producto de la firma está estructurada en torno a tres tipos de oferta: estrategias alternativas, estrategias convencionales en renta variable y vehículos de inversión (desde alianzas offshore a fondos de inversión) para inversores institucionales. En la primera categoría la oferta de AQR gira en torno a una serie de estrategias de retorno absoluto (event driven, renta fija, macro, futuros gestionados, multiestrategia, retorno real, selección de valores y estilos de inversión) y de retorno total (renta variable long/short y risk parity). Dentro de la renta variable, AQR ofrece cuatro tipos de soluciones: renta variable defensiva, renta variable diversificada, estrategias de momento y por estilos; en el caso de esta última, se persigue batir al índice Russell 1000 a través de la selección de valores marcados por sesgos de mercado como el valor, el crecimiento o el momento.   

“Como grupo, creemos en el poder de la inteligencia colectiva. El conocimiento alimenta al conocimiento. Cuantos más puntos de vista, mejor. Nuestro equipo es profundamente culto y experimentado y comprende como conseguir juntos perspectivas múltiples a través de un debate riguroso y análisis para alcanzar la mejor solución”, destacan desde la firma. AQR tiene como clientes principales a inversores institucionales, como fondos de pensiones, fundaciones, legados, fondos soberanos y asesores financieros. 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos