La fortaleza de los datos allana el camino a la Fed


Después de que la Fed decidiese no subir los tipos en su reunión de septiembre, dijimos que cualquier subida de tipos en Estados Unidos se mantendría pendiente hasta la reunión del Comité de Mercado Abierto de diciembre (FOMC). De hecho, en su reunión de septiembre el Comité hizo una clara alusión a una subida de tipos en diciembre. Esto sentó un precedente: nunca antes el Comité se había referido de forma explícita a una reunión en concreto para llevar a cabo una posible subida de tipos.

El escenario de diciembre también fue mencionado por Janet Yellen en su discurso ante el Congreso de Estados Unidos en Noviembre. En concreto, dijo que diciembre constituía una “posibilidad real” para que se produzca la primera subida de tipos.

Mientras tanto, la economía americana ha registrado datos mejores de lo esperado y entre ellos destacan los datos del mercado laboral de octubre: la tasa de desempleo cayó al 5% y se registró una creación de 271.000 nuevos empleos después de dos meses débiles. Además, los salarios por hora han crecido un 2,5% en comparación con octubre del año pasado, lo que supone el mayor incremento salarial desde julio de 2009. La tasa de crecimiento mensual, en términos anualizados, tanto de la renta real disponible como del consumo privado real lleva 12 meses por encima del 3%, lo que está favoreciendo la demanda doméstica. Las ventas de vehículos ligeros han registrado un crecimiento anual del 10% en los últimos dos meses, lo que apunta a un sólido sentimiento de los consumidores.

Hasta la fecha, la principal preocupación había sido que la débil demanda exterior (sobre todo de las economías emergentes) combinada con un dólar más fuerte podría provocar que el crecimiento del sector manufacturero se detuviese. De hecho, la tasa anual de producción manufacturera cayó desde un 4,7% en enero a solo el 1,6% en septiembre. Sin embargo, el índice PMI de octubre consiguió situarse por encima del umbral crítico de 50, en medio de un entorno de recuperación de la producción. Las exportaciones reales crecieron hasta alcanzar el 4% anual en septiembre, lo que contrasta con los débiles datos registrados entre mayo y agosto, cuando las exportaciones solo crecieron del 0,9 al 2,3%.

Por todo esto, seguimos pensando que la Fed subirá tipos en diciembre y que luego continuará con sucesivas subidas de forma moderada a lo largo de 2016, a pesar de que algunos indicadores del mercado laboral diferentes a la tasa de desempleo reflejen señales puntuales de debilidad. Por ejemplo, la tasa de población activa comprendida en el núcleo entre 25 y 54 años sigue dos puntos por debajo de los niveles pre-crisis.

 

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos