Tags: Latam |

La FED mueve montañas. Welcome QE3


Debemos recordar que a partir de septiembre de 2011, La FED comenzó con una serie de compras de bonos del tesoro americano de largo plazo, pero que son esterilizadas con la venta de bonos de corto plazo, por lo que no hay un incremento en la hoja de balance del FED. Bajo este programa (Operación Twist), se compran 45 mil millones de dólares mensuales de estos bonos, los cuales, aunados al reciente anuncio del QE3, suman una cantidad mensual de compras de bonos por el equivalente a 85 mil millones de dólares. Todo esto con la finalidad de mantener las tasas bajas, sobre todo la hipotecaria, y que a través de esa inyección de liquidez, se pueda dinamizar la economía.

Bernanke ha dejado claro que el QE3 no es la panacea de la situación económica de EE.UU y que, en su decisión, pesaron mucho los malos datos de la situación de empleo recientemente publicados. Asimismo, Bernanke advirtió al Congreso de que en sus manos está resolver el problema del abismo fiscal que se presentaría a partir de enero de 2013, y que en ese caso, la FED no cuenta con las herramientas necesarias para un problema de esa magnitud. Por otra parte, Bernanke anunció que haría lo necesario para mantener las tasas bajas hasta el año 2015.

Ante el anuncio de la inyección de esa liquidez, era claro que el mercado reaccionaría positivamente, como lo podemos observar en el siguiente gráfico.

En mi opinión, los QE se han venido convirtiendo en una especie de droga para el mercado accionario. El siguiente gráfico es bastante revelador en ese sentido. En el mismo mostramos el comportamiento del Índice S&P 500 desde el 2008 hasta el 13 de septiembre de 2012, momento cuando se anuncia el QE3. Podemos observar que los momentos en los cuales se iniciaron las anteriores inyecciones de liquidez (QE1, QE2, y la Operación Twist) eran momentos en donde el S&P venía cayendo fuertemente. Asimismo, observamos cómo las acciones se vuelven a levantar gracias a esa inyección de liquidez, como si fuese una droga. En esta oportunidad, lo que llama la atención del anuncio del QE3, es que lo hacen en un momento en el cual las acciones se encuentran en su pico más alto en el año, con lo cual, Bernanke básicamente se anticipa a una ralentización global de la economía. Si bien es cierto que está actuando de manera proactiva, no es menos cierto que está posponiendo una corrección inyectando permanentemente liquidez. En un par de meses actualizaremos este gráfico para así poder obtener una conclusión del efecto del recién llegado QE, pero en principio el mercado de acciones debería mantener su ritmo alcista.

 

En cuanto a la renta fija se refiere, quería destacar que ante estas expectativas de bajas tasas de interés hasta el 2015, se hace necesario buscar opciones en mercados emergentes, que si bien es cierto también han sido sujetos de la búsqueda de calidad y sus rendimientos han bajado, al menos sus bonos promedios a 10 años están rindiendo 3,70% vs. 2,42% de sus pares norteamericanos. Definitivamente, habrá que ser muy ingenioso en los próximos 3 años para obtener rendimientos reales positivos para nuestros portafolios.

 

Lo más leído

Próximos eventos